Inicio El Pais Síndrome urémico hemolítico: cómo prevenirlo

Síndrome urémico hemolítico: cómo prevenirlo

El síndrome urémico hemolítico es una enfermedad que está presente en grandes y chicos. Por eso, es importante conocer cuáles son sus canales de transmisión y qué acciones adoptar para prevenirlo.

En este sentido, desde SENASA recuerda que el síndrome urémico hemolítico (SUH) es una enfermedad grave causada por algunas cepas de la bacteria Escherichia coli productoras de una toxina que afecta la sangre y el sistema renal de las personas. Su reservorio se encuentra en el intestino de los rumiantes bovinos, ovinos y otros animales de granja y se transmite fundamentalmente mediante el consumo de agua o alimentos contaminados con esta bacteria.

Los niños son parte del sector de la población más propenso a contraer dicha enfermedad porque carecen de los niveles de defensa suficientemente desarrollados a nivel intestinal, lo que puede provocarles desde diarreas graves sanguinolentas hasta insuficiencia renal y dejarles secuelas graves para toda la vida. Sin embargo, otros sectores como niños más grandes y adultos también pueden contraerla.

Si bien no hay tratamiento específico para tratar la enfermedad, esta se puede autolimitar a través del sostén de los síntomas más graves, mediante transfusiones de sangre o diálisis.

Es por esto que la prevención adquiere un papel determinante ¿Cómo prevenirla, entonces? básicamente incorporando ciertos hábitos cotidianos:

• cocinar muy bien las carnes (especialmente la carne vacuna hasta que pierda el color rosado);
• no usar la misma tabla y cuchillo para cortar la carne cruda y las verduras que no se cocinarán (así se evitará la “contaminación cruzada”);
• lavarse las manos antes y después de tocar animales, manipular alimentos e ir al baño;
• mantener la cadena de frío de los alimentos;
• consumir siempre agua potable y lácteos pasteurizados;
• lavar las verduras con agua (dos gotas de lavandina por litro de agua)y dejarlas reposar al menos 5 minutos;
• cocinar los alimentos a más de 70 grados de temperatura.