La venta de maquinaria agrícola cayó 30% en un mes

ADVIERTEN FABRICANTES

Las fabricantes de maquinaria agrícola y agrocomponentes vienen advirtiendo sobre la compleja situación del sector y a través de una Encuesta Nacional de Coyuntura de la Maquinaria Agrícola realizada por la Cámara Argentina del sector (CAFMA), certificaron que están con una acentuada contracción de su actividad, caída de ventas de más del 30%, elevados stocks y la perspectiva de un fuerte impacto en los puestos de trabajo.
Las empresas que contestaron la encuesta, de las cuales más del 42% son cordobesas, están trabajando “a media máquina”. El 40,2% utiliza el 50% o menos de la capacidad instalada; el 22% el 60%; el 18,1% el 70% y apenas el 11% el 80%.
De acuerdo con los datos finales de la encuesta la caída de la producción obedece a una baja considerable de ventas. Puntualmente, el 55% de las empresas registra una caída superior al 30% y la caída proyectada del sector es de 22% en dólares (u$s 1.069 millones en 2017 a u$s 833 millones en 2018).

Fuerte retracción.
Al respecto, Raúl Crucianelli, presidente de la CAFMA, sostuvo que “la encuesta transparenta la fuerte retracción de ventas de productos que vive el sector fabricante de maquinaria agrícola debido a la falta de financiamiento a tasas lógicas. Prácticamente estamos sin financiamiento para la venta. Existe mercado interno, pero el productor agropecuario o el contratista rural no está dispuesto a financiar su compra a las tasas que solicitan los bancos”.
En este sentido añadió que “todo esto ha producido una fuerte baja en la fabricación e importantes niveles de stocks, lo cual comenzó a tener influencia negativa en el empleo, con perspectivas desalentadoras dado que el estudio indica que entre el 22% y el 25% de las empresas decidirán en el corto plazo instrumentar reducción de jornada, suspensiones e inicio de procedimiento preventivo de crisis (PPC)”. “Todo esto debe ser resuelto para no profundizar la situación”, agregó Raúl Crucianelli.

Empleo.
De acuerdo a la encuesta, el sector emplea a 8.000 personas de manera directa en 125 empresas nacionales. En 2017, el sector tuvo unas 16.000 personas contratadas de manera directa y 6.600 indirectos aproximadamente, cifras que cayeron considerablemente, con reducción de horas extras en la casi totalidad de los casos. Y en base a las proyecciones registradas en la encuesta, el sector puede perder en los próximos meses 7.000 puestos de trabajo.
Los 7.000 puestos de trabajo perdidos considerando ingresos de $30.000 brutos mensuales, equivalen a $210 millones mensuales que no ingresan a la economía.
En tanto, si se consideran las cargas sociales también equivalen a $73 millones mensuales perdidos por el fisco.
El dato no es menor y mucho más, el impacto ya que más del 80 por ciento de las empresas se encuentran radicadas en poblaciones de menos de 30.000 habitantes.
En el caso de los puestos de trabajo indirectos, se trata de pequeños talleres (economías familiares) que prácticamente se pierden, porque no tienen capacidad de endeudarse.

Costos.
Por otro la, la CAFMA consultó sobre el costo financiero y la respuesta fue contundente: “se duplicó en 2018 en relación a 2017”. Este incremento sobre un total de u$s 1.000 millones de ventas implica una transferencia de renta de la maquinaria agrícola de aproximadamente u$s 50 millones.
“A paridad cambiaria actual, este monto equivale a 3.600 puestos de trabajo durante un año, considerando un valor promedio de $40.000 mensuales”.

Sin resultados.
En cuanto a las posibles soluciones, Crucianelli manifestó que “se está en contacto con el Gobierno nacional para analizar distintas propuestas que permitan al sector encontrar salidas a esta situación crítica, pero a la fecha no han surgido resultados viables”.