Inicio El Pais "Sigamos construyendo memoria"

«Sigamos construyendo memoria»

UN DIA DE LA MEMORIA CON PAÑUELOS EN LAS VENTANAS DE TODO EL PAIS

Las Madres, las Abuelas, dejaron sin su presencia las Plazas de la Argentina y tuvieron que suspender los actos del 24 de marzo. Con amplia presencia en las redes y pañuelos en las ventanas los argentinos homenajearon a las víctimas del horror desde sus casas.
En el 44º aniversario del golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1976 y con una gran campaña por las redes sociales y pañuelos blancos en las ventanas y balcones del país, los organismos de derechos humanos conmemoraron el Día de la Memoria que no repetirá la tradicional movilización a causa del aislamiento social, preventivo y obligatorio que decretó el gobierno nacional para minimizar el contagio de coronavirus.
Dirigentes políticos y sociales se volcaron a las redes para acompañar esta convocatoria. Los gobernadores de La Pampa, Sergio Ziliotto; Córdoba, Juan Schiaretti; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Chaco, Jorge Capitanich; Tierra del Fuego, Gustavo Melella; y Corrientes, Gustavo Valdés, publicaron mensajes conmemorativos en sus cuentas de Twitter.
En la ciudad de La Plata también se realizó un pañuelazo, con banderas colgadas en los balcones y ventanas de casas y departamentos, de acuerdo a la convocatoria de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) que además publicó una serie de propuestas multimedia para analizar y entender el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.
La plataforma presenta textos, estadísticas, videos, infografías, fotos y otros documentos de archivo.
Lo mismo sucedió en Mar del Plata, en sintonía con el resto del país. La comisión de la Memoria marplatense realizó un video protagonizado por sobrevivientes del terrorismo de Estado, que fue difundido en redes sociales, según relató a Télam Roxana Casataro, integrante del colectivo faro de la Memoria de Mar del Plata.
Desde Bahía Blanca, Alejandra Santucho, integrante de la agrupación Hijos, expresó que «uno quisiera hacer como todos los años, en una fecha de evocación, lucha, abrazo y memoria y sacar los rostros de las compañeras y compañeros a la calle».
Sin embargo, por el aislamiento, optaron por difundir videos recordando los actos del 24 de marzo en el predio donde funcionó el centro clandestino de detención conocido como «La Escuelita», así como fotografías al frente de las viviendas, balcones y ventanas.

Cristina.
La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner convocó a colocar pañuelos blancos en las puertas, balcones y ventanas para «seguir construyendo memoria, verdad y justicia», en un nuevo aniversario del golpe de Estado cívico-militar de 1976, al que consideró «distinto» porque «por primera vez los argentinos no marcharan», ya que «nos debemos quedar en casa para cuidarnos» del coronavirus.
«Sigamos construyendo memoria, verdad y justicia», escribió Cristina Kirchner en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter con el hashtag #PañuelosConMemoria.
De esta manera, la Vicepresidenta se sumó a la convocatoria de las organizaciones de derechos humanos de realizar un ‘pañuelazo virtual’ a través de las redes sociales y colgando pañuelos en balcones y ventanas.
La ex mandataria publicó un video con distintas imágenes de marchas realizadas por organismos de derechos humanos, en el que afirma: «Hoy se conmemora en Argentina el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. 44 años han trascurrido del último golpe cívico militar. Aquel golpe que mediante un régimen de terror, instauró en nuestro país el primer ciclo neoliberal».
«A lo largo de los años, la sociedad argentina supo convertir esta jornada en celebración de la vida y de la esperanza. Quizás por la irrupción de una generación de jóvenes que tomaron la posta y el legado de aquellas mujeres con pañuelos blancos en la cabeza buscaron a hijos e hijas y aún hoy siguen buscando nietos y nietas», agregó.
En ese sentido, Fernández de Kirchner señaló que «este aniversario será distinto porque por primera vez los argentinos no marcharán por las calles de la patria para acompañar a las Madres, a las Abuelas y a los hijos».
«Por primera vez esa larga bandera con los rostros de los desaparecidos y desaparecidas no será empuñada por miles de manos porque este año tenemos que quedarnos en casa para cuidarnos y cuidar a los demás», indicó. (Télam)