Inicio El Pais Solá espera fallo de la Corte

Solá espera fallo de la Corte

PEDIDO DE INCONSTITUCIONALIDAD CONTRA DECRETO PRESIDENCIAL

Felipe Solá, precandidato a presidente, reiteró que espera un fallo de la Corte Suprema contra el gobierno, en el marco de la causa que analiza la constitucionalidad del decreto que permitió a familiares de funcionarios blanquear capitales. Uno de los implicados es el hermano del presidente, Gianfranco Macri, que blanqueó más de $622 millones ante la AFIP, tras la amnistía fiscal promovida por el gobierno en 2016. «La Corte debe decidir si tiene razón la Constitución o el poder de turno», manifestó el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires.
Solá se presentó ante el Grupo de Acción Financiera (GAFI) para pedir que evalúe las políticas locales contra lavado, en una denuncia que en los últimos días además llegó al máximo tribunal de Justicia del país. «Me presenté ante el GAFI para que esclarezca lo que el gobierno oculta. Es fundamental la intervención de este organismo para estudiar la acción de Amparo que presenté en 2016 y que actualmente se encuentra radicada en la Corte», aseguró.

Decreto.
El precandidato adelantó que llegarán novedades sobre la causa «en una o dos semanas». «Esta actitud de blanquear por decreto es signo de que el gobierno de Macri se cree por encima de la Ley», resaltó Solá, que había presentado un amparo para declarar inconstitucional el decreto firmado por el Ejecutivo, al considerar que vulneraba el espíritu de la ley votada en el Congreso.
El decreto 1206/2016 al que hace referencia fue publicado en el Boletín Oficial luego de que el Congreso sancionara la Ley de Blanqueo de Capitales (27.260) con un artículo que prohíbe expresamente que padres, cónyuges e hijos menores emancipados de funcionarios puedan ser beneficiados por la amnistía sobre bienes no declarados. Anteriormente, se conoció que quienes hicieron uso de ese «beneficio» fueron el hermano de Macri, un primo del Jefe de Gabinete Marcos Peña y Nicolás Caputo, amigo de Macri, entre otros. Gianfranco declaró por entonces $622 millones, cinco veces más que Mauricio.
«Si el Presidente permite la amnistía de un delito para sus familiares pierde toda autoridad moral para cobrar impuestos más en el contexto actual en que los impuestos agobian y la economía se desploma», consideró Solá. (Página12.com)