Inicio Agro Procesan casi 10 mil toneladas de harina

Procesan casi 10 mil toneladas de harina

INDUSTRIA MOLINERA: LA PAMPA INDUSTRIALIZO EL 1,3% DE 753.140 TONELADAS DE TRIGO

La industria molinera en la provincia crece lentamente en la producción total industrializada. Hay instalados cuatro molinos harineros, que en conjunto tienen una capacidad de molienda de casi 10 mil toneladas.
JUAN JOSE REYES
Según la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) y el Ministerio de Agricultura, La Pampa solo industrializa el 1,3% de su producción triguera, que en la campaña 2020/21 trepó a 753.140 toneladas. Ya sea en harina de trigo o candeal y otros, los molinos harineros procesaron 9.765 toneladas. La capacidad de procesamiento industrial diaria de farináceos es baja, ya que se elaboran 8.196 de harina «triple cero»; 1.483 «cuatro ceros»; 84 de «semitin» y el restante de subproductos panificados como el salvado. Los molinos harineros pampeanos más importantes son cuatro y dan trabajo a la fecha a 2.156 operarios.
La industria molinera en la provincia crece lentamente en lo que refiere a la producción total industrializada. Hay instalados actualmente 4 molinos harineros que en conjunto tienen una capacidad de molienda en lo que va de la campaña de casi 10 mil toneladas, el 2,46% de la capacidad nacional procesada que llego a 395.943 ton. Quienes industrializan la mayor parte de la harina procedente del trigo pampeano son empresas extra provinciales, es decir los oligopolios molineros como y Lagormasino SA; Morixe SA, Alberti SA, Molino Argentino y Balatón SA.

Un gran futuro.
El Ministerio de Agricultura y Ganadería dio a conocer el mes pasado los resultados finales de la campaña triguera 2020/21 en La Pampa. Se sembró un total de 360.600 hectáreas y se cosecharon 356.600, con una producción de trigo de 780.510 toneladas del cereal con un rinde de 2.189 kg/ha. Se destacó sobremanera el departamento Guatraché que lideró la producción con 135.520 toneladas, seguida de Atreucó con 83.000 y Capital con 81.840. El aumento respecto de la campaña anterior fue del 105% con un precio internacional en Chicago de 221 dólares. Se participó con el 4,42% de la producción nacional que llegó a 17.659.410 toneladas, de los cuales casi 10 millones fueron de la provincia de Buenos Aires. Fue una muy buena campaña provincial pues mejoraron los perfiles húmedos de los lotes con respecto al año anterior. Pero es importante recordar que el récord fue obtenido en la campaña 1997/98 con 1,29 mill/ton seguida de 1982/83 con 1,1 mill/ton y 1984/85 con 1.028.000 toneladas. Sobre un área sembrada de 352.00 hectáreas fueron cosechadas 349.000 con una producción total de 753.140 toneladas y un rendimiento de 2.158 kilogramos por hectárea. En la actualidad, el trigo pan se comercializa en el Mercado de Chicago en 225 dólares FOB; en el Matba en 218 dólares FOB; en los disponibles en 2.140 pesos (FAS) y en el Mercado de Chicago, posición enero, a 227 dólares la tonelada.

Industria farinácea local.
Según el Código Alimentario Argentino, las principales harinas son las 0000, 000 y 00 respectivamente. En promedio los molinos de harina de trigo obtienen cada 100 kilogramos de trigo: 50 kilos de harina «000» y 25 kilos de harina «0000», esta última con la mayor cotización por la contención de menos cenizas que las tres y dos ceros, pues es la más adecuada para la elaboración de productos de pastelería fina, pastas frescas y discos de masa, y en consecuencia es la más demandada.
Los diferentes molinos que se encuentran dentro de la provincia son cuatro y ellos están ubicados en Jacinto Arauz (Molisud) con una capacidad de molienda de 45.000 tn/año, Casa Alarcia ubicado en la localidad de Macachín con una capacidad de molienda de 30.800 tn/año; Molino Don Antonio SA en General Pico con una capacidad de molienda de 26.000 Tn/año y finalmente el mayor de todos es el Molino Harinero Cargill ubicado en la localidad de Realicó, con una capacidad de casi 60.000 tn/año. Si bien la provincia tiene una capacidad de acopio de trigo de 919.680 toneladas, una buena parte de ese almacenamiento se los destina a otros cereales. La realidad indica, según fuentes provinciales, que la capacidad de procesamiento de los molinos locales llega a las 988 toneladas diarias. Sin embargo, fue bajo el procesamiento. Para la campaña pasada se superaron las 164.000 toneladas año calendario. De ellas, 8.196 toneladas anuales son de harina 000; 1.483 de la 0000; 84 de semitín de trigo y las restantes de salvado de trigo. Lo que se viene para la campaña 2021/22 podría ser récord absoluto de producción, por tanto se espera un crecimiento del procesamiento molinero. Del total de producción de harina, dos molinos colocan una proporción baja de su producción de baja proteína (entre el 8 y el 20%) en La Pampa, y el grueso lo venden en otras provincias. El molino restante vende alrededor del 50% aquí. En cambio, el de mayor producción destina todo a la fábrica de galletitas de Bagley, ubicada en la localidad de Villa Mercedes, provincia de San Luis.

Cadena agroalimentaria triguera.
El complejo triguero aquí está conformado por un conjunto de etapas y agentes que engloban a la producción de semilla, la producción primaria, los diferentes circuitos de comercialización interna y externa del grano de trigo, la industria de transformación (molienda), la industria de segunda transformación (panaderías, elaboradoras de pasta, de galletitas, otras), los canales de distribución interna (mayoristas y minoristas), y los canales de exportación de harinas. La calidad necesaria para producir harinas 3 y 4 ceros requiere un trigo sano, seco y limpio, con un alto peso hectolítrico, buen rendimiento y de características uniformes a través del tiempo. En nuestro país los productos farináceos derivados del trigo son considerados bienes inferiores, lo que significa que su consumo es inversamente proporcional al ingreso de las familias (a menor ingreso hay mayor consumo). El consumo total de la provincia, en base al número de habitantes (342.000) y al consumo promedio de 82 Kg. /hab./año, es de 24.600 toneladas por año, es decir aproximadamente el 15% de lo procesado. Según el INTA, La Pampa tiene para sí entre el 2,5 y el 3% de la molienda nacional dentro del esquema agroalimentario, mediante la industrialización del 51% como pan francés, 22% de otros productos panificados artesanales, 8% pastas secas, 8% fraccionada, 7% galletitas y 4% el denominado como pan industrial.