Inicio El Pais Una multitud verde frente al Congreso

Una multitud verde frente al Congreso

DIPUTADOS COMENZARA A ANALIZAR EL PROYECTO DE LEGALIZACION DEL ABORTO

Una multitud levantó el miércoles pañuelos verdes frente al Congreso para pedir que se sancione una ley que garantice el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Además de los pañuelos que llevaban cada una de las mujeres y disidencias presentes, las militantes de la Campaña por el Derecho al Aborto, Legal, Seguro y Gratuito desplegaron una bandera gigante con la leyenda «Aborto legal 2020. Es urgente», y el cielo también se tiñó de verde con el humo de las bengalas.
Las militantes a favor de la legalización del aborto estaban separadas por un cordón policial de las decenas de personas que, con pañuelos celestes, se acercaron para manifestarse en contra de la iniciativa.
«El proyecto que presentamos en mayo de 2019 y el que presentó ahora el Ejecutivo van a tener que ser vistos en la mesa de discusión. Hay que discutir punto por punto. Esperemos que se trate en el recinto y que en el Senado, ahora que es un proyecto oficialista, haya los votos suficientes y no como pasó en 2018», dijo la referente histórica de la Campaña, Nina Brugo, quien encabezó el pañuelazo frente al Congreso, donde hubo cánticos como «aborto legal en el hospital» e «Iglesia y Estado, asunto separado».
«Esperamos que en el 2020 salga el proyecto de ley que viene de muchísimos años de lucha. Nosotras demostramos que es necesario y esencial, es una cuestión de salud pública y de derechos humanos que las personas gestantes aborten de forma clandestina arriesgando su vida», agregó Brugo.
Desde horas antes, militantes a favor de la iniciativa habían comenzado a reunirse en la plaza frente al Congreso y a anudar cintas verdes en las rejas del palacio legislativo, mientras en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Entre Ríos se congregaron personas con pañuelos celestes, bombos y redoblantes.
Ambas manifestaciones estuvieron separadas por un cordón policial y no hubo cruces.

Gómez Alcolta.
En tanto, la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, destacó la decisión del Gobierno nacional de enviar al Congreso el proyecto de legalización del aborto y remarcó que se trata de «un hecho de salud pública, al igual que en todos los países desarrollados del mundo».
«El proyecto trabaja sobre una realidad, que es que el año que viene se cumplen cien años del Código Penal y que el aborto esté criminalizado, y sin embargo se estima que hay entre 350 y 522.000 intervenciones clandestinas por año», aseguró Gómez Alcorta por radio Continental.

Derecho a decidir.
Estefanía Cioffi, integrante de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, aseguró que «buscamos que se debata de forma rápida, que antes de que termine el año la interrupción voluntaria del embarazo sea legal para que todas las personas lo puedan hacer de manera segura».
«Celebramos el video del presidente Fernández, nunca (antes) hubo un mandatario apoyando el proyecto, es positivo. Siempre que se promueva el debate a favor de la legalización vamos a estar contentas», aseveró Cioffi.
En tanto, la profesional de la salud indicó que con la pandemia el acceso a derechos sexuales y reproductivos se vieron dificultados.
«Con la pandemia fue más complejo para las personas acceder a servicios seguros de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que tenemos actualmente, sobre todo en localidades y provincias que tenían que trasladarse a otros lugares para acceder al derecho», explicó Cioffi.

Congreso.
La Cámara de Diputados comenzará a analizar en los próximos días en comisión el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) enviado el martes por el Poder Ejecutivo al Congreso, que sería aprobado ya en el marco de una convocatoria del Gobierno nacional a sesiones extraordinarias del Parlamento.
El presidente Alberto Fernández mandó al Congreso el proyecto para la legalización del aborto y otro para garantizar la salud integral de mujeres embarazadas y niños y niñas en sus primeros años de vida, conocido como el Plan de los 1.000 Días.
Si bien aún no recibió el giro formal de la cámara, el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo sería analizado por las comisiones de Mujeres y Diversidad, a cargo de Mónica Macha; de Legislación General, que preside Cecilia Moreau; de Salud, que encabeza Pablo Yedlin y de Legislación Penal, conducida por Carolina Gaillard, todas en manos del oficialismo.
Sin embargo, resta saber además si la iniciativa será analizada en forma conjunta con el Plan de los 1.000 días y cuál sería finalmente la comisión cabecera del debate, aunque se estima hasta el momento que sería la de Mujeres y Diversidad.
Fuentes parlamentarias adelantaron que la iniciativa «no tendría un trámite express» en el debate en comisión aunque «tampoco demandará mucho tiempo», a la vez que adelantaron que en los próximos 10 días se realizará la convocatoria a las reuniones informativas, donde se escucharán voces a favor y en contra del proyecto.
Luego, habrá uno o dos plenarios en los que se buscará firmar el dictamen, en tanto que el proyecto sería aprobado en el recinto de la cámara baja a mediados de diciembre, tras lo cual pasaría al Senado. (Télam)