Inicio El Pais Sin barbijo

Sin barbijo

El ex presidente Mauricio Macri se reunió ayer en Paraguay con el mandatario de ese país, Mario Abdo, y con el antecesor en ese cargo, Horacio Cartes, tras un viaje en avión privado, cuestionado por sectores de la oposición paraguaya, en el marco de las restricciones por la pandemia de coronavirus.
Sectores de la oposición a Abdo en Paraguay pedirán explicaciones al Congreso sobre la «necesidad» de haber realizado esa actividad en tiempos de pandemia de Covid-19.
En el vecino país, Macri almorzó con Cartes, con quien mantiene una amistad de larga data, y luego tuvo una reunión con Abdo en la residencia Mburuvicha Róga.
Desde el entorno del ex mandatario informaron que en ambos encuentros se analizó la «importancia de fortalecer la integración regional» y de «consolidar el Mercosur y su relación con la Unión Europea».
Macri, quien anoche ya se encontraba de regreso, remarcó además la «necesidad de fortalecer acuerdos políticos entre las naciones para poder afrontar estas épocas de tanta urgencia y tanto miedo», en referencia a la pandemia, por lo que abogó por «integrarse más para poder salir adelante de estos problemas».
El senador paraguayo Jorge Querey, del progresista Frente Guasú, calificó el viaje como «sorpresivo» y señaló que su espacio pedirá explicaciones al Congreso sobre la «necesidad» esa actividad ante las restricciones sanitarias.
Incluso, voceros de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) rechazaron la posibilidad de que hubiera un «tema de agenda futbolística» en las motivaciones del viaje.
Macri llegó por la mañana al Aeropuerto de San Fernando, donde, luego de cumplir con los protocolos de rigor, tomó un vuelo privado hasta Asunción.
La directora de Migraciones de Paraguay, Ángeles Arriola, aclaró que su país se encuentra en Fase 3 de la cuarentena, a punto de ingresar en Fase 4, y que hay «un decreto presidencial que restringe pero no prohíbe el ingreso de extranjeros».

Contrabando.
Más allá de la polémica por el cruce de fronteras, lo curioso es que el avión privado que llevó a Mauricio Macri al país vecino pertenece a Tabacalera del Este (Tabesa), la empresa del ex presidente paraguayo que ha sido denunciada en reiteradas oportunidades por tráfico ilegal de cigarrillos.
La firma paraguaya produce muchos más cigarrillos de lo que consume el país y gran parte del excedente se destinaría al contrabando en Brasil y Argentina. (Télam)