Inicio La Arena del Campo El campo prefiere los tractores y las cosechadoras importadas

El campo prefiere los tractores y las cosechadoras importadas

NACIONALES CAEN 23 %

Así se puede afirmar a partir de las cifras de ventas publicadas por Indec sobre las ventas maquinaria agrícola en el primer trimestre de 2020, los cuales fueron analizados por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral).
Luciano Cabrera Romero

Las ventas de maquinarias agrícolas durante el primer trimestre de este 2020 reflejaron una fuerte disminución de la participación de los equipos nacionales sobre los importados. Así lo informó el Indec, donde se precisó que los tractores y cosechadoras son las categorías que registraron más bajas, del 13 y 23 puntos respectivamente frente al mismo período de 2019.

El último relevamiento del Indec, sobre la industria de la Maquinaria Agrícola, demuestra que este año no tuvo el mejor de los comienzos. Sin embargo, no se espera un fuerte coletazo por parte la pandemia del coronavirus (Covid-19) en este sector, ya que al haber estado exceptuado desde el inicio de la cuarentena obligatoria, se estima que los números se van a recuperar.

Los datos del Indec, replicados por la Fundación Mediterránea (Ieral) en su último informe de coyuntura, explican que si bien en todos los rubros crecieron las unidades vendidas en 2019, lo cual determinó que se considere año «razonablemente bueno», en el primer trimestre de 2020 las ventas en términos interanuales «caen en todos los segmentos».

Los números difieren en las diferentes categorías, aunque en algunos las caídes fueron mucho más anunciadas: ventas de cosechadoras caen 23% interanual; tractores 8,5%; implementos 6,8% y sembradoras 2,2%. Una sola salvedad surge del análisis de las ventas en términos desestacionalizados, las de sembradoras presentan un crecimiento trimestral positivo. En el resto, se confirma caída en las ventas.

Perspectivas

«Pese a estos números, las expectativas en el sector no son tan negativos. Esto es así pues las empresas desde comienzos de abril tienen permitido operar y atienden a un sector considerado «esencial» (producción agropecuaria y con gran incidencia exportadora). En comparación con otros sectores industriales, se encuentra en situación intermedia, pues en este contexto macroeconómico las inversiones en maquinaria pueden verse frenadas, pero su demanda no está bloqueada.

En este sentido, las cifras del sector en los próximos meses seguramente serán mejores que las de industrias consideradas «no esenciales» (cerradas o de consumo postergado con motivo de la pandemia).

No es nacional

En lo que hace al origen de los equipos que se venden en el país, se resalta que, tanto en cosechadoras como en tractores, las ventas de origen importado crecen, mientras que las de origen nacional caen muy fuerte. Siempre de acuerdo con los criterios aplicados por Indec para distinguir el origen de los equipos. La dinámica es similar en implementos, aunque con movimientos de menores proporciones.

La mayor disparidad se expresa en las ventas de cosechadoras. Si bien el indicador de ventas totales presenta una caída interanual en el primer trimestre del año del 23%, las ventas de cosechadoras de origen nacional se desplomaron un 50,5% y las de origen importado crecieron muy fuerte 31% interanual.

En el caso de implementos la situación es similar. Las ventas totales en unidades cayeron un 8,5% en el primer trimestre de 2020 al tiempo que los de origen nacional perdieron ventas a un ritmo del 24,4% interanual. Los importados vieron crecer sus ventas en 34,9% respecto al mismo trimestre del año previo.

En tractores, las ventas de equipos de origen nacional cayeron 8,3%, mientras que las de importados crecieron levemente 0,8%. Con este panorama, la participación de los equipos nacionales en el total de ventas continúa reduciéndose paulatinamente