Inicio El Pais Senado aprobó la Emergencia Alimentaria

Senado aprobó la Emergencia Alimentaria

LA LEY CONTEMPLA UN AUMENTO DE LAS PARTIDAS DEL 50 POR CIENTO

El acuerdo alcanzado por todos los bloques replicó lo ocurrido la semana pasada en la Cámara de Diputados a partir del impulso y la movilización de los organizaciones de base.
El proyecto reunió 61 votos, el total de los presentes, en una sesión que no contó con la participación del senador y candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio Miguel Ángel Pichetto, quien priorizó la campaña.
La intención de realizar una sesión breve con pocos oradores reflejaba el acuerdo de todos los bloques para prorrogar la Emergencia Alimentaria, pero también la intención de no llevar la campaña electoral al recinto. Sin embargo, los presidentes de bloque del peronismo y el macrismo se cruzaron por las responsabilidades políticas de una problemática que no encuentra solución tras el paso de los años.
«Esta ley nos interpela a todos los que tenemos responsabilidades institucionales. Estamos frente a una circunstancia trágica si en un país, que provee de alimentos a 400 millones de personas en el mundo, no resolvemos cómo alimentar a 15 o 20 millones de argentinos», apuntó el titular del bloque Justicialista, Carlos Caserio, quien le recordó al gobierno de Cambiemos que «erró en cómo administrar el Estado y en cómo aplicar la política económica, porque el hambre no es una catástrofe natural».
«La única solución es que la Argentina crezca, que se recupere el trabajo y la producción regional y que se termine la fiesta financiera», sentenció el senador por Córdoba, confiado en la victoria del Frente de Todos en octubre próximo.
En un tono similar, el titular del bloque de Unidad Ciudadana, Marcelo Fuentes, fustigó la política económica de Cambiemos y enumeró las promesas del macrismo respecto de la protección de la asistencia social en medio de los planes de ajuste.
«No poder darle de comer a los chicos cuestiona las bases no de un gobierno si no de una sociedad», destacó Fuentes y aseguró que «si el país todavía no arde es porque el pueblo tiene la esperanza de votar en octubre».
El cierre de la sesión estuvo a cargo del titular del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff, quien destacó que el oficialismo aceptó el desafío para «dar el debate sobre la pobreza», subrayó que la Emergencia Alimentaria está vigente desde hace 18 años y justificó el endeudamiento acumulado en la gestión macrista por el aumento de las partidas destinadas a los planes sociales, «para no tirar a todos por la ventana».

Chubut.
El comienzo de la sesión especial convocada por el oficialismo estuvo marcada por la tragedia que enluta a Chubut. Los senadores provinciales Juan Mario Pais y Nancy González pidieron un minuto de silencio por las dos docentes fallecidas mientras volvían de una protesta en Rawson. «Quiero pedir un minuto de silencio para brindar el respeto a los docentes que estaban reclamando su legítimo derecho», subrayó Pais.
González, por su parte, apuntó contra el Ejecutivo nacional «por la situación caótica en materia social y económica» en Chubut. «Esta situación se podría haber evitado si el Gobierno nacional no hubiera mirado para el costado», advirtió la senadora, quien denunció que la administración de Mauricio Macri «dejó a la deriva» a la provincia con las «malas poíticas implementadas».
«Nos quitaron los reembolsos por fondos patagónicos, nos sacaron el fondo sojero, nos sacaron el IVA, firmaron el famosos pacto social porque iban a beneficiar a las provincias y nada de eso pasó en mi provincia», agregó.

Marcha al Congreso.
En tanto, miles de militantes de diferentes organizaciones sociales se manifestaron frente al Congreso en la previa del debate en el Senado sobre la nueva Ley.
La protesta comenzó cerca de las 11.00, liderada por un sector de Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Frente Popular Darío Santillán, entre otras agrupaciones.
Los movimientos se concentraron nuevamente frente a la fachada del Congreso para respaldar la iniciativa de la oposición, aunque se retiraron varias horas antes de que la votación.
En efecto, la manifestación comenzó a retirarse del Congreso entre las 13.00 y las 14.00, mientras que los senadores aprobaron recién a las 18.00 el proyecto remitido la semana pasada por la Cámara de Diputados.
Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie, se mostró «satisfecho del consenso que se construyó en torno a la ley», que fue impulsada por su agrupación.
«Nosotros, previo a este debate, tuvimos una reunión con los diferentes bloques en Diputados y logramos que se acuerde un único proyecto», agregó el dirigente social.
En este sentido, destacó «el esfuerzo» que hicieron las organizaciones sociales y deseó que «este Gobierno no pierda un día» en implementar la ley de Emergencia Alimentaria, si finalmente es sancionada.
«Me parece que esta es la forma que tiene hoy la política argentina, articularse con los movimientos sociales para avanzar. Nosotros tenemos una agenda muy clara, vinculada a la economía popular, que esperamos que el próximo Gobierno apoye», señaló.
Poco antes de que comenzara la sesión en el Senado, una parte de los manifestantes comenzaron a desconcentrarse, mientras otro grupo permanecía en el lugar a la espera de la votación. (Pagina12.com / NA)

Pymes piden medidas por la crisis
La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) pidió ayer al Gobierno y a la dirigencia política declarar la «emergencia pyme» para afrontar la crisis que atraviesa el sector y provocó el cierre de miles de empresas.
El pedido fue formulado en el marco de una reunión del Consejo Directivo de la entidad empresarial y reclamó el «compromiso de todos los sectores políticos para los próximos meses para la asistencia financiera y el mantenimiento y creación de empleo».
«La supervivencia de las pequeñas y medianas empresas depende de las medidas que se tomen en el plano tributario, financiero, energético, laboral y de consumo interno», sostuvieron los directivos de CAME.
La entidad solicitó líneas de crédito productivas con tasas del 21%; Repro Pyme Express para empresas en crisis para sostener el empleo y el Mínimo no imponible sobre contribuciones patronales.
También reclamó la suspensión del impuesto al cheque, la eximición del cobro de IVA e Ingresos Brutos en las boletas de luz, agua y gas, y la postergación del pago de anticipos de Ganancias.
«En la Argentina, las micro, pequeñas y medianas empresas son grandes protagonistas de la actividad económica ya que representan el 44% del PBI nacional», sostuvo la CAME.
La entidad está integrada por 1.491 cámaras y federaciones, que representan a los sectores de comercio, economías regionales, turismo, industria y construcción.
En los últimos doce meses cerraron 1.734 empresas manufactureras dejando a miles de trabajadores en la calle, según estimaciones privadas.
En los últimos días, Industriales Pymes Argentinos (IPA) también pidió la convocatoria a sesiones extraordinarias en el Congreso nacional para aprobar un paquete de medidas que ayuden a las pymes industriales a atravesar la fuerte crisis por la que atraviesa la producción y el trabajo.
(NA)

Intentan evitar un nuevo acampe
El Ministerio de Desarrollo Social convocó para el jueves a los movimientos sociales que acamparon la semana pasada sobre la 9 de Julio para mantener una reunión, en la que se reabrirá una negociación tendiente a que no se avance con un nuevo acampe de 72 horas en la principal avenida de la Ciudad.
Las organizaciones sociales que mantienen una postura más dura hacia el Gobierno, entre ellas el Polo Obrero y un sector de Barrios de Pie, realizarán el próximo martes una jornada de cortes de ruta en todo el país y en los accesos en la Ciudad de Buenos Aires, además de una marcha a Plaza de Mayo
En ese marco, avisaron que si los días posteriores no hay respuesta de la Casa Rosada concretarán un nuevo, ésta vez de 72 horas frente al edificio de Desarrollo.
Por eso, la cartera que dirige Carolina Stanley decidió activar una convocatoria para tratar de que ese nuevo acampe, aún más extenso que el de 48 horas de la semana pasada, no llegue a materializarse.
Sucede que el Gobierno busca que la crispación social no se extienda durante la campaña electoral, que ya comenzó de cara a los comicios del 27 del mes próximo, por lo cual tratará de desactivar las protestas de este sector más «intransigente» en comparación con el más dialoguista trío de organizaciones «Cayetanas» que integran la CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa.
De esta forma, con la Emergencia Alimentaria ya convertida en ley el miércoles, el viceministro de Desarrollo Social, Carlos Pedrini, encabezará el jueves la nueva reunión a la espera de comenzar a acercar posiciones y que el conflicto en las calle no siga escalando.
De hecho, hasta el candidato presidencial opositor Alberto Fernández pidió al Polo Obrero y el resto de las organizaciones que «eviten seguir en las calles», aunque recibió duras negativas de los dirigentes Eduardo Belliboni y Oscar Kuperman quienes, a diferencia de los «Cayetanos», no están alineados con el Frente de Todos.
«No hay cambio de postura nuestro. Siempre estamos para dialogar y hay reuniones casi todas las semanas», indicaron fuentes de Desarrollo, quienes así negaron que esta convocatoria de urgencia haya obedecido a un cambio de postura del Gobierno frente a los acampes y su relación con los movimientos sociales.
De hecho, trascendió que en la reunión el viceministro no hará un nuevo ofrecimiento al que se viene realizando, que es el de dar una mayor cuota de alimentos en los comedores escolares.
El Polo Obrero reclama que se abran nuevos planes de asistencia social para los nuevos desocupados y aumentos de los haberes de los programas que ya se vienen otorgando. (NA)