Inicio El Pais YPF busca refinanciar deuda

YPF busca refinanciar deuda

PROMUEVE NUEVO PLAN DE INVERSIONES

YPF buscará refinanciar su deuda, estimada en alrededor de $ 6.600 millones de dólares, a través de la entrega a tenedores de tres bonos con vencimientos en 2026, 2029 y 2033, con el objetivo de generar las condiciones para promover un plan de inversiones que permita revertir la tendencia negativa en la producción de petróleo y gas.
En ese marco, la empresa convocó ayer a una asamblea general para el lunes 25 de enero a todos los tenedores de obligaciones negociables emitidas por la compañía, de acuerdo con el cronograma de bonos con vencimientos hasta 2047, publicado en el Boletín Oficial de ayer.
El monto aprobado por el directorio de la petrolera que se buscará refinanciar será por un total de $ 6.600 millones de dólares, que incluye los $ 431 millones de dólares por el capital residual del bono internacional con vencimiento el 23 de marzo próximo.

Títulos de deuda.
Para ello, la petrolera argentina, ofrecerá a los tenedores la emisión de 3 nuevos títulos de deuda: un bono con vencimiento en 2026 respaldado por el flujo de cobranza de exportaciones y otros dos títulos, con vencimiento en 2029 y 2033, sin respaldo de exportaciones, detallaron fuentes de la compañía. En todos los casos se trata de títulos amortizables, que empiezan a pagar interés a partir de 2023. La oferta de canje voluntario estará disponible durante 20 días hábiles según las exigencias regulatorias del mercado norteamericano bajo las cuales están emitidos los títulos.
No obstante, la propuesta presenta condiciones más favorables de participación para aquellos tenedores que decidan su adhesión durante un período inicial de 10 días hábiles que vencen el 21 de enero. La oferta no contempla ningún tipo de quita de capital ni de intereses y resulta, según las estimaciones de la compañía, «una alternativa mutuamente conveniente para YPF y sus inversores», dijeron desde la conducción de la compañía.
En julio pasado, en anticipación a lo que era un importante vencimiento financiero en marzo de 2021 por $ 1.000 millones de dólares, la compañía ofreció a los tenedores un canje voluntario con condiciones razonables que resultó en la participación del 58,7% de los inversores. Pese a que ese porcentaje es prácticamente el requerido por la normativa para brindar acceso al mercado de cambios (60%), el Banco Central (BCRA) confirmó que dicha refinanciación no es tenida en cuenta a los efectos del cumplimiento de los requisitos de la normativa que fue publicada con posterioridad a la operación ejecutada por YPF.

Nueva alternativa.
En consecuencia, YPF propone una nueva alternativa de refinanciación para poder cumplir con la normativa. En esta oportunidad, la compañía ofrece una estructura fortalecida por medio de la cesión de flujos de cobranza de una porción de sus exportaciones para el cumplimiento de las cuotas de capital e interés.
En segundo lugar, se decidió ofrecer, simultáneamente, una propuesta de refinanciación de las cuotas de interés y capital a vencer durante 2021 y 2022 a los tenedores de prácticamente todos los bonos internacionales emitidos por la compañía, cuyo capital pendiente de pago suma un saldo total en circulación de aproximadamente 6.200 millones de dólares. Con esta transacción la petrolera aspira a «solucionar una situación financiera sumamente compleja producto de los efectos causados por la pandemia y generar los fondos necesarios para retomar una senda de crecimiento».
(Télam)

“Política de austeridad”
La petrolera YPF tiene en venta su edificio corporativo del barrio porteño de Puerto Madero, una icónica obra del arquitecto tucumano César Pelli, por la que se estima podría llegar a embolsar unos $ 400 millones de dólares en su estrategia de concentrar recursos en la producción de energía. La compañía confirmo que en el edificio ubicado en boulevard Macacha Güemes 515 “se ha puesto en marcha la posibilidad de ejecutar la operación de venta ni bien se alcance una oferta con el valor esperado”.
La decisión se enmarca en la estrategia de la petrolera de concentrar los recursos en el núcleo del negocio, esto es la producción de energía y financiar con los recursos que puedan ingresar de la operación inmobiliaria parte del plan de trabajo, explicaron fuentes.
La puesta en venta de la denominada Torre YPF también apunta a “engrosar la política de austeridad y gestión eficiente” que la firma que conduce Sergio Affronti adoptó en esta etapa. En ese perfil de gestión, se definió “desprenderse de algunos activos con el objetivo de volverse más ágil y moderno”. La decisión se suma así a otras acciones corporativas que pueden ser reconocidas como “parte de la transformación que ha impulsado la pandemia de covid-19”.