Inicio La Arena del Campo La demanda crecerá un 6%

La demanda crecerá un 6%

GASOIL: EL CAMPO PAMPEANO INSUMIRA 210 MILLONES DE LITROS

El aumento en el consumo del gasoil se dará a la par de mejores rendimientos medido en quintales por hectárea tanto de granos finos y gruesos en una histórica campaña que superará los 5 millones de toneladas.
JUAN JOSE REYES
Una mayor producción de granos como se prevé para la campaña 2019/20 y los altos rendimientos que tendrá el sector tanto en la fina como en la gruesa, y además con una mayor superficie sembrada, será de alto consumo energético. Según un trabajo de la Bolsa de Comercio de Rosario, el consumo proyectado de gasoil aumentará un 6% en La Pampa para la actual campaña agrícola superando los 200 mil metros cúbicos de acuerdo a estimaciones formuladas por el equipo técnico de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la entidad.
La fuerte devaluación de los últimos días y el congelamiento de los precios a través de un DNU presidencial preanuncian un casi seguro desabastecimiento en los próximos meses, por lo que habrá que importar gasoil para cubrir una producción récord en el país de 135 millones de toneladas. Las empresas del sector junto a los gobernadores de las provincias petroleras, cuyas regalías se ven afectadas con la fijación de precios, pusieron el grito en el cielo pues la medida no fue consensuada.

Principal insumo
Haciendo un análisis en términos de porcentajes puede concluirse que, el 65% del gasoil consumido pertenece a las etapas de labranza, implantación y defensa de los cultivos, el 23% a la instancia de cosecha, el 11% se le atribuye al flete corto y sólo el 1% al secado de granos.
Al calcular el consumo de combustible para transportar los granos lo que se analiza es el flete corto (distancia de la tranquera al acopio), los fletes largos (desde el acopio a los puertos o a la industria procesadora). En este último rubro (el más importante, ya que el 80% de la cosecha se mueve en camiones) tiene un ingente aumento año tras año.
La mayor producción de granos de la nueva campaña supondrá más demanda de combustible para el transporte, tanto en el flete corto, como al envío de la producción a las terminales portuarias que se concentran cerca del puerto Ingeniero White en Bahía Blanca y en otros casos en Rosario, y a las industrias procesadoras de todo el país. Nada menos que cerca del 43% del total del gasoil consumido lo eroga el campo y se espera algún crecimiento mayor habida cuenta de que las sementeras y los implantes de segunda han sido muy buenos.
Además similar «boom» se está dando con las exportaciones cárnicas, pero fundamentalmente por la creciente incorporación de tecnología al proceso productivo agrícola, que deriva en una mayor utilización de maquinaria y equipos, dependientes del combustible líquido.

Más diesel.
El récord de producción que se espera supere los cinco millones de toneladas en La Pampa implicará para el sector un gasto promedio de $8 mil millones por la utilización de este combustible estratégico. En la campaña pasada el consumo de gasoil ascendió a 185 millones de litros computando gasto en soja, maíz, girasol, sorgo, maní, trigo, avena, lino, centeno, cebada cervecera, alpiste, cártamo, colza, mijo y trigo candeal.
La Pampa está muy beneficiada en los mayores rindes esperados, ya que hubo crecimiento en el área sembrada total respecto del ciclo anterior. La mayor productividad implicará un aumento en la demanda de combustible para el transporte. Mientras que en el último semestre del año pasado la demanda de gasoil mostró signos de una muy pequeña recuperación, con un crecimiento del 2,2% interanual, los primeros ocho meses de esta campaña el aumento ha sido geométrico.
Hoy se reconoce que en la zona norte habrán dificultades de abastecimiento por el congelamiento de precios, siendo los departamentos más afectados Chapaleufu, Maracó, Realicó, Quemú, Conhelo junto a Catriló y Capital. Pero, por la RN 35, desde el departamento Conhello (Eduardo Castex) pasando por la capital provincial hacia la zona sur, también los consumos han venido crecido en cuantía de demanda, lo que augura en lo que resta del año mayor demanda energética no solo de diésel sino también de GNC y naftas no premium.
Para cosechar los casi 1,7 millones de hectáreas sembradas los productores y contratista rurales necesitarán muchos más litros de gasoil a granel, un volumen muy superior al utilizado en la campaña anterior, cuando se requirieron 185 millones de litros.

Temor.
Más allá de los interrogantes que se abren sobre su disponibilidad en meses claves, sabido es que el congelamiento de los precios por la devaluación impactará muy fuerte en las provincias petroleras, inclusive la nuestra (Pampetrol informó que habrá menos inversión).
La Mesa de Enlace rural cree que el gasoil a granel para sostener el congelamiento en el surtidor para otros sectores y como parte del acuerdo con los gobernadores, en relación a la recaudación podría complicar la situación justo en momento de una gran cosecha. La producción del país no alcanza para abastecer todo el mercado interno y menos si el campo comienza a demandar más.
Muchos creen habrá que importar con un dólar 25% más alto en pesos, mientras que algunos vaticinan que será difícil de sostener durante los próximos 60 días. El gasoil a granel directamente al campo seguramente tendrá algún incremento para sostener el congelamiento en el surtidor ya que cuando exportan lo hacen en dólares y el gasto en pesos. El impacto aquí podría significar hasta de un 20% de incremento, habida cuenta que los productores están cosechando con un dólar cercano a los 60 pesos por tanto el beneficio para el campo es importante. Al parecer ya se llegó a un acuerdo con las petroleras y los gobiernos provinciales de liberar en todo caso el gasoil mayorista a granel y mantener congelado el surtidor para los automóviles y camionetas.