Inicio La Arena del Campo Juraron los campeones

Juraron los campeones

En horas del mediodía de ayer, la jura dictaminó que la cabaña «El Mirador» de Ramiro Ruiz trajo al evento rural al mejor animal. «No es nada fácil con el nivel de competencia», admitió el productor.
«Es un enorme orgullo y un premio a tanto esfuerzo», celebró el productor Ramiro Ruiz, quien conduce la cabaña «El Mirador» y que en esta nueva edición de la Exposición Rural de Santa Rosa se alzó con el premio del Gran Campeón de la muestra. «Esto fue gracias a una línea de trabajo», afirmó en diálogo con LA ARENA DEL CAMPO.
«Esto muy satisfecho por toda participación en la Expo de Santa Rosa, contentísimo por haber podido sacar el Gran Campeón, cosa que no es nada fácil con el nivel de competencia que tiene el Angus en La Pampa», reconoció Ruiz, luego de recibir el ansiado premio.
¿Por qué la jura se decidió por el ejemplar de ésta cabaña? «Los animales que nosotros presentamos son animales sumamente productivos, muy carniceros, con una calidad racial muy importante. Realmente se destacaron los animales en sus desplazamientos, en sus corrección estructural y fueron acompañados por un volumen importante de carne. Esto lo hizo destacar», señaló el productor.

Línea de trabajo.
Efectivamente, el trabajo encarado desde las cabañas pampeanas es un proceso arduo que tiene su tiempo y dedicación. Así lo entiende el productor, quien explicó que la ganadería «es un trabajo que es interminable porque permanentemente a través del proceso de selección vamos mejorando año tras año, siempre buscando ir a un nivel mayor».
Y enfatizó: «Este producto uno lo viene pensando hace cuatro años, cuando decide hacer un transplante embrionario y elige una madre y la combinación adecuada para ella. Buscando un padre que te dé las características que vos estás buscando y que muchas veces eso va quedando en el camino porque no logra los resultados deseado».
Para la cabaña «El Mirador» este proceso dio sus frutos y como resultado logró tener al Gran Campeón. «Esto fue gracias a una línea de trabajo», admitió Ruiz, quien a su vez adelantó que a futuro continuarán con la meta de seguir mejorando la hacienda.
«La madre de este toro es una madre que ya nos dio buenos resultados con distintos tipos de padres. Entonces, ahí trabajas con la consistencia de ella, al punto que la mayoría de sus hijos están en exposiciones y son animales premiados», aseguró el cabañero.
En ese sentido -amplió- lo que se propone desde «El Mirador» es buscar «una línea materna, pero siempre sin descuidar la parte carnicera porque uno produce carne. Todo empieza por la madre, entonces nosotros dividimos la cabaña en dos o tres líneas de trabajo, y una de ellas es la de la madre».

Realidad compleja.
«La situación de la ganadería está sumamente compleja en dos aspecto: el climático y el político», reconoció el productor, luego de ser consultado sobre la situación coyuntural que atraviesa el sector, donde la cuestión ambiental es lo que está pegando mas fuerte.
«Venimos de una seca muy importante donde hubo un otoño muy poco llovedor, tardío, lo que comprometió las tareas de las pasturas de invierno. Ahora también con una primavera que no arranca con lluvia y el pasto de invierno se terminó, tiene que venir la pastura de primavera y no llega, con lo que estamos con una cadena forrajera cortada», explicó el cabañero. Y alertó: «Esto hace otra cosa que comprometer la producción que debiera iniciarse ya en octubre. También corre peligro hasta la subsistencia de la propia madre».
Por otro lado, desde el punto político, Ruiz reconoció que la situación es «muy compleja» por el «desbarajuste financiero y económico» que ocasionó que «las cuentas corrientes y la cuestión financiera se cortara por completo».