Inicio El Pais Tucumán: investigan a policía

Tucumán: investigan a policía

UN HOMBRE HABRIA SIDO ASFIXIADO POR EFECTIVOS EN LA CALLE

Un hombre que había sido acusado de un supuesto robo murió asfixiado durante un operativo policial en el centro de la ciudad de San Miguel de Tucumán y la Justicia investiga si fue víctima de un caso de violencia institucional, dado que falleció mientras era retenido contra el asfalto por los efectivos, informaron fuentes judiciales. El hecho que se conoció el viernes ocurrió el miércoles cuando Walter Ceferino Nadal (43) falleció en un hospital de la zona y la fiscal Adriana Giannoni identificó a los seis efectivos de la Policía de Tucumán que participaron del operativo pero no ordenó detenciones.
Según consta en un acta policial, alrededor de las 12 del miércoles último en pleno centro de Tucumán, un hombre comenzó a gritar porque aparentemente era víctima de un robo, por el cual acusaba a Nadal. Una agente de la policía, llamada Jéssica Gomez acudió al lugar y pidió refuerzos. Según la investigación, a la agente Gómez se le sumó en la persecución el oficial Cristian Fernando Gómez y las agentes Diana Suárez y Claudia Vizcarra, quienes se hallaban realizando tareas de prevención en bicicleta. Siempre según la versión policial, cuando los agentes llegaron a la calle Las Heras, se encontraron con otros dos compañeros de la fuerza, Josué Molina y Melanie Mariel Caliva, que ya tenían reducido a Nadal en el piso.
De acuerdo con el acta, mientras se dirigían a la sede policial cercana, el detenido comenzó a decir que se sentía mal y ante la insistencia del hombre llamaron al servicio de emergencia 107, que lo trasladó al hospital Padilla donde minutos después murió de un infarto.

Autopsia.
Fuentes judiciales señalaron que luego de tomar conocimiento del caso, la fiscal Giannoni ordenó que se le realice una autopsia al cuerpo de Nadal, que reveló que la muerte se produjo por asfixia. La fiscal, tras los resultados de la autopsia, ordenó que se analicen las cámaras de seguridad de la zona y que se le tome declaración a los posibles testigos.
Uno de los presuntos testigos, de nombre Ricardo, reveló al diario La Gaceta que el hecho estaría relacionado a un caso de violencia institucional y que el hombre murió mientras era retenido en el piso por uno de los policías. «Caminaba por el lugar y me topé con esa escena. Era todo muy violento. Alcancé a ver que el policía más grandote se le abalanzaba y le ponía la rodilla en la nuca. El tipo, que parecía un hombre más grande, no se podía ni mover. A los gritos pedían a la gente que no se acercaran y que no filmaran con los celulares», comentó.
«Eran dos los bicipolicías que lo redujeron. Uno de ellos tenía su rodilla en la nuca. El hombre que estaba en el piso le decía: ‘me falta el aire, me falta el aire’. El uniformado, le pedía que se callara diciendo que ‘no fuera cagón'», agregó. Según el testigo «los policías parecían no creerle que no podía respirar. En un momento el hombre se quedó callado y se puso blanco. Ahí los efectivos se asustaron y pidieron ayuda. Llegaron los de las motos del 107, lo reanimaron y recién ahí lo llevaron en una ambulancia».

Como en Minneapolis.
«En Tucumán la violencia policial se ha cobrado una nueva víctima, como ocurrió con George Floyd en Minneapolis, la muerte de Walter Nadal se produjo a causa de asfixia. Esa evidencia contradice el acta policial y es coherente con el testimonio que sostiene que un policía tenía contra el piso a la víctima con su rodilla presionando sobre la nuca de Nadal», dijo al matutino porteño Página/12 Carolina Acuña, presidenta de la Regional Tucumán de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH). «Con éste serían al menos dos los muertos por la violencia policial en este año lo que confirma una vez más la imperiosa necesidad de cambiar de raíces el sistema de seguridad pública en la provincia», agregó.
Por su parte, la ONG Abogados y Abogadas del NOA en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes) exigió que la policía tucumana sea apartada de la investigación de este caso, que calificó como «no algo aislado, desde el comienzo del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, el accionar violento y discriminatorio de las fuerzas de seguridad ha aumentado notablemente».

ONU investiga la muerte de Espinoza
El titular de la Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), Ignacio Rocangliolo, mantuvo una reunión con representantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), con el fin de obtener datos del crimen del trabajador rural Luis Espinoza, ocurrido el 15 de mayo pasado en Tucumán y por el que están detenidos nueve policías y un civil. «El encuentro fue convocado por el organismo supranacional con el propósito de recabar información sobre el caso de la desaparición forzada y el posterior asesinato de Luis Espinoza (31)», en manos de la policía de Tucumán, indicó un comunicado difundido por la APDH. De la reunión, además de Rocangliolo, participaron la asesora en Derechos Humanos de la Oficina Coordinadora Residente de la ONU en Argentina, Valentina Guerra; los copresidentes nacionales de APDH, Guillermo Torremare y Soledad Austidillo; y los de directivos de la Regional Tucumán de esa organización, Pablo Jeger y Alejandra García Aráoz. Espinoza fue atacado el 15 de mayo último por la Policía durante un operativo realizado por un festival de caballos cuadreros en el paraje de Melcho, en la ciudad tucumana de Simoca, y su cadáver apareció una semana después en territorio catamarqueño, adonde fue arrojado por un barranco envuelto en bolsas de plástico. (Télam/Página12)