miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio La Arena del Campo Aprendiendo a producir

Aprendiendo a producir

ANIVERSARIO: LA ESCUELA AGROTECNICA DE SANTA ROSA CUMPLE 60 AÑOS

«Es una escuela que está inserta en el campo y que cumple una función social interesantísima porque educamos igual que cualquier otro colegio, teniendo los mismos problemas, y agregado a eso tenemos 65 hectáreas en producción», aseguró Juan Carlos Manavella, director de la institución.
Luciano Cabrera Romero
«La Escuela Agrotécnica cumple este mes 60 años, obviamente las sensaciones son bastante encontradas, ha pasado mucho tiempo y muchos cambios pero es un orgullo todo lo que se ha hecho en este trayecto. Desde sus inicios hasta hoy», celebró el director de la institución Juan Carlos Manavella, quien calificó que los festejos -que se realizarán el próximo 22 de noviembre- como «un momento de reencuentro» y de «apertura» del establecimiento.
La Escuela Agrotécnica está pronta a cumplir seis décadas de vida y desde la institución ya iniciaron con la organización de los festejos que intentará unir el pasado, el presente y el futuro de un establecimiento educativo que no ha parado de crecer.
Según adelantó el directivo en diálogo con LA ARENA DEL CAMPO, «para las celebraciones se creó una comisión especial para organizar el acto, de la cual yo integro también. Allí entre todos acordamos qué vamos a hacer. Desde ya, hoy empezamos a enviar las invitaciones para los festejos, que van a ser bastante simples».
Durante toda una jornada, en el predio del colegio, se llevarán adelante varias actividades con el objetivo de mostrar al público en general qué se hace durante el ciclo lectivo. «Mucha gente no sabe realmente lo que hacemos, por eso es una buena oportunidad para vengan y conozcan», afirmó Manavella.
«Ese día se va a mostrar todo lo que se hace desde la Escuela, lo que se ha hecho, estamos avanzando en la elaboración de un video con material de archivo y otro más actual. No habrá una cena o baile porque pensamos en los costos, en los recursos, pero sí un acto para recordar toda la historia de la institución. Pero esperanzado de convocar a toda la comunidad educativa», precisó.

Aprender a producir.
«Hoy no es la misma formación que sus inicios, porque ha habido modificación en el sistema educativo pero se sigue manteniendo la esencia. Hoy hay una matrícula importante, de 284 alumnos, entre el ciclo básico y el orientado a la producción, que es el que está más arraigado a la parte agrícola-ganadera, todo tipo de tareas para iniciarlo en la vida agropecuaria», aseguró Manavella.
«La formación que tienen acá los posiciona muy bien cuando avanza universidad, en Agronomía y Veterinaria. En segundo, tercer año retoman cosas que vieron en el secundario y eso los ayuda a avanzar en carreras que son muy complejas», detalló el director en referencia al nivel educativo de la institución que permite construir una sólida base de conocimiento para los estudios superiores.
«Es una escuela que está inserta en el campo y que cumple una función social interesantísima porque educamos igual que cualquier otro colegio, teniendo los mismos problemas, y agregado a eso tenemos 75 hectáreas en producción, que tienen los mismos inconvenientes que cualquier otro productor agropecuario en la zona», analizó el directivo.
Y amplió: «Todas las producciones las manejan los alumnos y la rentabilidad de esto pasa por la cooperadora de la escuela, donde paga impuesto, IVA, no está exenta de nada como cualquier productor agropecuario».
-¿Qué tipo de producciones encaran los estudiantes en el predio?
-Hoy hay un vivero, hay huerta, hay agricultura, hay ganadería, hay producción de huevo y de carne, todas las producciones que son elementales para un productor de la zona están acá. En más o menos escala, están acá. También vendemos plantines. Pero obviamente, tenemos una capacidad limitada.

Hacia el futuro.
Como proyectos a futuro, Manavella aseguró que la escuela está buscando incorporar un servicio de comedor para que los chicos -que cursan doble jornada- no tengan que «ir y venir» del predio escolar y así evitar ese desgaste que conlleva. «Creo que es algo muy factible, dado que la distancia entre la escuela y la ciudad, sería una solución para muchos chicos».
«Queda todo para mejorar, alguna vez las Escuelas Agrotécnicas deberán pensar en un calendario escolar adaptado al productivo porque hay ocasiones en que sembramos un cultivo, por ejemplo el trigo, y los alumnos no ven la cosecha porque en diciembre no están. Esto se subsana porque vamos a ver otras cosechas, pero es diferente, es no poder ver el fruto de su trabajo», plantó el directivo.

Un poco del pasado.
Si bien los festejos están pautados para el próximo 22 de noviembre, la Escuela Agrotécnica nació un 8 de noviembre de 1959 por la necesidad de la provincia de La Pampa de formar profesionales idóneos en el sector agropecuario y así dar un salto de calidad en esta industria.
«La Escuela Agrotécnica surgió a fines de los años 50′ como Ciclo Superior, realizabas el Ciclo Básico y podías continuar en el colegio y terminabas con el título de Perito Agrónomo Especializado en Ganadería. Lo crea la Universidad porque era una necesidad de formación para ahí pasar a la carrera de Agronomía», recordó Manavella sobre esos primeros años de la institución que tuvo como primer director a Juan Carlos Lassalle.
Con el tiempo, el establecimiento siguió creciendo a pasos agigantados no exentos de los cambios culturales, sociales y educativos. «La escuela fue mutando con las sociedad», reconoció el director aunque afirmó que la institución logró adaptarse.