Inicio La Arena del Campo Advierten que el 60% va al Estado

Advierten que el 60% va al Estado

RENTA AGRICOLA: LA PAMPA ES LA SEGUNDA PROVINCIA CON 62,2 %.

Según la última medición del Indice FADA de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina, «el 60,6% de la renta agrícola queda en manos del Estado». El trabajo, revelado esta semana, indicó que «de cada $100 de renta (ingresos menos gastos) que genera una hectárea agrícola, $60,6 se lo llevan los distintos niveles de gobierno: nacional (57,9%); provincial y municipal (2,7%) y el resto costos y resultados (19,2% y 20% respectivamente). Comparando así con una medición anterior, «la actual muestra un ligero aumento de 0,1 puntos porcentuales», aseguraron.
Frente a la estabilidad del indicador, David Miazzo, economista Jefe de FADA explicó que «en la medición de marzo 2019 los posibles causantes del alza fueron la caída de los precios de soja y maíz, la actualización de los impuestos como tasas viales municipales y los tributos inmobiliarios rurales provinciales junto con la suba de los costos».
«Esos componentes parecían indicar que el indicador iba a subir, sin embargo, la esperada cosecha récord y el movimiento en el tipo de cambio impulsaron a que baje», agregó el especialista.
Si se analizan los distintos cultivos, los números a nivel nacional marcan que la participación en soja es del 65,8%, maíz 52,3%, trigo 53,5% y girasol 67,8%.

Por provincias.
Mientras el Indice FADA nacional es de 60,6%, la medición por provincias sostuvo que La Pampa está en segundo lugar con 62,2%, apenas por detrás de Buenos Aires, que lidera el rankeo con 63,2%. Detrás de nuestra provincia sigue Santa Fe (60,4%); Córdoba (59,3%) y San Luis (58,1%). De este modo, cada $100 de renta (ingresos menos gastos) que genera una hectárea agrícola, $60,6 se lo llevan los distintos niveles de gobierno, aunque la mayor parte es de Nación. En ese sentido, y de acuerdo a los datos de Fada, en nuestra provincia para la hectárea promedio los costos serían de $24.646, impuestos nacionales 10.943, renta de la tierra 4.139, resultado 2.997, impuesto provincial (inmobiliario) 683, e impuesto municipal 121.
«Con respecto a diciembre, se observan caídas en los precios disponibles en dólares de soja y maíz», continúa el informe y agrega que «la soja cayó un 5% y el maíz un 6%; el trigo tuvo un incremento de 3% y el girasol de 1%». «La caída de precios reduce la rentabilidad y ante una torta más chica, la participación del Estado crece en términos relativos», explicó el economista.
La actualización de las tasas viales municipales y los inmobiliarios rurales provinciales generaron un efecto de incremento del indicador en marzo; durante 2018 se había licuado producto de la devaluación; la medición de FADA es trimestral.

Estructura de costos.
En todas las provincias analizadas se paga impuesto inmobiliario rural; Buenos Aires, La Pampa y San Luis abonan Ingresos Brutos; en Córdoba y Santa Fe la actividad está exenta.
Buenos Aires y Santa Fe, por ejemplo, tienen tasas municipales; mientras que La Pampa tiene las guías cerealeras; San Luis y La Pampa tienen impuestos al estilo de aduanas internas.
Los costos de labores se han incrementado cerca de un 36% en pesos con respecto a diciembre.
Al analizar la estructura de costos, según la moneda en la que se expresan, se puede identificar que un 57% de los costos de una hectárea de soja están dolarizados. Si se considera el costo de la tierra, representan el 68%. En el caso del maíz los costos dolarizados ascienden al 61%. Si se considera el costo de la tierra, asciende al 67%.
En el caso de los fletes, hubo un incremento de precios en el último trimestre de un 41% en promedio. Esta suba tuvo como efecto que los fletes pasaron de representar el 11,9% de los costos del maíz, a representar el 16,6%.

Años anteriores.
De acuerdo con los datos de FADA del año 2018, los índices provinciales presentaban que en La Pampa se registró 61,7%, en Córdoba 60,9%; Buenos Aires 62,6%; Santa Fe 61,1% y San Luis 61,1%.
En cuanto al año 2017, la recaudación del Estado en la renta agrícola había caído 8 puntos en el último trimestre de ese año, merced a una mejoría de los precios de los principales productos agrícolas y al estancamiento de otros precios. Pasó del 71 por ciento en septiembre, al 66,2 por ciento en diciembre a nivel nacional. En La Pampa se había ubicado en el 65,2 por ciento.
La evaluación se realiza de la siguiente manera, cada 100 pesos de renta que genera una hectárea agrícola, en diciembre 66,20 pesos se lo llevan los distintos niveles de gobierno. Este índice bajó en relación a septiembre, que había arrojado un 71,1 por ciento, marcando una mejoría de la rentabilidad agraria para el productor.
Mientras que el índice FADA nacional es de 66,2%, el de Buenos Aires es de 65,3%; Córdoba, 65,3%; Santa Fe, 67,4%; San Luis, 62,5% y La Pampa, 65,2%.