Inicio El Pais Tragedia en San Cristóbal

Tragedia en San Cristóbal

FAMILIA MURIO POR INTOXICACION CON MONOXIDO DE CARBONO

Una joven y tres menores de edad, entre ellas una nena de cuatro años, murieron como consecuencia de una intoxicación con monóxido de carbono en un edificio del barrio porteño de San Cristóbal.
El trágico hecho, que se conoció en las últimas horas, se produjo el sábado pasado en un edificio situado en la calle La Rioja al 1.100 y tuvo como víctima a una chica de 27 años, dos adolescentes de 14 y 16, y una niña de cuatro.
En tanto, una segunda, joven de 26 años, logró sobrevivir, aunque tuvo que ser internada en un hospital de la zona.
El hecho fue descubierto en horas de la mañana cuando una joven que se desempeñaba como niñera se presentó en el departamento, después de no recibir respuesta a los mensajes a la dueña de casa.
La joven de 27 años era madre de la niña, en tanto que el resto de las víctimas era una hermana y un primo, ambos adolescentes.
En tanto que también se encontraban en el lugar una prima de 26 años, que padece una discapacidad y es la única sobreviviente, en tanto que la abuela de la niña y madre de dos de las víctimas fatales se había ido a trabajar.

Plomero.
Brenda, tía de la pequeña y hermana de dos de las víctimas, apuntó contra el consorcio del edificio, ya que dijo que contrataron un plomero no matriculado para realizar un arreglo de caños sanitarios.
«Por pagar más barato, mataron a una familia. Mataron a una bebé de cuatro años que ni había vivido. Por eso quiero justicia por mi familia», expresó la joven.
Además, Brenda dijo que su madre está «destrozada» y que antes de irse a trabajar notó que sus hijos y sobrinos estaban despiertos con dolor de cabeza, por lo que les dio ibuprofeno.
La joven señaló que el departamento de dos ambientes en el que residían seis personas era aireado: «Mi mamá decía que tenía frío por el aire que entraba de las rejillas», expresó en ese sentido.
También recordó que «el calefón andaba bien» y que la madre lo había cambiado un año atrás.

Recomendaciones.
Días atrás, el Hospital de Clínicas advirtió sobre el riesgo de intoxicación con monóxido de carbono (CO) por la mala combustión en artefactos que funcionan a gas, carbón, kerosene y leña, por lo que el centro de salud, a través de un comunicado, pidió «tomar las precauciones necesarias puede salvar vidas».
El médico Eduardo Scarlato, jefe de la División Toxicología del Hospital de Clínicas a través de un comunicado, sostuvo que «el monóxido de carbono es altamente venenoso».
«Es un gas imperceptible, no puede olerse, no irrita los ojos ni produce tos», señaló el profesional.
También sostuvo que «se produce por la mala combustión del oxígeno y cuando se lo inhala en grandes cantidades, por acumulación en el ambiente, puede llevar a la pérdida de conocimiento, asfixia e incluso provocar un paro cardiorrespiratorio».
Los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono suelen ser dolor de cabeza, náuseas, vómitos, confusión, visión borrosa, problemas de coordinación en la marcha, palpitaciones y respiración agitada.
Scarlato advirtió que «la persona intoxicada puede presentar una fuerte coloración rosada o calor cuando, en realidad, es producto de la acción del gas en la sangre».
Entre las recomendaciones para evitar accidentes con el venenoso gas se encuentran no utilizar el horno para secar ropa o calentar el ambiente, y no ubicar el calefón en el baño y vigilar la coloración de las llamas encendidas.
(NA)