Inicio Emprendedores “Cautiva”, una gran cantidad de productos para el cuerpo

“Cautiva”, una gran cantidad de productos para el cuerpo

LA OPCIÓN POR LO NATURAL

En el final de la entrevista Susana hace un alto y dice: “me gustaría contar el origen del nombre Cautiva”. Y detalla: “Soy descendiente de los pueblos originarios, y cuando pensé en un nombre empecé a buscar cosas de la cultura ranquel. Me gustó cautiva porque combina un poco el concepto de cautivar desde un producto que es bueno para vos y, por otro; al recordar las mujeres blancas que eran atrapadas por los malones y las mantenían como cautivas”.

Susana Córdoba tiene 45 años y nació en Santa Isabel. Por cuestiones laborales se mudó a la capital de la provincia, en donde se desempeña como instrumentadora quirúrgica. En principio fueron diez años en el Sanatorio Santa Rosa y luego en el Hospital Lucio Molas, en donde trabaja diariamente desde hace 17 años.

“Mi hija Bárbara (22) estudia en Córdoba y en uno de los viajes para visitarla vi una publicidad de cómo hacer cosmética natural. A mí siempre me gustaron los aromas, los perfumes, así que me fui metiendo en ese mundo y así arranqué, desde hace cinco años que hago productos. Pude montar mi propio laboratorio en casa y de ahí sale todo lo que produzco”, detalla Susana sobre ese origen de Cautiva, cuando aún no había pensado el nombre de su proyecto personal.

Crema de manos y para el cuerpo, shampoo sólido, línea capilar y facial, pastas dentales. Línea de productos para ambientes, aceites. La cantidad y variedad sigue y se multiplica. Susana estudia e investiga. Y suma más posibilidades. “Cautiva” (el teléfono es 2954-1566 4236) se adapta a cada necesidad y busca nuevas alternativas para mujeres, hombres, adolescentes.

“Mi punto fuerte, mi caballito de batalla, son las cremas de manos y para el cuerpo. Trabajo con cremas en base a caléndula y coco, que son fantásticas para mantener la piel hidratada. En muchos casos los hombres son de piel grasa y por eso piden mucho esos productos. También tengo para la acné juvenil, que es un tema recurrente en cada generación. Siempre estoy probando y buscando, en general primero los pruebo con mi familia o amigos. Se prueba en distintas pieles, texturas y ahí veo si sirve o no. Y recién después salen a la venta”, detalla Susana, que cuenta con la colaboración de su pareja Gabriel, de Bárbara y del más pequeño Ignacio (8).

Calidad.
“Cautiva” comenzó a salir a la calle en las ferias del municipio en las vías del ferrocarril y a partir de allí y luego del boca a boca fue generando una cartera de clientas y clientes que está en permanente crecimiento.

“Hay una cosa que mi trabajo como instrumentadora también me da y es que soy muy estricta para trabajar con productos con esterilidad y calidad. Tengo muchos cuidados en esos puntos y creo que eso se valora mucho”.

Susana es consciente de la tendencia que sigue cada vez más gente, más sociedades. La búsqueda de un mayor cuidado ambiental y personal. Una apuesta por lo natural en un planeta ultra contaminado y tóxico.

“Creo que Cautiva también apunta en ese sentido y en hacer un aporte para ayudar al planeta a desintoxicarse un poco y tener otra posibilidad de respiro. En la cosmética se puede hacer mucho en ese sentido y por suerte cada vez más gente actúa en consecuencia”, asegura Susana, consciente de hacer un aporte hacia el presente y el futuro y también sin perder de vista que, con Cautiva, pone el acento a un nombre que, “de alguna manera, representa mis raíces”.