Inicio El Pais Una ayuda demócrata para Argentina

Una ayuda demócrata para Argentina

LEGISLADORES DE EEUU PIDIERON AL FMI SUSPENDER EL COBRO DE LA DUEDA EN PANDEMIA

Setenta legisladores demócratas de EEUU solicitaron al FMI que suspenda el cobro de la deuda argentina ante el organismo multilateral de crédito mientras dure la pandemia por el coronavirus. El proyecto de Resolución, presentado ante la Cámara de Representantes de EEUU, busca que la Casa Blanca le exija al Fondo Monetario Internacional (FMI) la suspensión de los pagos de «todos los servicios de la deuda» a la Argentina y otros países deudores hasta que concluya la crisis global causada por el Covid-19. La iniciativa legislativa es consecuencia del trabajo conjunto entre el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y Gregory Meeks, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Capitolio.
Massa informó sobre esta acción al presidente Alberto Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán, quienes lo consideraron un argumento más a la hora de explicar al board del Fondo Monetario Internacional que en medio de la pandemia es casi imposible aceptar un acuerdo de Facilidades Extendidas con plazo exiguo e intereses altos.

Iniciativa parlamentaria.
La iniciativa parlamentaria presentada con el nombre de «Una Contundente Respuesta Global a la Pandemia del COVID-19», establece que la Casa Blanca, a través de la Secretaría del Tesoro, reclame también al FMI que «relaje los objetivos fiscales de todos los programas» acordados o por acordar con «los países que están buscando financiación» en ese organismo multilateral, mientras la pandemia continúe.
El proyecto además propone que el director de los Estados Unidos en el FMI vote a favor de la emisión de al menos 3 mil millones de dólares en Derechos Especiales de Giro (DEG) para que «los gobiernos tengan acceso adicional a recursos financieros para responder a la pandemia global del COVID-19?.

Contraparte.
Asimismo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó ayer que continúan las negociaciones con la Argentina de manera constructiva, al tiempo que señaló que el ministro de Economía, Martín Guzmán, es en la actualidad su «contraparte» en estas discusiones para alcanzar un acuerdo por la reprogramación de la deuda por US$ 45.000 millones.
«Estamos muy comprometidos en esas discusiones con el ministro Guzmán. Es nuestra contraparte en esas discusiones», dijo el vocero del FMI, Gerry Rice, y agregó: «estamos completamente comprometidos con él en este momento». Durante la conferencia de prensa regional quincenal, Rice se manifestó de esta forma sobre las negociaciones que se llevan adelante entre el equipo económico y el staff técnico del FMI, para alcanzar un acuerdo de reprogramación de los vencimientos de la deuda.
«Estamos trabajando de manera constructiva con las autoridades argentinas sobre la posibilidad de un programa respaldado por el FMI para ayudar a Argentina a superar los desafíos que enfrenta, incluida la pandemia, y ése sigue siendo nuestro enfoque, ayudar a Argentina, ayudar al pueblo argentino», se explayó el vocero del Fondo.
Según Rice, las discusiones recientes giraron en torno al «compromiso de un conjunto de políticas cuidadosamente equilibradas para fomentar la estabilidad, proteger a las personas más vulnerables y sentar las bases para un crecimiento sostenible, inclusivo y liderado por el sector privado en el futuro. Las autoridades continúan trabajando en el diseño de sus políticas», aseguró.

Dictamen.
Por otra parte, la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, emitió ayer dictamen a un proyecto de declaración en el que se solicita al Ministerio de Economía que los fondos que debe desembolsar el Fondo Monetario Internacional (FMI) por Derechos Especiales de Giro se apliquen para políticas relacionadas a resolver los problemas derivados de la pandemia de coronavirus.
El proyecto fue apoyado por el Frente de Todos con el argumento de que la iniciativa permitirá darle «herramientas» al ministro de Economía, Martín Guzmán, en su negociación con el FMI. Por el contrario, desde Juntos por el Cambio sostuvieron que el proyecto podría «entorpecer» el diálogo con el organismo multilateral de crédito y pidieron la presencia del funcionario ante la Comisión.

El autor del proyecto, el senador oficialista Oscar Parrilli, explicó que se trata de fondos de entre 4.300 y 4.500 millones de dólares que serán aportados directamente a las arcas del Tesoro nacional por parte del FMI en agosto próximo y que, según propone, deberían ser destinados a ayuda social en medio de la pandemia. (Ámbito,com/Télam)