Inicio El Pais Vizzotti pidió no relajar las medidas de prevención

Vizzotti pidió no relajar las medidas de prevención

REFORZARAN LOS CONTROLES PREVIO A SEMANA SANTA

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, explicó ayer que el uso de barbijos caseros es una medida de protección «adicional» para evitar difundir el coronavirus en períodos asintomáticos de la enfermedad pero que de ninguna manera «reemplaza» al lavado de manos y superficies, la ventilación de ambientes y, sobre todo, no elimina la necesidad del distanciamiento social. En referencia al inicio de la Semana Santa, Vizzotti recordó que estos días «no son vacaciones» y pidió a la ciudadanía «seguir en casa»
Durante la presentación del reporte diario que realiza la cartera sanitaria, la funcionaria señaló que los barbijos de «quirúrgicos» o de «alta eficacia» son «insumos críticos a nivel mundial» que deben reservarse para los equipos de salud y para personas con síntomas, casos sospechosos y confirmados de la enfermedad.

«Falsa seguridad».
Más allá de estas aclaraciones, Vizzotti reiteró que si alguien quiere avanzar con la confección de un barbijo o cubreboca casero, debe tener en cuenta que su utilización es adicional a las medidas ya impartidas y subrayó que el uso de esos implementos sirve para «minimizar la transmisión» a otras personas y no como protección para el portador. «Si alguien que decide usarlos tienen que saber varios conceptos: debe tener varias capas de tela, tiene que poder ajustarse a la cara, que es de uso individual, y que debe poder lavarse y reutilizarse», aclaró.
Además pidió desterrar la «falsa sensación de seguridad» que puede derivarse del uso de los cubrebocas y por ello dijo que aquellos que los usen no pueden, por ejemplo, organizar o participar de reuniones.
La funcionaria también hizo referencia al inicio de la Semana Santa para expresar que estos días «no son vacaciones» y pidió a la ciudadanía «seguir en casa» ya que «la disminución de la circulación de las personas se traduce en la disminución de la transmisión del virus». La población tiene que «seguir haciendo este esfuerzo para seguir teniendo los resultados que estamos teniendo», señaló Vizzotti en relación al aislamiento.

Refuerzan controles.
En tanto, el secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, dijo ayer que durante el fin de semana largo de Semana Santa deberán «extremar las medidas con las fuerzas de seguridad» para evitar que la gente circule e incumpla con el aislamiento obligatorio decretado por el coronavirus. «Como hace varios días que la gente está adentro, tenemos que extremar las medidas con las fuerzas de seguridad y consumar esta cuarentena que es necesaria para la salud de todos los argentinos», dijo el funcionario.
En ese sentido, detalló que la intensificación de las medidas se dan tras la «experiencia de dos fines de semana largos, el primero un poco más caótico, porque la gente no había tomado todavía conciencia de la gravedad de la situación, y el segundo más ordenado». «Tenemos dispuestos diecisiete puntos de control habituales en la ciudad de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires y en estos días se van a intensificar los controles con los tres troncales principales de acceso, que son el norte, sur y oeste y las cuatro fuerzas de seguridad en coordinación mayor con la policía de la provincia de Buenos Aires», agregó Villalba.
Además, señaló que, en conjunto con personal de la Agencia de Seguridad Vial, se dispondrán operativos «en distintos lugares de acceso a casas de fin de semana y sectores balnearios». Villalba consideró que si bien durante los últimos días se dio un crecimiento de la circulación, «el aislamiento se está cumpliendo de manera satisfactoria». (Télam)