Será “una medida contundente”

AFIP ADHIERE AL PARO DEL LUNES Y ESTARÁ CERRADO EL VIERNES

Frente paro general que la CGT llamó para mañana, Juan Carlos Schmid aseguró que será ” el más importante de los últimos años”, en tanto Daer afirmó que “va a ser la expresión de un sector inmensamente mayoritario”.
La CGT auguró ayer que el paro general de mañana será “una medida contundente” y consideró que el Gobierno tiene que “cambiar forzosamente”, mientras le reclamó que “además de escuchar la voz de los mercados, también escuchen la de los trabajadores y los movimientos populares”.
“El paro del lunes va a ser una medida muy contundente. Va a ser el más importante de los últimos años”, sostuvo Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato que conduce la central obrera.
El líder de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) subrayó que “este llamado de atención tiene que abrir un panorama sobre cuáles son las verdades intenciones de que el Gobierno tenga un diálogo con voluntad de cambio, que no solamente sea escuchar la descripción de los problemas que hay, sino la instrumentación de las correcciones que quiere la CGT”.
“Además de escuchar la voz de los mercados, que también escuchen la voz social, de la CGT y los movimientos populares”, agregó el titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento.
Consultado sobre el tiempo que llevó la definición de la medida de fuerza, Schmid indicó que “un paro se construye, no es que se aprieta un botón y aparece un paro. Hubo una secuencia de hechos que fueron madurando el paro”, al tiempo que recordó “la dispersión que hay en el movimiento sindical”.

Daer.
En el mismo sentido se expresó su compañero de la cúpula de la CGT Héctor Daer, quien remarcó que la medida de fuerza “va a ser la expresión de un sector inmensamente mayoritario de la sociedad”. “El descontento que generan las políticas del Gobierno no dejan alternativas en ningún sector social. Va a ser una medida contundente”, sostuvo el líder de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA).
A la vez, el ex diputado nacional advirtió que “si se pone como único objetivo de vida el ajuste fiscal, es un error gravísimo”, ya que indicó que el país sigue “en un ciclo descendiente, en vísperas de una recesión importante”.
“Le pedimos al Gobierno que reflexione sobre su camino. Tiene que cambiar forzosamente”, añadió Daer.
Asimismo, el referente sindical se refirió al panorama que se abrirá tras la medida de fuerza del próximo lunes: “¿Cómo sigue? La mayor responsabilidad es de los que gobiernan”, advirtió. “Es verdad que un paro en sí mismo no resuelve las crisis, pero es necesario generar una expresión que tenga correlato en la inmensa mayoría de la sociedad para que el Gobierno reflexione, porque no se trata de que cierre la contabilidad de un país: no hay economía sustentable si no cierra socialmente”.
Finalmente, el secretario general de la CGT afirmó que el Gobierno de Cambiemos “tiene un fracaso muy grande”. “De la expectativa que generó hace dos años con un discurso cuasi progresista a los días de hoy para aquellos que lo votaron es una desilusión absoluta”, concluyó.

AFIP
Por su parte, la AFIP además de adherir al paro general de mañana, la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (Aefip) realizará una huelga de 24 horas el próximo viernes ante la falta de avances en la actualización paritaria del sector. “Luego de una reunión con el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, para abordar la paritaria salarial para el corriente año, el funcionario no propuso un incremento salarial en forma concreta”, sostuvo el secretario general del sindicato, Guillermo Imbrogno.
A través de un comunicado, el gremialista justificó la medida de fuerza en que “a la pérdida de poder adquisitivo por el aumento sostenido de los precios de bienes y servicios se debe sumar la reiteración de la intención de disminuir la alícuota de nuestra Cuenta de Jerarquización que genera una merma de más del 24 por ciento de la misma”.
Ante ese panorama, la Aefip dio por finalizado el ámbito de conciliación: “Hemos sido pacientes y hemos estado dispuestos al diálogo con la nueva cúpula de la AFIP, pero la única respuesta y el único plan esgrimido por Cuccioli ha sido el ajuste”, planteó Imbrogno.
Y concluyó: “Los trabajadores de AFIP ya hemos demostrado que realizamos un gran esfuerzo superando las metas de recaudación, a pesar que todos los meses, compañeros con más de 30 años de experiencia en nuestra casa se jubilan. No pueden hablarnos de esfuerzo quienes llevan tan solo dos meses en la AFIP, e incluso denigran los sistemas informáticos que luego licitan a consultoras privadas”. (NA)