Siguen las protestas contra despidos

MOVILIZACIONES EN LOS MINISTERIOS DE EDUCACION, ECONOMIA, JUSTICIA Y CANCILLERIA

Los trabajadores de los ministerios de Economía, Educación, Justicia y Trabajo nucleados en ATE mantenían ayer protestas en cada uno de los organismos en rechazo a los despidos de trabajadores, en el marco de un plan de lucha que afectaba además la atención al público en distintas reparticiones públicas porteñas.
Situaciones similares registraban ayer en la Cancillería, Ministerios de Justicia y Educación, Lotería Nacional, la Dirección de Migraciones y en la sede de Tecnópolis, aseguraron a esta agencia distintos voceros gremiales.
Las puertas del ingreso al Ministerio de Economía estaban cerradas ayer, debido a la protesta de los empleados, y solo había ingreso por la calle Balcarce.
En los alrededores de la Casa de Gobierno se registraba una fuerte presencia policial debido a la posibilidad de un incremento de las protestas de estatales en las inmediaciones de la Plaza de Mayo, a la vez que se reforzó la seguridad en torno a algunos despachos oficiales.

Reclamos.
Tal como lo anunció y lo desarrolló el jueves -con un paro y movilización dispuesto por la conducción de ATE seccional Capital Federal-, los trabajadores públicos siguen reclamando que “se terminen con los despidos en el Estado, el fin de la persecución ideológica y la reincorporación de los trabajadores despedidos”, según anunció el titular de ATE-Capital, Daniel Catalano.
En tanto, los trabajadores de ATE del Ministerio de Trabajo de la Nación, desarrollaban ayer una batucada de protesta con un corte de tránsito sobre la avenida Leandro N. Alem al 600, mano a Plaza de Mayo.
Al igual que en el Palacio de Economía, los empleados de la cartera laboral rechazan los despidos de trabajadores que ya superan los 300, según precisaron fuentes gremiales.

Lotería nacional.
Por otra parte, en la sede de la Lotería nacional, donde también se registraron más de 25 despidos, personal de la Policía Federal reforzaba su presencia en el organismo.
En el Ministerio de Justicia, ubicado en Sarmiento al 300 de la Ciudad de Buenos Aires, se mantenía una “vigilia de trabajadores contra los despidos”, según informaron a Télam voceros de prensa de ATE.

Educación.
En tanto, en el Ministerio de Educación, -en el Palacio Pizzurno- la situación era muy tensa ayer debido a una fuerte presencia policial y “porque además cerraron los ingresos a los trabajadores y al público y dejaron disponible un solo un ingreso en el lugar”.

Migraciones.
Además, desde la Dirección General de Migraciones, voceros gremiales explicaron a Télam que se aprestaban a realizar una asamblea y que “la situación la situación se hace muy delicada en el interior del país, ya que se registraron 140 despidos” de empleados públicos.
“En Migraciones tenemos al día de hoy 140 despidos en gran parte de los pasos fronterizos de Iguazú, Posadas, Santo Tomé, Clorinda, Salvador Maza, Aguas Blancas, Neuquén y Bariloche”, afirmaron los voceros sindicales.

Tecnópolis.
Por otra parte en Tecnópolis -donde ya se enviaron más de 100 telegramas de despidos-, los empleados se mantenían en estado de asamblea permanente. “Acá directamente no envían los telegramas sino que pasa un funcionario por los escritorios y nos avisan que quedamos despedidos”, dijo a Télam Juan Sosa, un empleado del sector.
Finalmente, trabajadores de la Cancillería realizaban ayer una asamblea general para determinar los pasos a seguir ante los “más de 100 despidos” concretados en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

UIA.
El secretario de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Sacco, afirmó ayer que “la tendencia en este primer semestre es muy dura” para el sector productivo y advirtió que “si no hay medidas rápidas, las pérdidas de puestos de trabajo en el sector industrial pueden llegar a 200 mil”.
Sacco remarcó a radio 10 que “más allá del impacto de los aumentos en general, que van a afectar al bolsillo de los trabajadores, las empresas están entando en situación de crisis por el impacto de los incrementos y por la caída en la producción”.
Además, puntualizó que “no son dos o tres, sino que hay siete mil pymes en una situación que requiere que se revisen los ajustes tarifarios dispuestos”.
“No es que no quieren pagar, no pueden hacerlo, porque no es posible trasladarlo a precios ya que no hay mercado”, puntualizó el dirigente industrial. (Télam)