Inicio El Pais Sesión mixta para el Presupuesto

Sesión mixta para el Presupuesto

NO TRASLADARAN EL RECINTO PERO DEBERAN ADAPTARLO

La Cámara de Diputados realizará esta semana su primera sesión mixta con mayoría de legisladores presentes para lo cual deberá adaptar el recinto y su entorno de acuerdo a las normas sanitarias. Esta novedad descarta la posibilidad que algunos postulaban de trasladar el escenario a otro lugar.

BUENOS AIRES
El debate del Presupuesto 2021 que se desarrollará durante una sesión especial prevista para el miércoles a partir del mediodía, será el primer tema que, por pedido de Juntos por el Cambio, será tratado con un importante número de diputados presentes en el Congreso. De acuerdo al protocolo de sesiones elaborado el 8 de septiembre y renovado el martes pasado se mantiene el sistema mixto de sesiones (con registro por VPN) pero cuando un bloque lo solicite deberán ser convocados los diputados al recinto, o a otro ámbito de mayores dimensiones para permitir «presencialidad».
Hace un mes y medio, cuando Juntos por el Cambio logró introducir esta cláusula en el acuerdo sobre la metodología para sesionar, se calculaba que el escenario sanitario sería distinto. «La situación sigue complicada en algunas provincias y todavía no está muy claro qué vuelos podrán efectivamente operar y cuáles no. Vamos a esperar hasta el lunes para cerrar la lista de los diputados que estarán el miércoles en Buenos Aires», admitió un referente de Juntos por el Cambio.
Más allá de buscar un equilibrio con el ala dura del interbloque que pretende un recinto con más de 200 diputados presentes, desde la cúpula de la principal bancada opositora insisten con la moderación. «No es el mejor momento para hacer una sesión con esa cantidad de diputados, sumados los empleados de la cámara, tenemos que ser prudentes y responsables», señalan.

Hasta 120.
Juntos por el Cambio se comprometió a reunir entre 90 y 95 diputados (de los 116 que componen su interbloque) mientras el oficialismo y las demás bancadas ocuparán las 25ó 30 bancas restantes para llegar al total de 120. Desde el Frente de Todos anticiparon que sus diputados no vendrían masivamente a Buenos Aires, en primer lugar aquellos en situación de riesgo y notificando la ausencia «por nota fundada» quienes no quieran exponerse.
En cuanto al resto de los bloques, se espera la presencia de los dos diputados de la Izquierda, Nicolás del Caño y Romina del Plá; del jefe del interbloque Unidad para el Desarrollo, José Ramón, y del presidente de Consenso Federal, Alejandro «Topo» Rodríguez.
El jueves, la Presidencia de la Cámara comenzó a acondicionar el recinto para poder funcionar respetando el distanciamiento obligatorio y cumpliendo las medidas sanitarias. Además de habilitar algunas bancas, varios diputados trabajarán desde los palcos ubicados en la primera y segunda bandejas, descartando así la posibilidad de utilizar salones contiguos para que haya más «casilleros».
Si bien el miércoles será la primera sesión «oficial» con más de 100 diputados en el recinto, ya existe un antecedente: aquella polémica reunión del 1º de septiembre cuando unos 90 legisladores de Juntos por el Cambio ingresaron al recinto argumentando que no estaba vigente el protocolo de sesiones remotas. El acuerdo de vía remota lo habían rubricado el Frente de Todos y los restantes bloques, pero Juntos por el Cambio no había acompañado y decidió impugnar la reunión.
La Justicia de primera instancia falló sobre el tema y dijo que cada cámara legislativa debe resolver la forma en que trabaja. Los macristas apelaron y debe definir el tribunal de alzada.