Inicio La Arena del Campo Cayó la producción de soja

Cayó la producción de soja

COSECHA: MERMA DE UN 10% RESPECTO A LA CAMPAÑA ANTERIOR

La cosecha de soja concluyó durante esta semana con una producción de 49,6 millones de toneladas tras trillarse poco más de 16,8 millones de hectáreas, lo que implicó una caída de 10 por ciento en relación a la campaña anterior informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).
Tras realizarse los últimos trabajos de recolección sobre el noroeste argentino (NOA) y el sur bonaerense, la campaña 2019/20 finalizó con una merma del 10 por ciento respecto al ciclo anterior, producto de una caída en el rendimiento nacional promedio como consecuencia de la falta de agua en momentos críticos en el desarrollo del cultivo.
«Si bien restan algunos lotes por cosechar en el sur de la provincia de Buenos Aires, la superficie remanente no es significativa y ello permite dar por concluida la campaña», explicó la BCBA. De esta manera, en la presente campaña se produjeron 5,5 millones de toneladas menos que en la 2018/19, pese a que en un principio se sembraron de 200.000 hectáreas más que en el ciclo anterior (17,6 millones de hectáreas).

Clima seco.
La falta de lluvias tuvo como consecuencia una caída del rendimiento nacional promedio de 4,1 puntos porcentuales al pasar de 33,5 quintales por hectárea (qq/ha) a 29,4 qq/ha en la presente cosecha. Esto significó una reducción del 12,1% respecto al ciclo previo, pero también una merma del 1,4 por ciento en comparación al promedio de las últimas cinco campañas.
Durante el presente ciclo el 68 por ciento del área cosechada fue aportada por lotes de primera, que finalizaron con un rinde promedio de 32 qq/ha, productividad que se ubicó por debajo a los 36,2 qq/ha estimados para el ciclo previo, pero «similar al promedio de las últimas cinco campañas», destacaron desde la BCBA.
El otro 32 por ciento del área cosechada correspondió a lotes de segunda, que finalizaron el ciclo con un rinde promedio de 23,9 qq/ha, lo que representó runa caída interanual de 3,4 qq/ha, pero 1,5 qq/ha por encima al promedio de las cinco campañas previas.

La Pampa, buen rinde.
A escala regional, los mejores rendimientos se ubicaron sobre el centro de la región agrícola, más precisamente en las regiones núcleo norte, con 34,4 qq/ha; núcleos sur, con 33,5 qq/ha; y norte de La Pampa – oeste de Buenos Aires, con 33,2 qq/ha. Más atrás se ubicaron el centro-norte de Córdoba, con 32,1 qq/ha; el centro-norte de Sante Fe, con 31,9 qq/ha; y el sur de Córdoba, con 29,1 qq/ha.
«Estas mismas regiones son las que alcanzaron los mayores volúmenes de producción, no solo por los rindes cosechados sino también por su gran participación en área sembrada», remarcó la entidad bursátil.
Así, en el desagregado por región realizado por la bolsa porteña se destaca que el núcleo norte aportó más de 8 millones de toneladas de grano con un área cosechada de 2,33 millones de hectáreas, mientras que el núcleo sur con 7,5 millones de toneladas y la misma cantidad de hectáreas trilladas.
Un peldaño más abajo se ubicó el norte de La Pampa – oeste de Buenos Aires, con una producción de 6,35 millones de toneladas y 1,9 millones de hectáreas cosechadas; centro-norte de Córdoba, con 5,8 millones de toneladas y 1,8 millones de hectáreas; y el sur de Córdoba, con 4,75 millones de toneladas y 1,63 millones de hectáreas.

¿Y el trigo?
El avance de la siembra del trigo es del 41por ciento de las 1,71 millones de hectáreas proyectadas en las zonas comprendidas por distritos del oeste, suroeste, centro y sur de la provincia de Buenos Aires y sectores de La Pampa, según un informe de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca.
«El área destinada al cultivo en la región se incrementaría un 4 por ciento respecto al ciclo previo, pasando de 1,65 a 1,71 millones de hectáreas», señaló el último Reporte Agrícola elaborado por el equipo de Estimaciones Agrícolas de la entidad.
En cuanto a nivel nacional, el informe al que tuvo acceso Télam indicó que «la siembra alcanza el 41,7% de las 6,8 millones de hectáreas proyectadas, porcentaje que representa un avance de 5,6 puntos respecto del año previo».
«Los mayores progresos se dieron en el centro del área agrícola nacional gracias a las últimas precipitaciones», sostuvo el informe. Según se indicó, en el caso del «NOA, margen oeste del NEA y la provincia de Córdoba, la escasez de humedad ralentizó las labores», mientras que en el sur del área agrícola «la siembra mantiene su ritmo».