Inicio El Pais Un argentino integra el equipo de una misión espacial histórica

Un argentino integra el equipo de una misión espacial histórica

La Agencia Espacial Israelí, con la presencia de un argentino en el equipo, lanzará cerca de la medianoche argentina de este viernes una nave hacia la Luna, convirtiéndose en el cuarto país en arribar al satélite luego de Estados Unidos, Rusia y China.

El argentino Diego Saikin forma parte del equipo que diseñó la nave Bereshit, que aproximadamente a las 22.45 de la Argentina, será enviada al espacio junto al satélite de comunicación indonesio «Nusantara Satu», desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, en el estado de Florida, Estados Unidos.
«Bereshit significa ‘en el comienzo’, es la primera palabra que aparece en la Biblia», relató Saikin en diálogo con Télam desde Israel, horas previas al lanzamiento.

El argentino confiesa que «el primer objetivo es alunizar» para luego «medir los campos magnéticos que existen en la Luna» y resaltó las condiciones con las que lograron construir la nave.

«Es la primera misión privada en toda la historia que va a aterrizar en un cuerpo celeste. Es la nave más barata ya que costó 100 millones de dólares que se lanzará al espacio, además de ser la más pequeña y liviana en aterrizar en la Luna», destacó y agregó que «trabajaron 40 personas fulltime y 200 voluntarios».

Saikin fue el ingeniero que diseñó el software de simulación de la nave.»Mi tarea fue simular desde varios tipos de sensores, las posibles reacciones que se generarían en la nave y también realizar una plataforma de visualización para la leer la telemetría, es decir, analizar los datos de la nave luego de que aterrice como de ubicación, temperatura, etc», explicó.

Por su parte, Leo Vinovezky, diplomático israelí de origen argentino -oriundo de Rosario- que trabaja para la Agencia Espacial Israelí, le aseguró a Télam que es un proyecto muy esperado y que será un hito en la historia espacial de ese país.

«Mi rol fue acompañar de cerca este proyecto. Es un orgullo que un país tan chico como Israel, con apenas ocho millones de habitantes, esté a punto de hacer historia, estamos muy entusiasmados», relató el diplomático.

Vinovezky resalta la importancia de ser el cuarto país en enviar un vehículo al satélite natural.

«Ser el cuarto país en lograrlo después de Estados Unidos, Rusia y China nos llena de orgullo y demuestra lo que una nación puede lograr cuando reúne esfuerzos y buenas ideas», definió.

La nave partirá junto al vehículo Falcón 9 -por los nueve motores que lo impulsan- de la compañía Space X. «Está previsto que aterrice sobre la Luna en 8 semanas, es decir, el 11 de abril», coincidieron Sikin y Vinovezky.

«El alunizaje será totalmente autónomo, es decir, que no se hará manualmente desde la Tierra porque existe una diferencia de 2 segundos con respecto al tiempo lunar», indicó el ingeniero.

Y continúo: «Desde Israel se busca el ‘Efecto Apolo’, que se dio luego del alunizaje de Neil Armstrong, en 1969, que generó que los jóvenes estudiaran ingeniería y ciencias».

Al ser consultado sobre la posibilidad de un futuro espacial generado desde la República Argentina, el diplomático Vinovezky dijo que ya hubo visitas de especialistas israelíes y que no descarta una cooperación conjunta en un futuro no muy lejano.

«Mantuvimos un encuentro el año pasado con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE). Sería muy bueno que ambos países trabajen en conjunto en temas espaciales y con temas relacionados desde el punto de vista académico o de investigación», afirmó el diplomático.

Y agregó: «Están dadas las condiciones para arrancar una colaboración entre las agencias espaciales. Existe la voluntad y desde el punto de vista político es un momento muy positivo en la relación. Existe una afinidad histórica, eso nos alienta a conseguir el objetivo». (Télam).

FOTO: LA NACION.