Inicio Agro Producción de trigo pampeano duplicó rinde del año pasado

Producción de trigo pampeano duplicó rinde del año pasado

FUE DE 2.189 KILOS POR HECTÁREA. EN LA CAMPAÑA 2019-20 HABIA BAJADO A SOLO 1.319

La campaña triguera 20/21 dio en 356.600 hectáreas cosechadas una producción total de 780.510 toneladas, con un rinde de 2.189 kilogramos por hectárea, superando en más del doble a la campaña anterior (380.970 toneladas en 288.800 hectáreas, con un rendimiento de 1.319 kg/ha).
JUAN JOSÉ REYES

El Ministerio de Agricultura y Ganadería dio a conocer oficialmente los resultados finales de la campaña de triguera 2020/21 en la provincia de La Pampa. Se sembraron un total de 360.600 hectáreas y se cosechó en 356.600. La producción de trigo total fue de 780.510 toneladas del cereal, con un rinde de 2.189 kilogramos por hectárea.

Estos son datos claves para la exportación y la molienda provincial. Se destacó sobremanera el departamento Guatraché que lideró la producción con 135.520 toneladas, seguida de Atreucó 83.000 y Capital 81.840. El aumento respecto de la campaña anterior fue del 105% con un precio internacional en Chicago de unos 215 dólares.

Nuestra provincia participó con el 4,42% de la producción nacional que trepó hasta los 17.659.410 toneladas, de los cuales casi 10 millones correspondieron a la provincia de Buenos Aires. Si bien fue una muy buena campaña provincial pues mejoraron notablemente los perfiles húmedos de los lotes con respecto al año anterior.

Pero es importante recordar que el récord fue obtenido en la campaña 1997/98 con 1,29 mill/ton seguida de 1982/83 con 1,1 mill/ton y 1984/85 con 1.028.000 toneladas. Los demás datos de producción, hectáreas cosechadas y rendimientos de los últimos diez años pueden observarse en el cuadro anexo.

Mejora climática.
La muy buena cantidad y tamaño de las espigas por metro cuadrado gracias a las lluvias del último trimestre del año fueron muy efectivas para revertir un panorama que no era de los mejores y apuntaba a ser similar a la recolección muy baja del año anterior.

Otras regiones con buena producción fueron los departamentos Conhelo con 74.520 toneladas, Toay 62.600; Chapaleufu con 77.000; Catrilo 54.000; Hucal 49.000; Maraco 43.250; Realico 35.360 toneladas. En cambio en algunos sectores ubicados en los distritos centro y sur de La Pampa debido a la buena humedad en piso se reportaron algunos casos de lotes cosechados con granos chuzos a pesar que las condiciones climáticas de la época fueron buenas.

La presencia de fusarium (hongo que es capaz de sobrevivir en agua y en tierra por mucho tiempo ya que se alimenta de materiales en descomposición) afectó en menor medida que la campaña anterior por tanto no hubo tanta reducción en el rendimiento del cultivo con bajo peso hectolitrito que ocasiona reducción del rendimiento y afectando al grano, el cual queda arrugado y liviano. Pero así la campaña fue la segunda mejor de la última década.

Exportación y molienda
En nuestra provincia la mayor concentración para la cosecha de trigo se dio entre los días 10 y 30 de diciembre, más allá que en la zona norte de la provincia (básicamente los departamentos de Maracó y Chapaleufú) junto a Guatrache y Capital la cosecha comienza a ser levantada de mediados de noviembre en adelante, en contraste con la zona sur que
se levanta de mediados de diciembre en adelante. Esta diferencia temporal de recolección en favor de la zona norte (37 días aproximadamente) se da fundamentalmente por factores climáticos (más calor en zona norte) y por amplitud horaria.

En los meses de enero y febrero tradicionalmente los valores esperados para las exportaciones argentinas son bastante lentas y con tendencias a la baja ya que en esta estacionalidad se especula con la baja de precios ante el ingreso de la cosecha que se inicia con el trigo y continua en los meses de abril y mayo con el maíz, sorgo y girasol para culminar tiempo más tarde con la soja. La situación del trigo a nivel mundial, continúa siendo más ajustada que la campaña anterior (llegó a los 240 dólares).

Situación adversa.
La situación del trigo a nivel mundial sigue siendo adversa, dado que la relación insumo/producto sufrió un deterioro del 8% debido a que su precio no se incrementó en la misma medida que los demás cultivos (soja y maíz), y los insumos se encarecieron en dólares. El ejemplo más claro de esto es la urea, ya que en febrero de 2021 se requirió 23% más de trigo para comprar la misma cantidad que un año atrás. Además, prevé un aumento de las exportaciones de más de 9%, con un ingreso por derechos de exportación con alzas de más de 25% interanual.