Inicio El Pais Trabajadores cobran nuevo ATP

Trabajadores cobran nuevo ATP

EL ESTADO INVERTIRA $37.000 MILLONES

Más de 1,8 millones de trabajadores del sector privado cobrarán este mes por parte de la Anses hasta el 50% de su salario de mayo, con una inversión total de cerca de $37.000 millones, informó ayer a la tarde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
De este modo, la cantidad de los salarios alcanzados por el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) superará en unos 500 mil a las asistencias brindadas para el pago de los sueldos de abril, que alcanzaron a cerca de 1,3 millones.
La Anses depositará en la cuenta de cada trabajador incluido en el programa un promedio de
$20.556, con un mínimo de $16.875 -correspondientes a un salario mínimo vital y móvil- y un máximo de $33.750, lo que cubrirá hasta el 50% de un salario neto de $ 67.500.
«El objetivo del Programa ATP es sostener los salarios de los trabajadores y asistir a las empresas afectadas por la pandemia. Es un programa inédito en la historia argentina», indicó la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, al destacar que la mayoría de las empresas beneficiadas son pymes.
En total serán 194 mil las empresas beneficiadas este mes por el Programa ATP, que podrán consultar desde el jueves los montos que serán depositados por el Estado en las cuentas bancarias de cada uno de los trabajadores alcanzados por el salario complementario.
Si bien la AFIP procesó los datos de más de 300 mil empresas que se anotaron en al ATP hasta el 26 de mayo -fecha límite la inscripción- se espera que finalmente sean 2 millones los trabajadores que accedan al beneficio.
Esto es así ya que aún falta procesar la información de las instituciones educativas de nivel terciario, prestadores de salud y empresas de logística, entre otros rubros, que fueron incorporados el 18 de mayo al ATP a través de la decisión administrativa 817/2020 publicada en el Boletín Oficial.
Para poder ingresar al programa es necesario acreditar una sustancial reducción en su facturación con posterioridad al 12 de marzo de 2020 y el monto de la ayuda que se considerará como salario neto será equivalente al 83% de la remuneración bruta devengada correspondiente a febrero de 2020, de acuerdo con las declaraciones juradas presentadas por el empleador.
Las empresas que cumplan con el requisito de facturación no podrán: distribuir utilidades por los períodos fiscales cerrados a partir de noviembre de 2019, recomprar sus acciones y/o comprar dólares a través del mercado de bonos o acciones (CCL y/o Dólar MEP) por uno o dos años posteriores a su ejercicio contable actual, dependiendo de si tienen más o menos de 800 empleados a cargo.
Por último, las empresas beneficiarias contarán con la postergación de los vencimiento y una reducción del 95% para las contribuciones patronales destinadas al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

Ayuda.
El Estado garantiza ingresos a casi 21 millones de personas (dos de cada tres personas en edad de trabajar), «una respuesta de una dimensión inédita, que busca mitigar el impacto de una crisis absolutamente excepcional», destacó un trabajo de Capacitación y Estudios sobre Trabajo y Desarrollo (Cetyd) de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam).
Las políticas implementadas a partir de la pandemia (salario complementario, IFE y créditos a tasa cero) garantizan ingresos básicos a casi 11 millones de personas; grupo al que se suman 3,2 millones de trabajadores del sector público; 6,9 millones de jubilados y pensionados; y los 120 mil que perciben el seguro de desempleo, indicó el Cetyd.
En tanto, en mayo los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia fueron 8,3 millones, 54% de las personas en edad de trabajar que no tienen un empleo registrado; y los $10.000 del IFE cubren 72% de los ingresos laborales promedio de un trabajador no registrado. (Télam)