Tornado provoca daños en Berazategui

Un tornado afectó ayer el distrito bonaerense de Berazategui, donde causó el espectacular vuelco de un auto en el que se desplazaban dos personas que sufrieron heridas y provocó un amplio apagón en el centro porteño, informó el presidente del Ente Nacional de Regulación Eléctrica (Enre), Ricardo Martínez Leone.
El temporal de lluvia y viento, que comenzó a las 13, y duró diez minutos, hizo también que literalmente volara medio techo del Club "CEDI los 15", ubicado en la calle 136 y 18, de Berazategui.
Uno de los epicentros fue en el puente sobre el Arroyo Las Conchitas y avenida Mitre, por donde se desplazaban Miguel Angel Gómez y María Cristina Cobani.
"El viento levantó el auto a dos metros del suelo, lo hizo girar tres veces y cayó dado vuelta", contó el hombre a Télam. "Esperé diez minutos, aparecieron los bomberos, y a mi mujer la cosieron en el ‘Evita Pueblo’ porque se cortó el brazo con el vidrio de la puerta del auto", Gómez.
"Soy de La Pata, venía atrás de un camión y si no teníamos cinturón de seguridad puesto, volábamos" dijo, y deseó "no ver nunca más" una situación semejante.
"Trabajé en el Sur, pero vientos como estos es la primera vez que veo", concluyó.
Con los brazos vendados a causa de heridas producidas por los vidrios del auto, Cobani relató conmocionada que vio "cómo volaban chapas, macetas y plantas".

Energía.
En el mismo lugar en el que Gómez y Cobani esperaban que trasladaran su auto, Leone supervisaba las tareas de reparación de las líneas de energía eléctrica que efectuaban trabajadores de la empresa Edesur.
"Un problema es con la línea de baja tensión, por postes caídos o inclinados, pero por el mismo lugar pasa la línea de alta tensión, y dos ternas (estructura de torres y cables) fueron afectadas por el viento, que es lo que generó el corte de energía eléctrica en Capital y en esta zona del conurbano", dijo el presidente del Enre a Télam.
Leone informó que "una terna lograron arreglarla, pero la otra presenta cables colgando y va a ser revisada por los trabajadores cuando se retire la gente del lugar".

Club CEDI.
Cerca de allí, en el Club CEDI, vecinos barrían ramas y cascotes para normalizar el daño producido en instantes por el paso del fugaz tornado.
La presidenta del CEDI, Alicia Gioia, relató a Télam que en la planta baja de la institución había gente formalizando la inscripción al Plan Proteger, mientras que en el primer piso se encontraba ella reunida con pintores que planeaban remozar la institución para un próximo festejo por cumplir 30 años.
"Sentimos un viento muy fuerte viniendo por la zona de la canchita, que voló la mitad del techo del club y produjo la caída de chapas y ladrillos a las casas vecinas", dijo Gioia. (Télam)