Un joven murió en una fiesta

ENFRENTAMIENTO ENTRE BANDAS DEJO HERIDOS EN MORENO

Un joven fue asesinado ayer de un balazo en el pecho y al menos otros tres resultaron heridos durante una pelea entre grupos que participaban de una fiesta convocada por las redes sociales para celebrar el Día de la Primavera en una quinta de Moreno, informaron fuentes policiales y judiciales.
El fallecido fue identificado como Nicolás Matías Rivero (20), quien ingresó muerto al hospital Mariano y Luciano de la Vega de dicho partido de la zona oeste del conurbano, adonde también fueron atendidos otros 10 jóvenes, dos de ellos con heridas cortantes y otro con un tiro en una pierna con orificio de entrada y de salida.
Según las fuentes, el hecho ocurrió cerca de las 2.30 de esta madrugada durante una fiesta llamada “Proyecto XXX”, la cual se desarrolló en una quinta ubicada en la avenida Libertador (Ruta 23) y el cruce de la calle Ozanan, en el barrio Las Catonas, de la localidad de Trujui, partido de Moreno.
De acuerdo a los testimonios recogidos por los investigadores, la fiesta (cuyo nombre e idea se inspiraron en el film británico “Proyecto X”) había sido convocada por las redes sociales y que los seis organizadores, de entre 15 y 19 años, invitaban a festejar la llegada de la Primavera.
Según testigos, para ingresar, los invitados debían pagar una entrada de 30 o 40 pesos y llevar una botella de alguna bebida alcohólica, y si bien en principio se planeaba que concurrirían 150 personas, los testigos aseguraron que en el lugar había por lo menos 500.
De hecho, uno de los tres organizadores identificados había abonado 4.000 pesos a la dueña del predio en concepto de alquiler para realizar una “fiesta privada” para festejar su cumpleaños, además de la llegada de la Primavera.
“Creemos que fue engañada, que la mujer la alquiló de buena fe sin saber lo que se estaba organizando”, dijo un investigador policial, quien aseguró que la propietaria de la quinta es discapacitada, vive en el lugar junto a su concubino y que durante el mediodía el predio funciona como una “parrilla al paso”.

Pelea.
Las fuentes señalaron que durante la fiesta se originó una pelea entre grupos de jóvenes de distintos barrios de Moreno que motivó una corrida generalizada de los asistentes de la fiesta hacia el exterior de la quinta.
Una vez en la calle se produjo un tiroteo en el que Rivero recibió un balazo calibre .22 a la altura de la tetilla izquierda, cuando se encontraba a unos 200 metros de la quinta, en avenida Libertador y 2 de Abril, donde fue auxiliado por su primo y otros acompañantes que lo trasladaron hasta el hospital
“Los médicos que realizaron al autopsia adelantaron que el disparo fue efectuado a una distancia importante, por lo que es probable que haya ocurrido fuera de la fiesta”, explicó una fuente judicial que agregó que el proyectil extraído del cuerpo de la víctima es apto para el cotejo balístico.
Sin embargo, el mismo vocero precisó que no se había secuestrado en el lugar del hecho -donde se halló gran cantidad de envases de bebidas alcohólica y un gran desorden- ninguna arma de fuego ni vainas, pero sí tres armas blancas.
Una de las sospechas de los investigadores es que los balazos fueron efectuados por un hombre que iba en una moto y que, tras disparar varios tiros, huyó a toda velocidad.

Ayuda.
Una vecina, que vive a 200 metros de la quinta donde se realizó la fiesta, refugió en su casa a unos 40 adolescentes de entre 13 y 15 años que escaparon en medio de los enfrentamientos y le pidieron ayuda.
“Los chicos me pedían ‘por favor, señora, ayúdenos’ y lo más triste es que cuando les preguntás cuántos años tienen te dicen 13, 14, 15”, contó norma en diálogo con el canal C5N.
La vecina relató que en el enfrentamiento “eran todos contra todos” y que había muchísimos chicos procedentes de distintos lugares como San Fernando, Capital Federal, José C. Paz y San Miguel. (Télam y NA)

Compartir