Inicio Emprendedores Alum Quemú abrió una sucursal en Santa Rosa

Alum Quemú abrió una sucursal en Santa Rosa

«Alum Quemú» es una pyme de raíz familiar que fabrica, vende, distribuye e instala aberturas de aluminio. Desde la industrializada localidad del norte pampeano se convirtió en referente en el rubro y el año pasado abrió una sucursal en Santa Rosa.

Mientras Micaela atiende en la oficina comercial, Andrés y Federico trabajan en el taller en las distintas etapas de la fabricación. Alicia va y viene, se ocupa «de todo un poco» en una función clave y Daniel suma kilómetros de ruta para las entregas y la colocación. Si a alguien se le ocurre explicar y mostrar cómo funciona una pyme familiar, no tiene más que acercarse a esa empresa que, desde Quemú Quemú, se expande y crece a fuerza de esfuerzo y dedicación. Una firma que se transformó en garantía a la hora de pensar en aberturas para viviendas, negocios o cualquier construcción que necesite de calidad y de la mejor atención.

«La empresa la puso en marcha mi papá cuanto tenía 20 años, así que ya hace tres décadas que está en funcionamiento. En principio abrió como vidriería en el garage de la casa y luego fue creciendo hasta sumar todo lo que es aberturas, que es nuestra especialidad hoy en día», dice a modo de presentación Micaela Santos (30), la encargada de atención al cliente, de la administración, del marketing y de lo que sea necesario para que «Alum Quemú» trascienda la localidad donde nació y creció.

Micaela es la hija de Daniel Santos y Alicia Gallego y hermana de Andrés y Federico, el núcleo de «Alum Quemú», una empresa con identidad pampeana que aporta ese valor agregado que tanto se busca. Y lo hace con sentido de pertenencia.

«Estamos en un muy buen lugar, después de Santa Rosa y General Pico me parece que Quemú es la ciudad más industrializada de la provincia, hay muchas fábricas y mucho movimiento de trabajo, así que es algo muy positivo para todos», agrega Micaela en la oficina, local de ventas y fábrica de la calle Berutti 182 (teléfonos 02333 440097 y 2954 301230).

Ya consolidada y en pleno crecimiento luego de la apertura de una sucursal santarroseña, el próximo paso de «Alum» es instalarse en un galpón del Parque Industrial quemuense, ubicado a la salida de la localidad sobre la ruta provincial 1.

«La verdad es que nos quedó chico el lugar, sobre todo para la fábrica, por eso el proyecto es poder ir al Parque Industrial y tener un sitio más amplio para poder trabajar con otras comodidades. Lo de abrir en Santa Rosa era una idea que veníamos planificando hace tiempo, es algo que siempre quisimos y no nos animábamos. Iba a ser a principios del año pasado pero nos agarró la pandemia, así que finalmente lo abrimos en junio. Armamos un muy buen equipo allá así que estamos contentos porque arrancó con buen movimiento», resalta Micaela sobre el local de la avenida Circunvalación 1333, en la capital de la provincia.

Compre Pampeano.
Las aberturas de «Alum Quemú» no se encuentran solo en su localidad de origen: viajan y son instaladas en Santa Rosa, Pico, Winifreda, 25 de Mayo, en el hotel de la localidad de Perú, también en Trenque Lauquen y otras ciudades.

«Nos diferenciamos por la atención, nosotros fabricamos todo a medida y después hacemos todo un seguimiento y brindamos el asesoramiento que sea necesario, si el cliente va a invertir ese dinero en nosotros la idea es que lo haga bien. Nos ocupamos de todo y eso es fundamental, estamos en un mercado con mucha oferta y lo que buscamos es responder a toda demanda con la mayor calidad. Además ofrecemos el Compre Pampeano, que es una herramienta que da mucho resultado», destaca Micaela.

«Alum» participa en distintas licitaciones para obras públicas de la provincia y en el último tiempo fabricó y colocó todas las aberturas de las sucursales del Banco de La Pampa en Quemú Quemú, General Pico y Toay. Y hace unas semanas también culminaron todo el trabajo en el flamante edificio del Registro Civil y del Juzgado de Paz de Lonquimay.

«En el caso de las obras públicas hay muchas en que las constructoras licitan y después nos buscan a nosotros para las instalaciones. Ahora se viene bastante movimiento con la construcción de barrios de viviendas sociales así que esperemos ahí tener mucha demanda, es un trabajo en mucha cantidad y eso nos estimula», cuenta una de las responsables de una empresa que siempre apuesta por lo pampeano y que por eso participó en las distintas ediciones de la ExpoPymes.

«Es muy positivo porque sirve como vidriera, en ese fin de semana de la Expo por ahí no se hacen muchas ventas pero después las consultas, los llamados y los pedidos empiezan a llegar. Está muy bueno porque en un solo lugar se reúne gran parte de lo que se produce en la provincia», apunta Micaela mientras muestra y describe los distintos modelos de aberturas de aluminio que fabrican en distintas dimensiones.

Pandemia.
«Alum» abre de lunes a viernes («hacemos algunas horas más para descansar el fin de semana») y en total trabajan 10 personas. Durante el confinamiento más estricto como consecuencia de la pandemia del coronavirus, en la empresa no detuvieron la marcha sino que, por el contrario, aumentaron los encargues y ventas.

«En un punto nos benefició porque la gente estuvo más quieta y por ahí la plata que usaban para viajar la volcaron a la casa. Se nos complicó un poco con los plazos, sobre todo por el transporte, pero en general pudimos trabajar sin problemas».

El centro de Quemú se activa con el transcurrir de la mañana y en el acceso a la localidad el trabajo industrial ya está en marcha con las distintas fábricas que le dan un perfil laboral bien definido. «Sin dudas que es un lugar con movimiento industrial y eso es re importante, es un orgullo para Quemú tener tanto trabajo y crecimiento», sostiene Micaela, un eslabón de una familia, de una empresa y de un pueblo que apuesta por su cadena productiva.