Inicio La Arena del Campo En La Pampa la cosecha de trigo alcanzó 871 mil toneladas

En La Pampa la cosecha de trigo alcanzó 871 mil toneladas

La cosecha del cereal en nuestra provincia participó del 4,5% a nivel nacional que fue récord histórico superando la 19 millones de toneladas. El Departamento Conhelo lideró en La Pampa con más de 114 mil toneladas.
Juan José Reyes
La Secretaría de Agroindustria dio a conocer oficialmente los resultados finales de la campaña de trigo 2018/19 en la provincia de La Pampa. De acuerdo a los datos aportados, se sembraron 363.300 hectáreas y se logró cosechar en 358.400, produciéndose 871.280 toneladas del cereal con un rinde de 2.431 kilogramos por hectárea, clave para la exportación y la molienda. En una discriminación por Departamentos, Conhelo lideró con 114.300 toneladas, seguido de Rancul con 111.900 y Guatraché con 108.800. En comparación a la campaña 2017/2018, se registró un aumento del 35,8% con un precio internacional en Chicago muy bajo para la posición mayo llegando a los 160 dólares.
Nuestra provincia participó con el 4,5% de la producción nacional que fue récord histórico con 19.454.458 toneladas, de los cuales casi 10 millones correspondieron a la provincia de Buenos Aires. Si bien fue una muy buena campaña provincial, pues mejoraron los perfiles húmedos de los lotes, es importante recordar que el récord fue obtenido en la campaña 1997/98 con 1,29 millones de toneladas, seguida de 1982/83 con 1,1 millones de toneladas y 1984/85 con 1.028.000 toneladas.

Mejora climática.
La muy buena cantidad y tamaño de las espigas por metro cuadrado gracias a las lluvias del último trimestre del año, fueron muy efectivas para revertir un panorama que no era de los mejores y apuntaba a ser similar a la recolección del año anterior. Otros regiones con buena producción fueron los departamentos Maracó con 90.100 toneladas, Hucal 66.500; Capital 63.800 y Realicó con 57.600 toneladas. En cambio en algunos sectores ubicados en el cuadrángulo noreste de la provincia, debido a los excesos hídricos del Río V, se reportaron algunos casos de lotes cosechados con granos chuzos ya que las condiciones climáticas de la época fueron muy buenas.
La presencia de fusarium (hongo que es capaz de sobrevivir en agua y en tierra por mucho tiempo ya que se alimenta de materiales en descomposición) afectó en menor medida que la campaña anterior, por tanto no hubo tanta reducción en el rendimiento del cultivo con bajo peso hectolítrico que ocasiona reducción del rendimiento y afecta al grano, el cual queda arrugado y liviano.

Exportación y molienda.
En nuestra provincia la mayor concentración para la cosecha de trigo se dio entre los días 10 y 30 de diciembre, más allá que en la zona Norte (básicamente los departamentos Maracó y Chapaleufú) la cosecha comienza a ser levantada de mediados de noviembre en adelante, en contraste con la zona Sur que se levanta de mediados de diciembre en adelante.
Esta diferencia temporal de recolección en favor de la zona Norte (37 días aproximadamente) se da fundamentalmente por factores climáticos (más calor en esa región) y por amplitud horaria.
En los meses de enero y febrero tradicionalmente los valores esperados para las exportaciones argentinas son bastante lentas y con tendencias a la baja, ya que en esta estacionalidad se especula con la baja de precios ante el ingreso de la cosecha que se inicia con el trigo y continúa en los meses de abril y mayo con el maíz, sorgo y girasol para culminar tiempo más tarde con la soja.
La situación del trigo a nivel mundial, sigue siendo más ajustada que la campaña anterior (llegó a los 240 dólares con máximos históricos de 345) a lo que debemos adicionar las últimas estimaciones del USDA que aumentan el volumen de producción de Canadá y la Unión Europea sobre este cereal, debido a ello su valor apenas supera los 160 dólares. En los mercados disponibles (los del país), el comportamiento de los precios tiendan a la baja debido a la ingente participación vendedora de los exportadores y al último reporte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) que estima más alzas en la producción para la nueva campaña.