Inicio La Arena del Campo La Pampa: 2 millones de Has bajo riesgo

La Pampa: 2 millones de Has bajo riesgo

INCENDIOS: EL INTA DESARROLLO UN MAPA CON LAS ZONAS EN RIESGO.

El INTA elaboró un mapa con las zonas más propensas a incendios, en La Pampa y lo difundió a principios de esta semana. La investigación permite prever los lugares con más probabilidad debido al historial y la geografía de cada región. De acuerdo a sus análisis, los investigadores habían asegurado meses atrás que hay 2.400.000 hectáreas bajo riesgo durante la temporada alta de fuegos y sostuvieron que se debe «a la presencia de una importante región sin fuego por más de 10 años», como también a «un proceso de acumulación de forraje muy focalizado en algunos departamentos durante el último ciclo productivo, a pesar de la emergencia agropecuaria declarada por sequía en febrero 2019».
La presencia de áreas arbustizadas de manera generalizada en la región del Espinal, la
identificación de un área muy importante con bajo a nulo aprovechamiento ganadero, (distancias medias a las aguadas superiores a los 3 km), son algunas de las características que mencionaron los investigadores de acuerdo a los sectores que podrían verse en peligro en nuestra provincia.
Este mapa de peligrosidad para incendios fue generado a partir del modelo desarrollado por el Area de Gestión Ambiental y Recursos Naturales de la EEA Anguil en 2016, donde se consideran como variables las áreas sin fuego durante los últimos 10 años, productividad forrajera superior al 20% respecto a la media estimada para el período 2000-2018, dificultad para acceder a los sitios, áreas de conservación, áreas arbustizadas y presencia de tendido eléctrico de alta tensión.
Según muestra el mapa, los departamentos más comprometidos son Chalileo, Loventué, Lihuel Calel, Limay Mahuida, Curacó y Hucal. El INTA, en tanto, destacó que la predictibilidad del modelo es del 85% y aclararon que el modelo identifica las áreas de mayor peligrosidad. Esto significa que cualquier área puede incendiarse, pero éstas son las de mayor riesgo y deberían tenerse en cuenta para una pronta verificación por parte de los organismos pertinentes.

Predictibilidad.
A pesar de los severos incendios ocurridos entre noviembre de 2016 y febrero de 2018, y pese a que en la última temporada alta de focos las cifras descendieron de manera significante, el INTA sostuvo que aún persiste un remanente de 2.4 millones de hectáreas de alto riesgo para la ocurrencia de incendios durante la próxima temporada de fuegos.
Algunos meses atrás el especialista en gestión ambiental y recursos naturales del INTA Anguil, Pablo Vázquez había esa cifra y adelantó que la predictibilidad del mapa era cercana al 85%.
En este punto, manifestó que «se registran incendios importantes en los departamentos Loventué y Chalileo, ambos coinciden con las áreas estimadas como de alto riesgo». En cuanto a las estimaciones, explicó que se debe a hay una importante región no incendiada en más de 10 años que se suma a un proceso de acumulación de forraje del último ciclo productivo y a áreas arbustizadas de manera generalizada en la región.