Inicio El Pais Transición bonaerense

Transición bonaerense

La saliente mandataria bonaerense, María Eugenia Vidal, recibió ayer en su despacho de Casa de Gobierno a su sucesor, Axel Kicillof, quien le pidió que «retrotraiga» el anunciado aumento de tarifas. En el encuentro, que duró más de dos horas, el referente del Frente de Todos también le solicitó a su anfitriona que «cuide la situación» financiera del distrito. «La gobernadora dijo que este aumento (de los servicios públicos) venía pendiente desde agosto, yo le planteé que como están las cosas, los precios y con lo que ganaron las empresas, que lo dé de baja», contó.
Kicillof precisó que otra de las cosas que le pidió a Vidal es que «cuide la plata de la Provincia, porque hay una crisis, y que no queden cuestiones (pendientes) para la próxima administración». Asimismo, el legislador nacional remarcó que en los próximos días la transición continuará con las reuniones de los distintos equipos técnicos.

Transición.
A través de un comunicado, el oficialismo destacó que ambos dirigentes «acordaron que desde el próximo lunes comenzarán a trabajar los equipos técnicos designados por cada uno» para avanzar con la transición. «Fue un encuentro cordial, recorrimos todos los temas de la Provincia y fuimos preparando lo que va a ser, de acá en adelante, los equipos», explicó Kicillof al salir de la reunión.
El economista precisó que Vidal «ha designado a (el vicegobernador Federico) Salvai para que coordinara (el intercambio de datos) entre los diferentes Ministerios». «Lo que le planteé a la gobernadora es que quería conocer el estado de situación de las diferentes áreas, necesitamos conocer cómo está desde la infraestructura escolar hasta la situación social», explicó. Por último, el mandatario electo adelantó que «va a haber una reunión entre lo que va a hacer el equipo de transición económico» del Frente de Todos y las salientes autoridades provinciales para hablar sobre la situación financiera del distrito y la deuda existente.

Intendentes.
Luego del encuentro con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, Kicillof, se reunió en Tigre con cerca de 70 intendentes, con los que planificó los lineamientos de lo que será su gestión. Durante el encuentro, se repasaron los resultados electorales y luego el gobernador electo puso a los intendentes al tanto de su diálogo con Vidal.
«Después de una época donde parecía que estaba sellada la suerte de la Argentina, el peronismo consiguió darle a nuestro pueblo una victoria espectacular en la Provincia de Buenos Aires y en el país», destacó. Kicillof resaltó la construcción del Frente de Todos como expresión electoral para canalizar el «enorme descontento que había en el pueblo».
A la hora de destacar el aspecto más crítico que deberá afrontar su gestión una vez que tome las riendas, Kicillof señaló la «emergencia alimentaria» y los «problemas de hambre». «La emergencia alimentaria no puede esperar. Hay muchísimas familias que no tienen las cuatro comidas diarias, sobre todo menores. Los comedores sociales están abarrotados». (NA)