Inicio Entretenimiento Sigue la polémica del film "Guapis": ahora la llevan a juicio

Sigue la polémica del film «Guapis»: ahora la llevan a juicio

La película francesa «Cuties» o «Guapis» en español volvió a ser noticia.

La cronología, en torno a esta historia, ópera prima de la directora franco senegalesa, Maimouna Doucouré, comenzó con el pie izquierdo en cuanto a promoción pero no en relación a premiaciones y halagos de la crítica especializada.

El dato que su realizadora sea senegalesa no es menor ya que la protagonista de «Guapis», Fathia Youssouf, que interpreta a Amy, tiene ascendencia de ese país, y forma parte del hilo conductor de la trama.

Se pueden ver, por ejemplo, profundos paisajes de la cultura y costumbres musulmanas de África durante el transcurso de la historia.

LA PRESION DE LAS REDES.

La historia de Amy transcurre entre el abandono de su padre, la mudanza de su familia a Paris y la amistad con Angélica que la lleva a ingresar a un mundo desconocido hasta ese momento.

Ambas niñas, y otras tres amigas, todas de 11 años, ingresan a un concurso de baile de Twerk con ropa y posturas sugerentes de mujeres de mayor edad.

La vida de Amy cambia, se vuelve popular en las redes sociales, y es aceptada aunque varias actitudes, de sobrepasada exigencia virtual, la llevan a perderse un poco entre tanta presión.

POLEMICA.

Desde el vamos la película comenzó con polémica cuando Netflix cometió un error publicitario de difusión del film a través de un poster promocional que, según la directora, no representaba la idea central.

Netflix después se disculpó y dijo que actualizó la promoción tras una ola de críticas que hacían hincapié sobre todo en la hipersexualización de las niñas.

El film, si bien muchas personas querían evitarlo, fue difundido en la plataforma de streaming con un cierto éxito inicial a pesar de los prejuicios.

ACUSACIONES.

«Guapis es una crónica social contra la sexualización de los niños. Estas acusaciones no tienen fundamento y apoyamos la película», respondió la plataforma de streaming.

La realizadora también defendió su trabajo. «Quería hacer una película con la esperanza de iniciar una conversación sobre la sexualización de los niños. La película ciertamente ha iniciado un debate, aunque no el que yo pretendía», reveló en un escrito en The Washington Post.

A JUICIO.

Según PAGINA 12, Lucas Balbin, un fiscal estadounidense de Tyler, un condado en el estado de Texas, denunció ahora al gigante del streaming por «promover material obsceno infantil» al incluir este film en su catálogo.

La película también fue criticada por los miembros del Partido Republicano como Ted Cruz o Brian Balbin, padre del fiscal y unos treinta legisladores que presentaron una carta al Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, para que actúe porque la consideran «pornografía infantil».

A su vez, Balbin aseguró que tras escuchar las críticas y verla es consciente que existe una «causa probable criminal» contra la cinta.

Netflix ya fue notificada de los cargos.

El film, no obstante, recibió numerosos premios internacionales y tiene como objetivo, argumentó su realizadora, lograr una mayor conciencia sobre los daños que le puede generar a un niño la presión digital de estos tiempos que los llevan por ejemplo a vivir etapas psicológicas y emocionales discordantes con su edad biológica.