Inicio El Pais Ya son 32 las muertes por coronavirus en Argentina

Ya son 32 las muertes por coronavirus en Argentina

Un hombre de 71 años, abuelo de la cumpleañera y del joven que fue a la fiesta de 15 en el partido de Moreno tras volver de Estados Unidos con coronavirus, murió este miércoles en una clínica de ese distrito bonaerense infectado con el virus.

Se trata de un hombre, quien según confirmaron fuentes judiciales es el abuelo del joven de 24 años, que permanece imputado por haber contagiado a 14 personas en la fiesta de cumpleaños de 15 de su prima, y quien permanece con prisión domiciliaria. El fallecimiento del hombre ocurrió este miércoles a la madrugada con diagnóstico de Covid-19 en una clínica privada de Moreno.

Suárez presentaba patologías previas de diabetes e hipertensión, había comenzado con síntomas el pasado 22 de marzo y fue internado tres días después. Según informaron desde el municipio de Moreno, durante la internación «evolucionó desfavorablemente, manifestó distrés respiratorio y requirió asistencia respiratoria mecánica».

El nieto del hombre fallecido había regresado el pasado 13 de marzo desde Estados Unidos, un día después fue a la fiesta de su prima violando la cuarentena obligatoria por haber estado en un país considerado de riesgo, y allí contagió a 14 personas. Tras ese episodio, el joven además de ser imputado en una causa penal, fue acusado por la municipalidad de Moreno, que es el distrito, hasta el momento, que más infectados de coronavirus tiene en el Gran Buenos Aires.

El nieto de la víctima se encuentra acusado por el artículo 202 del Código Penal, que prevé una pena de entre 3 y 15 años de prisión, por propagar una enfermedad peligrosa y contagiosa, mientras que las fuentes judiciales consultadas comentaron que el juez federal de Morón Néstor Barral, que está a cargo de la causa, se encuentra estudiando el expediente por una posible modificación en la caratula, ya que ahora hay una persona fallecida.

La indagatoria al joven se le realizará cuando termine su cuarentena, ya que recibió el alta institucional de la Clínica Adventista Belgrano la semana pasada, y también cuando finalice el aislamiento social, preventivo y obligatorio dictado por el Gobierno nacional.

El cónsul general de Chile en Rosario, Fernando Labra Hidalgo, se convirtió esta tarde en la primera víctima fatal del coronavirus en esa ciudad santafesina.

El diplomático falleció esta tarde en el sanatorio Parque de Rosario, donde se encontraba internado desde hace unos días en estado de aislamiento tras contraer coronavirus. Labra Hidalgo había ingresado en estado «delicado» a la clínica, según había indicado el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Teodoro Ribera Neumann.

Fuentes del sanatorio indicaron a la web del diario La Capital, que el diplomático «falleció a las 15.30 a raíz de una falla multiorgánica», producto del virus.(NA)