Trabajadores extienden paro

ABRAZO SIMBOLICO EN EL MINISTERIO DE EDUCACION

Trabajadores del Ministerio de Educación afiliados a ATE, con el apoyo de los docentes de UTE-Ctera, realizaron ayer un “abrazo simbólico” a la sede de la cartera que encabeza Esteban Bullrich y, ante la falta de respuestas al reclamo por la reincorporación de despedidos en esa dependencia, extendieron el paro por “tiempo indeterminado”.
Luego de realizar un “abrazo simbólico” al Palacio Pizzurno, en el marco del paro de 24 horas lanzado el lunes para que de marcha atrás con los “400 despidos” en la planta transitoria, se realizó una asamblea en la que los trabajadores definieron prolongar por “tiempo indeterminado” la medida de fuerza, aunque con presencia en los lugares de trabajo.
“Decretamos a través de ATE Capital un paro por tiempo indeterminado. Lo que vamos a hacer a partir de mañana es un paro activo en las oficinas, con acciones puntuales como reuniones informativas con los compañeros en cada uno de los edificios. El objetivo es seguir generando presión a las autoridades para que nos reciban y nos escuchen”, reveló a NA Joan Ramos, de la Junta Interna de ATE-Ministerio de Educación.
Fuentes vinculadas a la conducción ministerial señalaron, en tanto, que los contratos no renovados son 205 y no 400 como viene denunciando ATE.
“Se renovaron 1.200 contratos de planta transitoria, mientras que sobre un total de 205 contratos que vencían el 31 de diciembre se decidió la no renovación de los mismos, ya que incumplían el horario de trabajo. Una gran cantidad de esos contratos cumplían sólo 4 o 5 horas cuando la jornada es de 8 horas”, justificaron fuentes de la cartera educativa.

Represión.
El paro fue resuelto el lunes por la tarde luego de que las autoridades incumplieran por segunda vez en una semana el compromiso de convocar a una mesa de diálogo para revisar no sólo la decisión que afecta a los trabajadores de planta despedidos sino también la situación de los 2.600 tutores virtuales que venían cumpliendo funciones por contrato en el marco del programa “Nuestra Escuela”, que podría sufrir recortes.
El conflicto, que había incluido tomas pacíficas de la sede ubicada en la Avenida Santa Fe al 1.500 el jueves y viernes pasado, se agudizó en la mañana del lunes cuando delegados de ATE Capital fueron reprimidos cuando intentaban atravesar el férreo vallado de la guardia de Infantería que impedía el ingreso al Palacio Sarmiento, donde iba a realizarse la asamblea resolutiva de los trabajadores.
En medio de golpes y empujones, el clima de tensión alcanzó su punto más alto cuando efectivos de la Policía Federal tumbaron al suelo al secretario general de la Junta Interna de ATE en el ministerio, Rodrigo Recalde: el dirigente denunció que los policías lo atacaron con golpes de puño y patadas, al tiempo que le advirtieron que debía “aprender a respetar la autoridad”.
“´Vos quedate tranquilo´, me gritaba. ´Acá van a aprender a respetar la autoridad que somos nosotros´, me dijo después.
Amedrentándonos todo el tiempo. Al agresor lo tenemos grabado y estamos trabajando para identificarlo y hacerle una denuncia”, enfatizó Recalde en una entrevista a un matutino porteño.
Mientras que el conflicto sigue acumulando capítulos sin solución en puerta, Bullrich sigue sin pronunciarse al respecto y continúa sus vacaciones familiares, al igual que el presidente Mauricio Macri. (NA)

Nuevos despidos
El secretario general de la Confederación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu), Carlos De Feo, rechazó ayer 15 despidos producidos en la Universidad Nacional de La Matanza (Unlam) y responsabilizó por la situación al rector de esa casa de altos estudios, Daniel Martínez.
El dirigente aseguró que Martínez cesanteó a delegados y que tiene “una concepción elitista de la educación”, ya que en su momento acudió a la justicia en demanda de “la inconstitucionalidad del ingreso irrestricto a la universidad”, a la vez que se pronunció por “la defensa del derecho a la organización sindical”.
Los docentes se movilizaron frente a esa universidad en rechazo de las cesantías, realizadas por correo electrónico y en “el marco de la planificación de la oferta académica, que no considera la participación de esos quince profesionales para el primer cuatrimestre del año”, según un comunicado de la Universidad Nacional de La Matanza.