Inicio El Pais "Ya es parte de la historia"

«Ya es parte de la historia»

ALBERTO FERNANDEZ CRITICO A MACRI TRAS EL DEBATE

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, criticó las promesas hechas por el mandatario Mauricio Macri durante el debate presidencial del domingo a la noche al considerar que ahora «está resolviendo las cosas que ya no puede resolver» y sentenció: «Macri ya es parte de la historia». Fernández también restó importancia a las versiones sobre un supuesto enfrentamiento con el Presidente en uno de los intervalos del debate. «No fue nada importante», indicó.
«Macri está resolviendo las cosas que ya no puede resolver, pero celebro que se ocupe del desastre que organizó», señaló Fernández horas después del debate presidencial y resalto: «Hace cuatro años gobierna la Argentina, parece que no se enteró». En cuanto al perfil más confrontativo que eligió el mandatario para el segundo debate, el candidato del Frente de Todos apuntó: «Que Macri se quede en la grieta, el resto de los argentinos se tienen que abrazar y seguir adelante. Macri ya es parte de la historia».
El ex jefe de Gabinete minimizó el impacto que el debate pueda tener en el electorado y también le bajó el tono a las repercusiones por la marcha del «Sí, se puede» del sábado en el Obelisco. «A lo largo del país nosotros también hicimos marchas de 50 mil o 60 mil personas, pero es la gente que nos sigue, acá es lo mismo», consideró.
«Pierde Macri asume otro, no pasa nada. En todo caso mucha gente estará feliz», respondió Fernández para bajar el tono de posibles consecuencias de una derrota de Macri el domingo próximo y completó con un pedido particular para el mandatario: «Que no se vuelva a enojar y vuelva a llamar al Banco Central para que liberen el dólar, que fue lo que hizo la vez pasada».
Sobre el trascendido de una discusión que ambos mantuvieron en una de las pausas del debate, en la que Macri habría cuestionado a Fernández por mencionar a su padre, el candidato del Frente de Todos sostuvo que «no fue nada importe» y les pidió a los periodistas que «se dejen de embromar». En cuanto a los calificativos que se habrían cruzado entre ellos, Alberto insistió: «No fue nada importante, yo tengo mi opinión sobre Macri».
En un tono similar, el candidato del Frente de Todos le solicitó a los periodistas «terminar» con las especulaciones respecto del nivel de aparición de Cristina Kirchner durante la campaña y les retrucó: «La semana pasada hicimos un acto con Cristina en La Pampa, y Cristina se la pasó haciendo actos en todos lados».
Por otra parte, Fernández habló sobre las causas de la crisis que vivió Ecuador hace una semana y la que atraviesa Chile en estas horas, ambas con órdenes de toque de queda y represión en las calles. «Lo que pasa en Ecuador, Chile y en la Argentina es lo mismo, son politicas diseñas con la misma lógica, en algún momento la gente se siente mal porque el ajuste lo paguen siempre los mismos». (Pagina12.com)

«Espero hacerme cargo del país»
El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, afirmó ayer que espera «con muchas ganas el momento» de empezar a «hacerse cargo» del gobierno nacional, porque «ese día se va a terminar el martirio de miles de argentinos».
Muy confiado en sus posibilidades electorales, Fernández aseguró que después del domingo que viene «empezará a escribirse otra historia en el gobierno de la Argentina».
«Espero con muchas ganas el momento de empezar a hacerme cargo (del Gobierno nacional). Lo deseo porque se que ese día se va a terminar el martirio de miles de argentinos que han quedado abandonados en las manos de este Gobierno», planteó.
Fernández encabezó un acto de campaña junto al primer candidato a diputado nacional de Buenos Aires, Sergio Massa, en la ciudad de Bahía Blanca, donde acompañó al postulante a intendente por el Frente de Todos, Federico Susbielles.
El dirigente kirchnerista volvió a señalar que en su hipotético gobierno no habrá más «grieta», algo que le adjudicó a «los odiadores de siempre», en referencia a sectores ligados al oficialismo.
«Para nosotros la grieta se terminó. Que se queden en la grieta los odiadores de siempre. La Argentina no odia, la Argentina es solidaria», indicó.
Duro con el presidente Mauricio Macri, Fernández afirmó que «lo único que supo producir» el líder de Cambiemos en su Gobierno «son pobres».
«Lo único que supo producir Macri son pobres. Termina su mandato con una pobreza del 40%», lamentó durante el acto en el club Olimpo de la ciudad costera bonaerense.
En Bahía Blanca se comprometió a que en un eventual gobierno suyo, la ciudad se convierta «en puerto de salida de todo lo que produce Vaca Muerta», un anuncio que fue muy festejado por los asistentes al encuentro.
«Es mi compromiso ante todos ustedes y ante la Argentina toda. Se terminaron los negocios de los cónsules de Singapur (en alusión al empresario Nicolás Caputo, cercano a Macri), del presidente y de sus amigos», destacó.
«Los que nos gobiernan, donde ven una necesidad, encuentran un negocio», agregó, dando vuelta la máxima peronista que enuncia que «donde hay una necesidad, nace un derecho».
Al comienzo del acto, al advertir la presencia de una bandera de Chile entre el público, el candidato kirchnerista pidió un aplauso para que el país trasandino, del que dijo que «la está pasando mal», «recupere la paz y la igualdad». (NA)