Declararon emergencia agropecuaria en La Pampa

SEQUIA E INCENDIOS

Casi cuatro mil productores de granos pampeanos se verán beneficiarán con el nuevo Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) implementado por la AFIP y el Ministerio de Agroindustria de Nación. Habrá un nuevo sistema de “scoring” que dividirá al productor según niveles de riesgo.
Juan José Reyes *
A partir del 1 de julio se unificarán los 4 registros conocidos en un sistema único donde se reduce un 50% la información requerida y la cantidad de Declaraciones Juradas a presentarse. El denominado SISA, aglutina al Registro Fiscal de Operaciones de Granos; Registro Fiscal de Tierras Rurales Explotadas; Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios y al Padrón de Productores de Granos Monotributistas. Además hay una fuerte promesa del organismo fiscal de que a los productores que realicen las cosas como deben, se les devolverán las retenciones de IVA.
En muchas zonas del país y en nuestra propia provincia la sequía causó una reducción más que importante de la cosecha. Aquí en La Pampa -solo de soja- pasamos de 1,8 millones de toneladas a 1,3 millones, es decir que casi todo el territorio agrícola provincial después de lluvias excesivas y sequía, vio complicada la cadena de pagos. Bajo ese clima de desánimo de los productores, la AFIP puso freno a las suspensiones y/o exclusiones del Registro Fiscal de Operadores de Granos desde mediados de marzo, decisión que fue oficializada a través de la RG (AFIP) 4246, puntualizando que ello se mantendría hasta tanto se reglamente la unificación de los Registros anunciados.
Si bien ya no se aplicarán las bajas del registro como venía ocurriendo, ahora habrá un sistema de scoring que dividirá al productor según niveles de riesgo, esto es bajo, medio y alto. Alguien del nivel de riesgo bajo será quien no haya tenido incumplimientos en los últimos 24 meses, por ejemplo.

La inscripción.
Como se explicó, el SISA pasa a reemplazar a cuatro Registros y Regímenes informativos como los son el Registro Fiscal de Operadores en la Compraventa de Granos y Legumbres Secas (RFOG); el Registro Fiscal de Tierras Rurales Explotadas (TIRE), al Padrón de Productores de Granos Monotributistas (PPGM); al Régimen Informativo de Capacidad Productiva y Producción; al Registro Nacional Sanitario (RENSPA) implementado por el Senasa y al Registro de Usuario de Semilla (RUS) del Inase.
La inscripción en el SISA será obligatoria para los casi cuatro mil productores de granos y semillas, los operadores en la cadena de comercialización de esos productos y los titulares, cualquiera fuera el título, y sus subcontratantes, cualquier fuera su modalidad de contratación, de tierras rurales donde se desarrolle la producción de los cultivos mencionados. La inscripción se hace a través de la página web de la AFIP. Con la información que se suba a la web más aquella existente en la base de datos de la AFIP, el sistema definirá un “estado” inicial, que cuando demuestre inconsistencias detectadas en caso de presentarse.

Scoring.
Para cada chacarero que comercialice semillas o Eaps como personas jurídicas la AFIP lo definirá evaluando su conducta fiscal en base a un sistema de “Scoring”, lo cual resultará determinante para acceder a los beneficios fiscales. Inicialmente se había anunciado que también incluiría al Registro de Usuarios de Semillas (RUS) del Inase, pero quedó afuera de la partida. Para los productores calificados como “riesgo medio”, la retención será del 7 % con una devolución del 6% también a 45 días, mientras que los de “riesgo alto” sufrirán una retención del 8% sin devolución. Sin embargo nada han dicho acerca de los criterios empleados para categorizar la “conducta fiscal” de los productores, más allá de que no se los excluya del SISA.

Los cumplidores.
El SISA, además de unificar cuatro registros en uno solo, también incluirá al régimen de información de existencia de granos no destinados a la siembra y de superficie afectada a los cultivos de invierno y de verano. Además la AFIP prometió que, en el marco del esquema de simplificación tributaria que están diseñando, dispondrán una retención del 5% para venta de granos con una devolución también del 5% en un plazo no mayor a 45 días. Sin embargo, eso no será para todos, sino para aquellos productores que sean categorizados por la AFIP como “riesgo bajo”. El registro permitirá agilizar los plazos y reducir los costos para el sector, sin descuidar la tarea de control que debe ejercer el Estado. Sucede que la venta de granos tiene una alícuota del IVA del 10,5% desde el año 2007 por parte de la AFIP. Aquella estableció un sistema de retención del IVA para la venta de granos, que para la generalidad de los productores es del 8% sobre el 10,5%. Según esa norma, el principal organismo fiscal del país, antes del último día del mes inmediato siguiente al que se hizo la retención, debería reintegrar al productor siete puntos de la retención mediante un crédito en su CBU bancaria. O dicho de otro modo, el 87,5% del importe retenido. El reintegro tendría que efectuarse dentro de los 60 días de hecha la venta, cosa que no sucedía.

* Economista