Inicio El Pais Ventas en supermercados cayeron 13,5%

Ventas en supermercados cayeron 13,5%

EL CONSUMO SE DESPLOMA ANTE LA CRECIENTE INFLACION

Las ventas en supermercados cayeron 13,5% en mayo en forma interanual mientras en los centros de compras se contrajeron 18,7% en la misma comparación, al alcanzar en ambos casos once meses consecutivos de caída.
Según informó ayer el Indec, las ventas durante mayo en los autoservicios mayoristas se desplomaron también 13,5%, en comparación con igual mes del año anterior.
La caída en las ventas de los centros de compras es la más alta de los últimos dieciocho meses, si se exceptúa la de abril último, cuando llegó al 22,9%.
En supermercados, la baja de mayo es la más alta del año, y la segunda más importante desde enero del año anterior en volumen de caída, si se exceptúa el descenso del 14,5% de marzo último.
En mayo las ventas en supermercados registran una caída del 1% respecto de abril, en los centros de compras un aumento del 5,5% y en los autoservicios mayoristas, un alza del 1,7%, en la misma comparación.
En los primeros cinco meses del año, las ventas en supermercados acumulan una baja del 12,7%, en los centros de compras o shoppings del 17,8% y en los autoservicios mayoristas del 14,1%, todos comparados con igual período del 2018.
A precios corrientes, teniendo en cuenta el impacto de la inflación de precios las facturación en los supermercados llegó a 49.672 millones pesos, con un crecimiento interanual del 44,7%.
En los centros de compras las ventas precios corrientes totalizaron en mayo 7.660,8 millones de pesos, lo que representó un aumento del 28,4%, comparado con igual mes del año anterior.
En los autoservicios mayoristas las ventas corrientes sumaron 8.588,7% millones de pesos, un 45,9% más que en mayo del año pasado.
El informe del Indec indica que el 36% de las ventas en los supermercados se realizaron con tarjetas de crédito, mientras en los autoservicios mayoristas ese porcentaje trepa al 52,4% en mayo último.

Segundas marcas.
El propietario de la cadena de supermercados Maxiconsumo, Víctor Fera, revalorizó las «segundas marcas» como opción de compra los consumidores, reclamó una ley de góndolas y aseguró que la inflación del «changuito» llegó al 63%, siete puntos por encima de la oficial.
«Hay menos trabajo y consumo, no lo digo yo, lo dicen las estadísticas», describió al inicio de la charla radial con el programa «Mañana es tarde», que se emite por AM 530. «No hablo de segundas o primeras marcas. Hay marcas muy importantes que no ocupan los mejores lugares, sin embargo son las más vendidas de la Argentina y no tiene la posibilidad de estar exhibidas como otras marcas, porque no hay ley de góndolas. Se venden marcas menos conocidas y eso beneficia a las pymes», aseguró.
Fera aclaró que en contexto de crisis se venden más los productos nacionales de fabricación pyme. «La situación no está mejor, pero (para la segundas marcas) tenemos una situación que antes no teníamos. No sé si (pindonga y cuchuflito) son buenos términos, estamos acostumbrados las marcas más chicas nos digan segunda marcas, cuando no lo somos», sostuvo.
El empresario dueño de marcas como Marolio, Escencial y Molto también aprovechó para ventilar la suba de precios interna. «De 15.000 productos tenemos una inflación de 63,3% anualizado al día de ayer. Es principalmente en alimentos, fiambrería, limpieza y perfumería. Una canasta básica que tiene nuestro comercio. Es un Indec de verdad, el nuestro», reveló.
En este marco, fue consultado por la reforma laboral. «No conozco bien los términos. Un empleado tiene que ganar lo suficiente para poder vivir bien, y así van a crecer todas las empresas», dijo, e insistió con la sanción de la ley de góndolas y que «los empleados ganen los suficiente para que puedan consumir, y el país se va a poner en marcha y va a crecer».
Fera aseguró que «bajando los sueldos el país no va a crecer» porque «no se va a poder comprar». «La gente tiene que tener dinero para ir a trabajar contento, tranquilo. No sé bien de qué se trata la reforma laboral, quizá habrá que hacer algunas cosas de las que están mal para los industriales, no pueden hipotecar su empresas porque no puede pagar los sueldo o tener más obreros. Como empresario eso tiene que cambiar, tiene que haber un fondo de desempleo. Cosas importantes que beneficien a todos, no solo al empresario porque no sirve. Un empresario sin gente que pueda gastar, no puede vender», expresó. (Ambito.com / NA)

La Argentina tendrá una gran recesión
El Fondo Monetario Internacional espera que la economía argentina se contraiga 1,3 por ciento este año. Las estimaciones actualizadas del organismo multilateral representaron un recorte de 0,1 puntos frente a las proyecciones realizadas en abril. «La economía de Argentina se contrajo en el primer trimestre del año, aunque a un ritmo más lento que en 2018. La proyección de crecimiento para 2019 se ha revisado ligeramente a la baja y ahora para 2020 se prevé una recuperación más moderada», indicó el FMI al actualizar las proyecciones de su informe de Perspectivas de la economía mundial.
Las cifras habían sido anticipadas en el reporte publicado la semana pasada sobre Argentina al autorizar el próximo desembolso del préstamo. La mayor contracción se explica por un mayor desplome en el consumo interno y la inversión privada, con caídas del 4,8 y el 17,5 por ciento, respectivamente, en relación a 2018. El informe ratifica que el país finalizará el año con una de las recesiones más profundas del mundo. Y, para 2020 el Fondo estima que la economía crecerá apenas 1,1 por ciento frente al 2,2 por ciento pronosticado en abril.
El FMI apunta a la Argentina como una de las pocas economías emergentes que no consigue controlar los precios. (Pagina12.com)