Inicio La Arena del Campo "Los frigoríficos no dan abasto" tras apertura del mercado chino

«Los frigoríficos no dan abasto» tras apertura del mercado chino

CARNE PAMPEANA

El subsecretario de Asuntos Agrarios, Alexis Benini, aseguró que la producción ganadera pampeana se vio impulsada por las exportaciones hacia China y que, por ello, los cuatro frigoríficos de la provincia habilitados para comercializar «no dan abasto». Sin embargo, advirtió que es necesario mantener un control para no desabastecer el mercado interno. «Sin dudas es mucho empleo para La Pampa, pero hay que hacer esta salvedad», precisó el funcionario provincial.
El subsecretario Benini estuvo en los estudios de la CPEtv, donde grabó su participación en el programa La Parte y el Todo, que se emitió el pasado miércoles desde las 22 en el canal 2 del cable cooperativo. Allí, el funcionario analizó la actualidad del campo pampeano, la sequía y cómo fueron recibidas las últimas lluvias que tuvo la provincia.
«Lo que se recuperó fue la homogeneidad de la precipitación, porque veníamos teniendo algunas lluvias, que si bien eran chiquitas estaban muy mal distribuidas. Lo más complicado, en tema agrícola, es la siembra de trigo ya que en cantidad no va a ser la mejor», se lamentó Benini, teniendo en cuenta que a principio de año «estimábamos un buen rinde pero ahora por la sequía se verá afectada».
En ese sentido, el funcionario indicó que la falta de precipitaciones afectó a cada zona de diferentes maneras. «La Pampa es un territorio de 14,5 millones de hectáreas, con lo cual tenemos tres zonas bien divididas: una que es sub-húmeda, que es la parte que da con la provincia de Buenos Aires; una zona en espinal y una zona de ganadería extensiva, que es el monte. Esta sufre no solo de sequía, sino además de la variabilidad porque esos campos pueden aguantar 250 vientres y después no pasar de 50», precisó el subsecretario.
«El productor pampeano está muy acostumbrado a utilizar tecnologías de proceso que le permiten no caer en problemas de estas características, por ejemplo: el destete precoz, mover la hacienda, hacer clausuras para tener forraje acumulado en algunas zonas. El productor se adapta», agregó Benini.

-¿Cuál fue la zona o la actividad agropecuaria que más castigó la sequía?
-De acuerdo a mi visión, el sur es la que más sufrió el impacto, que si bien es una zona de cría también un de los pocos recursos agrícolas que tiene es el trigo, por lo que esta sequía les ha impactado muchísimo. Pero se recupera muy rápido también, fue la primera zona donde llovió y recuperó bastante bien.

La carne y China.
Actualmente, otro de los temas que está en agenda en el campo es la exportación de carne vacuna hacia China, cuyo mercado también tiene una participación pampeana. No obstante, pese al «boom», Benini alertó que es necesario tener un «equilibrio» entre la producción que se destina para vender hacia fuera como la que queda dentro del mercado interno.

-¿Cómo impacta las políticas de fomento de la exportación en La Pampa? Teniendo en cuenta no solo lo que se vende hacia fuera sino también que acá algunos productos se venden a precio dólar.
-Debe tener equilibrio, si no está esto es muy difícil seguir adelante. Nosotros creemos seriamente que una política de soberanía alimentaria es fundamental producto de esta situación.

«El hecho de someter nuestra producción, sobre todo en alimentación, con los sueldos que han sido resentidos en dólares durante estos cuatro años y competir con mercados que pagan mucho mejor, es poner en riesgo la alimentación de la población en nuestro país», advirtió Benini, quien sostuvo que es necesario no «desatender» el mercado interno.
En ese sentido, el subsecretario aseguró que La Pampa está «planteando una integración razonable» y que «la industria también lo ve». Todo esto, gracias a un «plan que ya lleva casi 15 años de desarrollo de la ganadería en la provincia en toda su cadena, tenemos la suerte de tener casi cinco plantas: cuatro ciclo 1 y un ciclo 2, preparado para exportar a China», celebró Benini, a la vez que destacó que a la estructura frigorífica pampeana como «muy moderna».

-¿Esto incluye a Bernasconi, porque se escucho a Hipólito Altolaguirre hablar del fracaso del frigorífico?
-Creo que está equivocado, de hecho han obtenido el permiso para exportar desde China y eso hace que cambie totalmente su actividad.

-¿Influye en La Pampa el mercado Chino? Teniendo en cuenta la barrera sanitaria que no nos permite comercializar carne con hueso al sur del río Colorado.
– Sí y por el tema de la barrera te digo que es totalmente innecesaria, no tiene sentido. Hoy al sur le está costando mucho conseguir carne. Justamente el mercado chino no está dentro del circuito aftósico, imagínate que va la media res completa. No hay problema con el hueso.

-¿Exportan por Buenos Aires o por Chile?
-Ahora se está enviando por el puerto de Buenos Aires aunque se está viendo de enviar por Chile, lo que mejoraría un poco el tema logístico.

-Y mejoraría más si estuviera el Paso Pehuenche.
-Sí, aparte le permite al productor pampeano tener un acceso a la venta de vientres. De hecho, no nos olvidemos que tenemos aún mucho por mejorar en cuanto a la productividad. Tenemos 65% de destete, lo que significa que el 40% de nuestras vacas está pastando inútilmente.

El impacto local.
Sin dudas, las exportaciones hacia el gigante asiático tuvieron su impacto dentro de la economía agropecuaria pampeana. Sin embargo, advirtió Benini, es necesario tener un control ya que «hay que aprovechar el negocio» sin «desatender al consumo interno».
«China hoy no tiene límite, pide todo lo que se pueda mandar. De hecho, las plantas habilitadas que hay no dan abasto», graficó el funcionario, quien recordó que este tipo de demanda ya se había hecho presente en el país y en La Pampa, como por ejemplo con la soja.
En aquellos años, el «boom» de la soja provocó que en muchos lugares de la provincia -antes impensado- se sembrara este grano, cambiando en parte la fisonomía de la economía del campo pampeano. «Puede pasar eso y también se puede dar el hecho de que después el mercado chino se retire como pasó con otras cosas, como pasó con la soja. Hay que aprovechar el negocio como se está haciendo pero sin dejar de ver esta otra faceta que es el consumo interno, que siempre sostuvo la industria ganadera en todo su conjunto. Espero que el Plan de Soberanía Alimentaria regule esto porque el stock es acotado. Sin dudas es mucho empleo para La Pampa, pero hay que hacer esta salvedad», completó el subsecretario.