Inicio La Arena del Campo La Pampa ya tiene el 11 % del stock nacional

La Pampa ya tiene el 11 % del stock nacional

NOVILLOS LIVIANOS

Por la demanda del mercado chino, los novillos de entre 431 y 460 kilogramos resurgen como un gran negocio, y su faena volvió a trepar, superando la línea de los 3 millones de cabezas después de más de 10 años. La Pampa cuenta con el 11 por ciento del stock de estos animales en el país.
JUAN JOSE REYES

Los novillos en La Pampa -machos castrados con un peso entre 431 y 460 kilogramos-, una década atrás representaban el 35% del total de animales que iban a faena frigorífica en el país, por sobre los terneros, terneras, novillitos, vaquillonas y vacas. Cambios en los sistemas de alimentación y comercialización lograron que hoy apenas 9,3% de esas cabezas sea de novillos.

En La Pampa contamos con un stock, medido oficialmente por el Senasa en la primera campaña de vacunación de 2020, de 329.616 cabezas sobre 2.927.302 en el país, es decir 11%. Según especialistas en 2021 resurgirá su colocación en el exterior y ese podrá ser un nicho clave del mercado cárnico en 7.838 establecimientos agropecuarios (EAPS) y 10.646 Unidades de Producción (UP) de La Pampa, es decir propietarios (personas físicas y/o jurídicas) con novillos censados en la provincia.

Nadie pone en duda que la apertura de los mercados asiáticos conlleva una mayor oferta de este tipo de animales pesados. Argentina desde siempre tuvo novillos porque ese era el tipo de carne que le pedían sus clientes en el exterior: bifes, baby beef o lomos grandes, pero a la vez más sabrosos y tiernos que otros cortes.

La calidad de su carne nada tiene que ver con la edad del bovino, pues aquel se logra con la maduración en las cámaras frigoríficas. El sabor, en cambio, siempre es más intenso en la carne proveniente de novillos que la de animales más jóvenes, que no han llegado a acumular la dosis necesaria de grasa, aún hoy es época de la ternera y el novillito. Pero todo parece cambiar.

Estadísticas pampeanas

El frigorífico, pese a que tiene básicamente el mismo costo para faenar un ternero al que le saca 150 kilos o un novillo que le da 300, prefiere lo primero, porque coloca mejor esa mercadería. Luego, castiga en precio al animal más grande. Así, el productor local, cuyo negocio consistía en repartir en muchos kilos el gran costo de hacer un animal nuevo, prefiere ir a lo más seguro: vender rápido y no inmovilizar capital.

El novillo o la novilla es el animal con edad entre los 14-18 meses y los 3 años, e incluso hasta 5 años. Proporciona una carne más roja y con más sabor, aunque menos tierna que el añojo y la ternera lechal.

Según el Senasa la cantidad de novillos en nuestra provincia fue de 317.989 cabezas sobre un total nacional de 2.927.302 es decir casi el 11%. En el Mercado de Liniers el precio promedio del novillo de arrendamiento oscila entre máximos de 106 y mínimos de 108 pesos, pero poco y nada se ofrecen.

La Pampa tiene a la fecha 2.927.302 cabezas (el 5,52% de la Nación con 52.987.294). Están distribuidas de la siguiente manera: vacas 1.393.200; vaquillonas 379.712; novillos 317.989; novillitos 329.616; Terneros 454.681; terneras 44.980; Toros 52.857; 52.857 Toritos y 231 bueyes. Están estratificados de la siguiente manera: hasta 100 animales hay 2.076 EAPS existentes con un global de 102.502 bovinos; entre 101 y 250 cabezas hay 2.275 EAPS y 382.930 animales; entre 251 y 500 para 1.835 EAPS hay 651.881 animales; entre 500 y 1000 en 1.750 EAPS para 769.885 unidades; de 1.001 a 5.000 en 544 EAPS hay 955.618 cabezas.

Resurgimiento

El novillo es una especie en resurgimiento. Según datos del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) después de una década volvió a crecer la faena de novillos, En el país superó la línea de los 3 millones de cabezas, lejos de las casi 4 millones de cabezas de novillos faenadas en el año 2005 pero en franco crecimiento.

La Argentina, y en mucho menor proporción La Pampa, había dejado de producir novillos de 433 kilos, los que más piden los mercados mundiales. Hace dos años producimos terneros de 300 a 350 kilos, que no nos servían para exportar, pero si para abastecer al mercado de consumo interno.

Al parecer ahora el mundo empieza a pedir el novillo argentino. Buena parte de la faena de novillos jóvenes (los de dentición incompleta) creció 4,1% y la de novillos de seis dientes apenas subió 0,8%. El aumento se le atribuye a la cuota cárnica de alta calidad con la Unión Europea (cupo 481) que sigue creciendo. Lo concreto es que en la medida que el mercado del gigante asiático (8 de cada 10 kilos exportados van a China) empiece a demandar más esta tipología bovina el novillo pesado volverá al ruedo, si bien el consumo tiene una preferencia por el animal más liviano.

Muchos creen que esta política que comenzó a cambiar será significativamente importante para nuestra provincia. De así serlo, La Pampa se encuentra en inmejorables condiciones para abastecer un ilimitado mercado mundial que apetece nuestras carnes.