miércoles, 18 septiembre 2019
Inicio La Arena del Campo Retenciones: campos pampeanos pagaron U$S 163 millones

Retenciones: campos pampeanos pagaron U$S 163 millones

EXPORTACIONES DE SOJA, MAIZ, TRIGO, GIRASOL Y CEBADA

Según la Secretaría de Agroindustria y la Cámara de Exportadores de la República Argentina, en base a datos de la AFIP, las exportaciones de granos de La Pampa le dejó al fisco nacional 163 millones de dólares (7.500 millones de pesos).
Juan José Reyes
La campaña 2018/19 fue récord histórico de producción en La Pampa, ya que superó por vez primera los 4 millones de toneladas entre los cinco principales granos. Si bien los precios en los mercados externos no fueron de los mejores, la historia regional da cuenta que con un dólar más caro siempre tuvo en el campo color verde esperanza, aunque como siempre con una presión fiscal insostenible.
Las retenciones a las exportaciones fueron introducidas en 2002, se sostuvieron, bajaron y hasta cambiaron la forma de calcularlas, siembre con el objetivo de financiar el gasto público. Con los cambios introducidos en septiembre de 2018 el campo pampeano cada día paga más de estos aranceles a la exportación. La política oficial llevada adelante de mega-devaluar la moneda, genera una transferencia de ingresos mayúscula hacia ciertos sectores de la actividad económica, en particular los agroexportadores y los Bancos.
Considerando el caso de la soja, el cultivo más difundido, encontramos que la campaña 2018/19 se encarará a un valor del dólar un 115% más alto nominalmente que el que regía al momento de sembrar la campaña 2017/18 (tipo de cambio pasó de $17,5 a $38 por dólar).

Se vienen a porcentaje.
Más allá de que hace unos días el presidente de la Nación Mauricio Macri lo desmintió (ya lo hizo anteriormente con la soja y no cumplió), las versiones que surgieron con mayor fuerza durante las últimas horas señalaban que el Fondo Monetario Internacional (FMI) había pedido volver a un esquema de retenciones por «porcentaje», donde en el caso del cálculo de las retenciones de 4 pesos por cada dólar exportado (cuando el dólar estaba a $30), se instrumentaría un margen fijo del 10%, y en el caso de la soja de un 30 por ciento. Y de esa manera evitar que una suba del tipo de cambio «no se traduzca» en mayores ingresos por ese gravamen.
Si bien las versiones fueron desmentidas no solo por Macri, sino también desde la Secretaría de Gobierno de Agroindustria -a cargo de Miguel Etchevehere- y del jefe de Gabinete de dicha Secretaría, Santiago del Solar, pidieron una reunión con las entidades agropecuarias para trasmitirles tranquilidad, pero pocos les creen.
La campaña récord que se viene (145 millones de toneladas y casi 5 millones en La Pampa) mantienen en vilo a los productores. Es más, se ha incrementado en un 25% el ingreso de camiones a los puertos (Rosario e Ingeniero White en Bahía Blanca) ante esta inminente posibilidad de cambios.

Espera un año perfecto.
Se estima que el campo y la agroindustria del país aportarán $230.000 millones a las arcas del Estado en lo que resta de 2019 en concepto de derechos de exportación (DEX), estiman en la Bolsa de Cereales. En La Pampa se espera que suba de 7.500 a 8 mil millones por un crecimiento de un 20% aproximado en la producción sojera. De concretarse tal proyección, los ingresos al fisco desde nuestra provincia serían de 2.500 millones de pesos y de 142.000 millones de pesos respecto a lo recaudado el año pasado, cifra que representa 40% del déficit primario de dicho año y 60% del estipulado para el presente.
Pero sin dudas que el aumento en los derechos de exportación al complejo oleaginoso (establecidas en torno al 28% en total) dispuesto el año pasado y la aplicación de nuevos DEX al trigo y maíz (10%) es un aporte adicional del campo. Para obtener dicha cifra, la entidad tomó un tipo de cambio promedio de $46 por dólar y computando los posibles despachos de exportación entre enero y diciembre de este año. Todos los indicadores dan cuenta que con la super cosecha de trigo en La Pampa de casi 900 mil toneladas y el récord que se viene en soja (1,5 millones de toneladas y en maíz con dos millones) la productividad del campo pampeano seguirá en alza. Luego de que se termine la cosecha en todos los cultivos para la nueva campaña se infiere una tendencia muy positiva habida cuenta de que, si bien los niveles de humedad de los suelos, no son homogéneos en toda nuestra superficie la producción crecerá muy fuerte.
Si bien es difícil, en el cuadrángulo noreste de La Pampa, donde somos más competitivos, el poroto se soja, pellets y semillas puedan continuar generando mucho más ingresos de divisas (520 millones de dólares rurales en cuatro meses de 2019).