Inicio El Pais "Un regreso cuidado y con protocolos acordamos"

«Un regreso cuidado y con protocolos acordamos»

TROTTA INSISTIO EN LAS CLASES PRESENCIALES

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, reiteró ayer en Tierra del Fuego su compromiso de implementar un esquema de semi presencialidad en el dictado de clases a partir del ciclo lectivo que comenzará el 1 de marzo, aunque insistió en que el regreso a las aulas será «escalonado», «con alternancias para sostener el distanciamiento social» y con una «evaluación cotidiana» de la situación epidemiológica.
En la ciudad de Ushuaia, y como parte de un recorrido que incluye la mayoría de las jurisdicciones del país, Trotta habló de un retorno paulatino de la actividad en las escuelas que sea «cuidado» y «seguro», porque «la pandemia no se ha superado y tenemos que mantener los controles», señaló.
Tras mencionar que los protocolos sanitarios constituyen la base de la nueva modalidad, y que la realidad diversa del país implica tomar decisiones distintas en cada lugar, el funcionario remarcó que el «grado de presencialidad» dependerá de dos factores: «la mejora de la situación epidemiológica y el proceso de vacunación de los docentes».
«También habrá que garantizar desde el distanciamiento social hasta el uso de tapabocas, la ventilación y las medidas de higiene. Con todo ello podremos recuperar en 2021 la normalidad que nos arrebató la pandemia», dijo el ministro durante una conferencia de prensa brindada en la Casa de Gobierno fueguina.
En esa línea, el titular de la cartera educativa confirmó que este año se cumplirán los 180 días de clases «siempre dentro de este proceso de presencialidad y no presencialidad», con decisiones adoptadas «dentro de la mínima unidad geográfica» y considerando «las notorias desigualdades que todavía sufre el país».
Según explicó Trotta, el sistema de semi presencialidad en las aulas requerirá una «evaluación cotidiana», de donde surgirá su intensificación con «mayor presencialidad cuidada», pero también la posibilidad de efectuar restricciones por el «mínimo plazo posible» para priorizar la salud de alumnos, docentes y no docentes.

Larreta.
En tanto, en diálogo con Radio AM750, Trotta se refirió a «un distanciamiento histórico entre la cartera educativa porteña, los sindicatos y docentes» y volvió a pedir al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, que «haga un esfuerzo» por mantener un diálogo que garantice las clases presenciales en el distrito.
«Creo que es importante el diálogo, como hacen la mayoría de los gobernadores, pero en la Ciudad de Buenos Aires hay un distanciamiento histórico entre el Ministerio de Educación porteño, sindicatos y docentes».
Y remarcó: «Le pido un esfuerzo al jefe de Gobierno porteño para que se genere un diálogo».
Respecto al regreso a las clases presenciales en el país, el ministro señaló que «nuestra agenda es un regreso cuidado, el de las 24 jurisdicciones, con protocolos, porque es lo que acordamos en una mesa».

Suteba.
El secretario general de Suteba La Plata, Patricio Villegas, explicó ayer que para que vuelvan las clases presenciales, se necesitan «protocolos sanitarios» pero advirtió que «todo está ligado a la circulación del virus en las distintas jurisdicciones».
«En la provincia de Buenos Aires tenemos para un retorno seguro una resolución que tiene ocho protocolos y que están ligados a la condición del nivel de la circulación del virus en cada jurisdiccional y distrito», comentó en declaraciones a radio Provincia.
En ese sentido, destacó que con los números de contagios que se publicaron en La Plata, donde se registraron 200 nuevos, «no habría posibilidad» para la vuelta a las aulas.
El representante sindical opinó que en muchos medios remarcan que docentes o sindicatos «no quieren volver» a las clases presenciales, y «no es así».
«Los docentes y los sindicatos no somos los malos que no queremos volver» indicó, y apuntó que «hay que pensar que no van a volver todos al mismo tiempo porque en un mismo distrito puede haber escuelas que pueden garantizar la presencialidad y otras no».
Villegas sostuvo que «hay que hacer obras» y se necesita «la llegada de los elementos de higiene y protección personal a las escuelas».
Al respecto, destacó que se logró concretar una reunión para abordar temas vinculados a las obras en las escuelas, pero aclaró que «las refacciones menores, para reacondicionar el suministro de los servicios en los establecimientos educativos se necesitan ya en las escuelas».
(Télam)