Inicio La Arena del Campo La Pampa en plena trilla y laboreo

La Pampa en plena trilla y laboreo

CAMPAÑA GRUESA: YA SE RECOLECTO EL 50% Y LLEGO A 1,75 MILLONES DE TONELADAS

Se destacaron el girasol con 410 mil toneladas; maíz en 1,4 millones de toneladas (falta 40% levantar en la zona norte); sorgo con 60 mil (cosechadas 35 mil) y soja con 1,4 mill/ton y 55% recolectado durante la primer semana del presente mes, es decir en total 1,75 millones de toneladas.
Juan José Reyes
La producción de granos gruesos en La Pampa durante la primera semana de mayo, según el Ministerio de Agricultura de la Nación, ya tiene el 50% cosechado y espera finalizarla con 3,5 millones de toneladas en un área sembrada de 890.000 hectáreas. Los cultivos de verano (girasol, maíz, sorgo, soja) dejarán muy buenos dólares al campo pampeano en plena crisis pandémica y económica a pesar de la sequía del año anterior.
Para tener una noción de la incidencia de la producción de granos dentro del Valor Bruto de Producción local, es necesario recordar que los cereales participan en un 71,2% y las oleaginosas en un 26,9% en la provincia. Gracias al maíz y la soja de primera y segunda la cosecha gruesa pampeana sigue avanzando a un muy buen ritmo estimándose llegar a las 3.530.000 toneladas, apenas 4% por debajo de la anterior por los efectos de la falta de humedad en piso durante el otoño e invierno pasado, pero no tan drástico como se estimó.
Las especies oleaginosas y de granos, muestra pequeñas caídas en su productividad medida en quintales, no solo atribuible a la falta de agua sino también al resurgimiento del modelo cárnico que acompañó a La Pampa desde su creación. Antes el ciclo agrícola iba de este a oeste y de norte a sur y ahora se da oeste a este y en menor proporción de sur a norte. Todo un notable cambio en el sistema, que de tener buenos regímenes pluviométricos, la cosecha fina 2020/21 apunta solamente al trigo, según la Bolsa de Cereales, a las 21 millones de toneladas en el país y a 900 mil en La Pampa.

Distribución.
Si bien los pronósticos auguraban una cosecha gruesa muy por debajo de la de campañas anteriores finalmente no se concretó y apenas se sintió la seca tan temida. Los nuevos híbridos han permitido fuera de época muy buenos rindes que minimizaron las pérdidas esperadas por el productor pampeano. Sin embargo lo han sufrido desde el punto de vista de los costos de quienes arrendaron campos, con un pequeño decrecimiento en el volumen de producción y valores internacionales a la baja, amén de una mayor retención agropecuaria.
La recolección de a gruesa ya ingresó en su etapa final, quedando por levantar cerca de la mitad de soja, maíz, girasol y sorgo y varios lotes de soja y maíz de segunda. En el cuadrángulo noreste provincial (General Pico, Vértiz, Intendente Alvear, Ceballos, Larroude, Quemú Quemú) el promedio tanto de soja como maíz estaría dentro de los cálculos previstos lo cual significa un buen ingreso de divisas en los próximos meses cuando tengan que desalojar los silobolsas con granos guardados de campañas pasadas.
Si bien el maíz y la soja sufrieron buena parte de los avatares climáticos del período, en girasol y sorgo los números se mantuvieron y en algunos casos crecieron. Aún así, los rindes no estuvieron al nivel de los conseguidos en otros años, aunque fueron fluctuantes de acuerdo a los lotes examinados. Entre los cultivos que aún tienen un poco atrasada la trilla por las lluvias y el granizo de los últimos días se espera que finalicen en tiempo y forma en 20 días.

Girasol, sorgo y maní.
En la delegación General Pico, se estima que entre un 60 a 70% de la superficie sembrada con girasol transcurre la etapa de madurez comercial. El resto corresponde a la superficie sembrada con lotes tardíos y de segunda que atraviesan las etapas de llenado de grano con adecuada humedad edáfica.
Las lluvias de la semana pasada interrumpieron y retrasaron los trabajos de cosecha pero ya se estima un avance superior al 50% con rendimientos que oscilan entre 90 a 110 qq/ha en el sector este medanoso y entre 80 a 95 qq/ha en el resto de la región. En la delegación Santa Rosa continúa lentamente la cosecha de los maíces tempranos, debido a que las cosechadoras están abocadas principalmente a la trilla de la soja. Los rindes van de 40 a 65 qq/ha. También se están cosechando algunos maíces de primera tardíos con 28% de humedad promedio con destino a alimentación ganadera.
Los primeros sembrados están en buen a regular estado y en R7, esperando a ser recolectados y los sembrados más tarde en R6 – R7. El granizo que cayó en la primera semana de mayo, afectó algunos lotes puntuales provocando pérdidas de hojas, pero no pérdidas de plantas ni espigas.
En lo que respecta al sorgo, el grano de verano que más sufrió los efectos de la falta de piso según el informe oficial da cuenta que ya se levantaron más de la mitad de los lotes de sorgo granífero implantados en la delegación piquense llegando a un rinde promedio de 38 qq/ha. En cambio en la delegación santarroseña el comportamiento de sorgo continúa en forma dispar el ciclo del cultivo. Los sorgos ya atravesaron el pleno secado y esperando a ser recolectados durante la semana próxima luego de finalizar la trilla de la soja.
Los sembrados tardíos del sorgo en la zona centro sur van a ser afectados tanto en producción como en calidad de grano con lo cual se espera obtener en ambas delegaciones unas 60 mil toneladas. En la campaña anterior se sembraron 43.420 hectáreas, se cosecharon 18.360 y se obtuvo un tonelaje de 64.690 toneladas, cifras superiores a la actual.
Con respecto al maní la cosecha se está en todo el límite pampeano con Córdoba, el gran productor mundial, y en La Pampa es toda la zona de Vertíz, Realicó, Adolfo Van Praet, Sarha y parte de General Pico en 13 mil hectáreas y una producción de 50 mil toneladas con rindes de 3876 Kg/Ha

Soja y maíz.
En la delegación General Pico, durante la semana pasada se registraron lluvias de mediana a baja intensidad y en algunos casos de alta intensidad en toda la región. Con estas lluvias se produjeron caída de granizo en el sector centro oeste que en algunos casos, producirá disminución de rendimientos de la soja y que aún no han sido cosechados. Según el informe oficial aún no hay precisiones del grado o cobertura de afectación sobre la oleaginosa que puede haber causado el fenómeno climático.
Si se sabe que prácticamente el total de la superficie sembrada con cultivos de primera ya transcurren la etapa de madurez comercial y los lotes de segunda transcurren las etapa de formación y llenado de grano con adecuada humedad en el perfil edáfico. Si bien las inclemencias climática interrumpieron y retrasaron los trabajos de cosecha sojera, se estima que el avance del 54% en la región con rendimientos que se ubican en un rango de mayor frecuencia de 38 y 43 qq/ha. en el sector este medanoso y de 28 a 35 qq/ha. en el resto de la región.
En la delegación Santa Rosa la cosecha de soja continúa con un avance del 60% Los lotes trillados dan rendimientos dispares que promedian entre 12 y 30 qq/ha. observándose una disminución de rendimiento en comparación a los de la campaña pasada, por falta de agua en pleno momento de formación y llenado. Los lotes que se están cosechando son los sembrados en época, se espera que los sembrados luego del 10/12 sembrados más tarde o de segunda que están en R7-R8 y afectados por las primera heladas, tengan mermas importantes en los rindes y menor calidad comercial de semilla de ente 5 y 10 quintales.
Con respecto al otro grano estratégico para la campaña gruesa pampeana como los es el maíz en la delegación norteña se la estima que entre un 60 a 70% de la superficie sembrada transcurre la etapa de madurez comercial. El resto corresponde a la superficie sembrada con lotes tardíos y de segunda que aún transcurren las etapas de llenado de grano con adecuada humedad edáfica. En toda la región del cuadrángulo noreste, Maraco y Chapaleufu se estima un avance superior al 50% con rendimientos que oscilan entre 90 a 110 qq/ha en el sector este medanoso y entre 80 a 95 qq/ha en el resto de la región.
En la delegación centro sur que funciona en la capital provincial continúa en forma más lenta la cosecha de los maíces tempranos, debido a que las cosechadoras están abocadas a la trilla de la soja. Los rindes van de 40 a 65 qq/ha. y también se están cosechando algunos maíces de primera tardíos con 28% de humedad promedio con destino a la alimentación vacuna.