Inicio El Pais Suscribieron ayer el Consenso Fiscal

Suscribieron ayer el Consenso Fiscal

FERNANDEZ CONVOCO A LOS GOBERNADORES PARA "TRABAJAR UNIDOS"

El presidente Alberto Fernández destacó que el país reclama a los dirigentes «trabajar unidos, más allá de pertenencias partidarias» y consideró que el Consenso Fiscal 2020 firmado ayer entre la Nación y la mayoría de las provincias resulta el «mejor corolario» para ese «trabajo conjunto». «Hay un país que nos reclama trabajar unidos, más allá de nuestras pertenencias partidarias» afirmó el mandatario al encabezar la firma del Consenso Fiscal 2020 con los gobernadores.
Todas las provincias firmaron el acuerdo, excepto San Luis y La Pampa, que brindaron su apoyo pero no rubricaron el documento porque tampoco habían adherido al anterior pacto fiscal, mientras que la ciudad de Buenos Aires continúa enfrentada con el gobierno nacional por la reasignación de fondos coparticipables.
Este acuerdo se refiere a «la responsabilidad que debemos tener para seguir adelante», expresó Fernández desde el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, donde reunió a gobernadores, funcionarios y algunos legisladores. El presidente aclaró que cuando habla de «responsabilidad» no alude al mismo sentido que le dieron «años atrás cuando la responsabilidad significaba ajustar. La responsabilidad de la que hablamos es cómo vamos a crecer y la sensatez que debemos tener para poder crecer», afirmó.
También reconoció que le produce «asombro» escuchar que el gobienro nacional está promoviendo un ajuste para el año que viene: «yo me asombro porque cuando miro nuestro presupuesto, la inversión en obra pública se duplicó. También crece la inversión en salud y también crece la inversión en educación y también crece la inversión en ciencia y tecnología», agregó y aseguró que «eso es crecimiento para toda Argentina».

«¿Qué ajuste?»
Y entonces preguntó: «¿Y dónde está el ajuste? Vayan y miren la barra de intereses de la deuda. El año que viene tendríamos que hacer frente a 12 mil millones de dólares de deuda». Sin embargo, recordó que «esos dólares se quedarán en Argentina para ser distribuidos a las provincias, para que éstas crezcan». En este sentido aseguró que «estamos hablando de cómo encarar el futuro juntos, ya no por el espanto que un virus nos genera sino por la oportunidad que tenemos de construir nuestro propio destino».
Según el mandatario, «si uno observa la actividad de la construcción y los números han cambiado, y mira la actividad automotriz y la industria automotriz ha crecido en noviembre un 20% respecto de noviembre del año pasado. Llevamos tres meses consecutivos con la recaudación creciendo por encima, varios puntos, de la inflación» añadió, antes de afirmar que «existe la oportunidad de cambiar este país» y pidió no dejarla pasar porque «es tiempo de que construyamos la Argentina que nos merecemos».
También agradeció a los gobernadores por el «trabajo mancomunado» en medio de la pandemia y les pidió «no dejar pasar la oportunidad de hacer las cosas bien de una vez y para siempre».
Fernández estuvo acompañado por los ministros Eduardo De Pedro (Interior) y Martín Guzmán (Economía) y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Entre los gobernadores estuvieron Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Valdés (Corrientes), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Ricardo Quintela (La Rioja), Rodolfo Suárez (Mendoza), Oscar Herrera Aguad (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Arabela Carreras (Río Negro), Gustavo Sáenz (Salta), Sergio Uñac (San Juan), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Juan Manzur (Tucumán) y el pampeano Sergio Ziliotto.
También suscribieron el acuerdo los vicegobernadores Manuel Calvo (Córdoba), Eugenio Salvador Quiroga (Santa Cruz) y Alejandra Rodenas (Santa Fe). Durante la mañana había firmado el Consenso Fiscal 2020 Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, quien por razones de agenda no pudo asistir al acto central en el Museo del Bicentenario.
El acuerdo permitirá a las provincias contar con unos 70.000 millones de pesos para reactivar las economías locales, fija límites para la toma de deuda en dólares para promover el endeudamiento responsable y sostenible y suspende las demandas por el lapso de un año contra el Estado Nacional a partir de la entrada en vigencia del pacto. Además, incluye el reconocimiento de que la coparticipación no es el vehículo de recursos para transferir servicios, competencias y funciones de la Nación a los distritos. (Télam)