Inicio La Arena del Campo "Olvidaron lo que es comer asado"

«Olvidaron lo que es comer asado»

PROPUESTA DE NEUQUEN PARA CORRER LA BARRERA QUE FRENA INGRESO DE CARNE CON HUESO

«Nosotros le dimos nuestro apoyo y obviamente vamos a estar de acuerdo con cualquier medida que signifique ampliar mercados», afirmó el presidente de la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa, Marcelo Rodríguez, ante la propuesta de correr varios kilómetros al sur la barrera que hoy frena el ingreso de la carne vacuna con hueso pampeana a la Patagonia. «El diputado nos contó que allí ya prácticamente no se come carne y que la gente se ha olvidado de lo que es el asado con hueso», comentó.

El día jueves, el diputado neuquino José Raúl Muñoz (Democracia Cristiana) presentó ante la Legislatura de su provincia un proyecto que busca «modificar la barrera sanitaria más allá del conglomerado Neuquén, Plottier y Centenario», una medida que no afectaría a los productores ganaderos de su provincia, por cuanto en su mayoría están relegados a la cordillera y su capacidad de producción no alcanza a abastecer a los principales conglomerados urbanos. Su propuesta de llevar la barrera más al sur de su ubicación actual -coincidente con el curso del río Colorado- «desalentaría el contrabando, colaboraría en las economías familiares y mejoraría la nutrición de la población», vaticinó.

En sus fundamentos, Muñoz destacó que la medida cuenta, como es fácil suponer, con el apoyo tanto del gobierno pampeano como de la Asociación Agrícola Ganadera de nuestra provincia.

Desplazamiento.
«El nos contactó por primera vez el año pasado y nos comentó su propuesta», contó ayer a LA ARENA el presidente de la AAGLP, Marcelo Rodríguez. «En su momento habló con Víctor Tapié (entonces presidente) pero después no se volvió a comunicar. Hasta que hace dos semanas lo volvió a llamar a Víctor y le dijo que iba a andar por acá (por La Pampa) y quería reunirse con nosotros».

El encuentro se concretó la semana pasada y allí las partes intercambiaron ideas y propuestas, todas coincidentes en que el proyecto sería beneficioso para casi todos.
«Nos planteó que quería tener la opinión de la Asociación, porque su idea no era eliminar la barrera sino desplazarla hacia el sur, hacia Zapala. Esto significa incluir a los mayores conglomerados de esa zona, que es la ciudad de Neuquén y el Alto Valle del Río Negro».
«Nos contaba que la gente de la zona ya no consume carne y que la gente se olvidó de lo que es comer asado», recordó Rodríguez. «El kilo de asado está a 1.200 pesos», graficó Rodríguez, para ponerle números a esa asimetría.

«Nos conviene».
Cuando sus interlocutores pampeanos le preguntaron por la repercusión dentro de su provincia, Muñoz les aseguró que «los que hacen ganadería en Neuquén son pocos y de esos pocos, la mayoría está entre Zapala y la Cordillera. Y lo que tienen es mayormente vaca Hereford».

«A nosotros nos conviene, nos favorece, estamos totalmente de acuerdo», refrendó el dirigente agropecuario. «Es una idea que amplía mercados, que nos permite entrar con nuestra carne a Río Negro y Neuquén», puntualizó.

Rodríguez recordó que la implementación de ese límite sanitario impactó fuertemente en nuestra provincia, y el ejemplo cabal es el frigorífico de General Acha, «que no pudo aggiornarse, reacomodarse, y ya sabemos lo que pasó».
«Si esto se pone en práctica, es un muy buen inicio. El próximo paso podría ser mandar hacienda en pie y que los cortes los manejen los frigoríficos», consideró.

Marca propia.
Rodríguez, que asumió hace un mes como nuevo presidente de la AAGLP, comentó que están gestionando una reunión con los nuevos dueños del frigorífico Carnes Pampeanas, a fin de intercambiar ideas.

Saludó la definición que dio el gobernador Sergio Ziliotto de aumentar la carga de ganado de la provincia y comentó el apoyo de la entidad a la creación de la marca La Pampa, como un símbolo de identidad de los productos pampeanos. «Es algo que nos da vuelta a nosotros, una buena idea para agregarle a nuestra producción», reiteró.