Inicio El Pais "Somos un tiempo de reencuentro"

«Somos un tiempo de reencuentro»

ALBERTO FERNANDEZ AFIRMO QUE AYUDARA A QUE MACRI TERMINE SU MANDATO

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo este domingo que es necesario que en la Argentina «la grieta se termine» y aseguró que su espacio representa «un tiempo de reencuentro, donde el kirchnerismo es una parte muy importante».
Durante una entrevista con Clarín, el dirigente opositor resaltó que «no se puede vivir en una sociedad de los unos contra los otros, es imposible». En este sentido, el ex jefe de Gabinete señaló que él siempre ha «reivindicado el diálogo» y explicó que busca ser «el candidato de los argentinos».
«El espacio es más que el peronismo. Yo diría que somos el frente del encuentro, del reencuentro, de los que alguna vez estuvimos juntos y alguna vez nos distanciamos y supimos superar la grieta», agregó. Si bien Fernández se calificó como «un dirigente kirchnerista», al recordar que él fundó ese movimiento junto al entonces presidente Néstor Kirchner, también destacó que fue «crítico de otra etapa» del partido.
Por otra parte, el aspirante a la Casa Rosada ratificó que «la gran base de sostén» de sus votos son de su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner, quien «es muy valorada por un número importante de argentinos». Además, insistió en que va «a ayudar» al presidente Mauricio Macri «para que concluya su mandato y para que la economía argentina se estabilice», pero consideró que en su Gobierno se «han cometido muchos errores».
«Quiero convencer a más argentinos. Tengo ganas de que muchos argentinos más me acompañen. Porque estoy decidido a reconstruir el país con todos, sin nadie afuera», remarcó.

Crítica.
A su vez, Fernández reclamó a Mauricio Macri explicarle al FMI por que «incumplió el acuerdo» stand by y envió una señal al sector agropecuario al lamentarse por el intento de instaurar las retenciones móviles en 2008, mientras era jefe de Gabinete.»No se puede pensar un país sin el campo», sostuvo, en un intento conciliador hacia ese sector, el más refractario a las propuestas del Frente de Todos.
El ahora candidato indicó que la transición hasta las elecciones del 27 de octubre próximo debe realizarse «con responsabilidad y seriedad» y enfatizó: «Todos tenemos que ser responsables y serios. Por eso yo le dije al Presidente que entiendo la situación en la que está, pero le pedí que resuelva si va a ser candidato o si va a ser Presidente, porque si va a actuar como candidato nos va a meter en muchos problemas».
Sobre el impacto que tendrá la devaluación sobre la inflación, el candidato presidencial dijo que será «muy alto. El cálculo que habíamos hecho era que con un dólar de $ 57 la inflación iba a estar superando el 50 por ciento a fin de año».
«Bajar la inflación no es una pavada como dice Macri, es un problemón. Si yo termino el mandato y tengo la inflación en un dígito voy a estar muy contento», dijo Fernández.

FMI.
Sostuvo que Macri «tiene que asumir que él ha sido el que incumplió el pacto con el Fondo. El firmó un pacto muy nocivo para la Argentina, que además nunca cumplió». «Yo se lo dije cuando hablamos por teléfono. Porque en verdad, la Argentina no cumplió ni con la meta inflacionaria, ni con la meta de crecimiento, ni con la meta fiscal. Y además se comprometió a devolver el préstamo en condiciones imposibles», señaló.
«Lo que le pido al presidente es que advierta que tiene responsabilidades concretas en este presente y que ayude. Yo estoy dispuesto a ayudarlo, lo voy a ayudar para que concluya su mandato y para que la economía argentina se estabilice», analizó.
Fernández lamentó que «el vínculo que el Gobierno propuso con el Fondo es un vínculo de sometimiento. Y yo propongo un vínculo de respeto. Está claro que somos los deudores, y por lo tanto la parte más débil de esa relación, pero ser deudor no te convierte ni en obsecuente ni en sumiso».

Brasil y Lavagna.
Ante la preocupación de Brasil por las políticas que podría implementar el Frente de Todos en caso de confirmarse su triunfo electoral, el candidato presidencial de ese espacio, Alberto Fernández, salió a llevar tranquilidad al principal socio del Mercosur. «Que no se preocupen porque no pienso cerrar la economía», aseguró en diálogo con La Nación.
Se refería a las advertencias que lanzó durante la semana el gobierno de Brasil, sobre la posibilidad de una ruptura del Mercosur en caso de que el kirchnerismo, de ganar, decidiera cerrar la economía.
«Para mí, el Mercosur es un lugar central. Y Brasil es nuestro principal socio y lo va a seguir siendo», sostuvo Fernández, en un intento de clausurar esa polémica con Jair Bolsonaro.
«Si piensa que yo voy a cerrar la economía y que entonces Brasil se va a ir del Mercosur, que se quede tranquilo, porque no pienso cerrar la economía. Es una discusión tonta», afirmó el candidato del Frente de Todos.
Por otro lado, se refirió sobre la figura de Roberto Lavagna, a quien no le cerró las puertas en un hipotético Gabinete. «No es descabellado, siempre me lamenté de que se haya ido del gobierno de Kirchner. Pero lo que no sé es qué quiere hacer», dijo. (NA)