Inicio La Arena del Campo Momento para recuperar suelos

Momento para recuperar suelos

AGROECOLOGIA: LAS VICIAS Y CINCO CARACTERÍSTICAS PARA SU INCLUSION EN LOS VERDEOS DE INVIERNO

Sin lugar dudas es el otoño el mejor momento para iniciar con la transición agroecológica, esto se debe a una suma de condiciones, pero por sobre todas las cosas a lo exitosos que resultan los verdeos en base vicia para la recuperación de la fertilidad de suelos.
CARLOS ANZORENA *
Hay cinco características sobresalientes de las vicias para su inclusión en los verdeos de invierno. Es un leguminosa con una gran capacidad de fijación de nitrógeno (N) atmosférico. Al asociarse con el Rhizobium específico es capaz de fijar 16 kilogramos de N por tonelada de Materia Seca (MS) por hectárea. Sumado al N que captura del suelo, puede aportar en promedio hasta 100 kilogramos de N disponible para los cultivos siguientes, lo que equivale a unos 220 kilos de urea por hectárea.
Para esto es fundamental inocular la semilla, y si conseguimos inoculantes que posean otros organismos promotores de la rizósfera (PGPM) mucho mejor. Su hábito de crecimiento trepador hace que cubra el suelo y «someta» a las malezas, evitando la llegada de luz solar.
Además, se puede sembrar casi de cualquier manera (en línea, siembra aérea, al voleo) y en un amplio rango de fechas, y tiene una altísima capacidad de resiembra, incluso sin necesidad de laboreos.
Es un excelente forraje por volumen y calidad, además tiene muy buena capacidad de rebrote.

Múltiples posibilidades.
Dado que los cultivos en base a vicia nos ofrecen una diversidad de usos y beneficios, debemos tener en claro cuál objetivo perseguiremos prioritariamente: producción de forraje, competencia con malezas o regeneración de suelos.
Producción de forraje: se siembra típicamente junto con avena y en la fecha de esta (por lo general a partir del 15 de febrero). En estos casos participa en la dieta en el primer pastoreo, durante el invierno prácticamente no se nota su presencia, pero en primavera aparece con mucha fuerza expresando todo su potencial. Si bien típicamente se asocia con avena, recomendamos mezclar también con otros cereales: cebada para producción temprana, triticale, centeno o trigo para producción de invierno. Pero en agroecología, siempre decimos que cuanto mayor diversidad, mejor, por lo cual si se dispone de semilla no dudemos en poner en la mezcla dos o más gramíneas buscando una distribución de pasto más pareja durante el invierno.
Competencia con malezas: Como dijimos antes, el hábito de «enredadera» de la vicia somete a las plantas, cultivadas o espontáneas, que crecen junto a ella, además forma un «poncho» que impide que el sol llegue al suelo evitando la germinación y crecimiento de malezas. Este efecto se pierde en el verano al entregarse la planta.
Para aprovechar este potencial es importante un buen stand de plantas de vicia y no limitar el crecimiento de primavera. Si el objetivo es este, podremos atrasarnos con la siembra hasta abril/mayo.
Regeneración de suelos: La clave para este objetivo es que la vicia «juegue su juego», es decir pueda expresar todo su potencial de crecimiento en la primavera tardía, para lo cual pensamos en siembras tardías no pastoreadas o pensamos en verdeos que se le retiran los animales al comienzo de este período (septiembre). Una de las ventajas es que este objetivo se logra también si destinamos el lote a cosecha de semilla, con el plus de que tendremos al año siguiente un verdeo de resiembra, y de producción temprana, y semillas para avanzar en otros lotes.

Gramíneas en mezcla.
Un último detalle a no pasar por alto, si bien por todo lo dicho la vicia juega un rol fundamental: es de suma importancia la presencia de las gramíneas en la mezcla, dado que si bien la vicia aportará fijación biológica de nitrógeno, son las gramíneas las que brindarán la mayor parte de las raíces, y por consiguiente la incorporación de carbono al suelo. Las proporciones de los componentes de la mezcla variarán de acuerdo al objetivo buscado. (Nota publicada en Tierra Negra-Revista de agroecología y soberanía alimentaria)

* Ingeniero Agrónomo.