Inicio La Arena del Campo Trabas al transporte de carga

Trabas al transporte de carga

CORONAVIRUS: TEMOR DE MUNICIPIOS A LA PROPAGACION DEL VIRUS

La entrada de camiones a los puertos cerealeros en Santa Fe se derrumbó un 60 por ciento como consecuencia de las diferentes medidas que los gobiernos provinciales y municipales tomaron para frenar el contagio dentro de sus territorios, entre ellos, la prohibición del paso de los vehículos de carga.

El avance de la pandemia del coronavirus (Covid-19) por toda la Argentina motivó a los gobiernos provinciales y a los municipios tomar diferentes medidas, algunas antipáticas, para evitar el contagio masivo dentro de sus territorios: una de ellas fue impedir el ingreso y circulación de vehículos, hasta los de transporte de carga, pese a que están exceptuados de acatar la cuarentena obligatoria que dictó Nación.

Esto tuvo un fuerte impacto en el campo, especialmente en la actividad agrícola, ya que tanto el acopio como el transporte de granos a las fábricas y las terminales portuarias cerealeras del Gran Rosario se vieron afectadas: cayó el ingreso de estos vehículos en un 60 por ciento.

Así lo confirmó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) y obedece, según fuentes del mercado, a dos factores: además de las trabas en algunos municipios a la circulación, se debe a que en varias localidades los transportistas decidieron limitar los viajes a los puertos. Además, desde el lado de las empresas se redujo los cupos para el ingreso de mercadería.

De acuerdo a los datos de la BCR, entre el 9 y el 15 de marzo entraron a las terminales portuarias 26.805 camiones. Luego, entre el 16 y el 22 lo hicieron 18.484 vehículos y en lo que va de esta semana, con la cuarentena en marcha, fueron 10.997 camiones.
De esta manera, considerando estas últimas semanas el ingreso de camiones se achicó en un 58,9%, es decir más de 15 mil vehículos menos. En el sector descuentan que esto tendrá un impacto cuando se conozca la liquidación de divisas de marzo.

Llamado de atención

Ante este escenario, las autoridades de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA), de la Cámara de Puertos Privados y Comerciales y del Centro de Exportadores de Cereales denunciaron que en más de 80 municipios del país se prohibió la circulación de camiones con productos esenciales para la producción de alimentos.

«Municipios impiden la circulación de transporte de granos, subproductos e insumos agrícolas para la producción nacional de alimentos y exportación», advirtieron los referentes del sector.

Las localidades que presentan trabas para el desarrollo de esta actividad agraria son de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires, Catamarca y Formosa, indicaron los denunciantes, aunque remarcaron que «la lista se modifica permanentemente» por las disposiciones cambiantes de las autoridades de cada región respecto a las medidas de restricción para evitar la propagación del coronavirus.

Según contaron desde la entidad, «todas las terminales de los 22 puertos de granos y subproductos están operando con los protocolos de prevención incluyendo toma de temperatura a distancia de todos los transportistas». «Se están adaptando los lugares de aseo y descanso para evitar contactos. También se redujo el número de cupos diarios y se está trabajando con criterios de mayor flexibilidad», agregó.

Desconocimiento

La situación en la provincia de La Pampa es totalmente diferente a las de otros distritos. Según explicó a LA ARENA DEL CAMPO el gerente de Gente de La Pampa, Tomás Lorda, estas trabas no se observan en el territorio provincial. «En los primeros días del inicio de las cuarentena, más que nada por el desconocimiento de la normativa, tuvimos algunos inconvenientes en el transporte pero fueron menores», destalló Lorda, quien destacó que con el pasar de los días «se fue normalizando» todo.

Por otro lado, fuentes del sector agrícola pampeano admitieron que las actividades agroganaderas están viendo el impacto a causa de la implementación del aislamiento obligatorio y el parate de la economía.

Sin operaciones

En este marco, las municipalidades santafesinas de San Lorenzo y Puerto General San Martín avisaron a las autoridades nacionales que no dejarán operar a ningún buque no cumpla cuarentena de 14 días. Frente a esta posibilidad, fuentes del sector explicaron que en el caso de ejercer alguna acción que interrumpa la carga de algún buque, les cabría una denuncia penal de la Gobernación a todos los municipios y comunas que no permiten la libre circulación, publicó el sitio Agrofy.Según indican, esta decisión está en línea con la carta que ambos mandatarios firmaron junto a representantes de gremios de actividades marítimas y portuarias, en la que pidieron al Gobierno Nacional extremar los controles en los buques que llegan a los puertos de la región en el marco de la pandemia de coronavirus.

«Pedimos de manera inmediata que se haga eco y cumpla la resolución presidencial de Emergencia Sanitaria acerca de pandemia mundial Covid 19 que estamos atravesando. A los buques provenientes de países considerados de alto riesgo de contagio, cuya navegación sea inferior a 14 días, solicitamos respetar la cuarentena», plantea el escrito elevado a la subsecretaria de Calidad, Regulación y Fiscalización del Ministerio de Salud de la Nación, Judit Bazán.

Garantizan circulación vehicular

El Gobierno nacional, la petrolera YPF, la Federación de camioneros y las cámaras del sector del transporte de carga se comprometieron este viernes a garantizar las condiciones logísticas de los camiones para que presten servicio y puedan abastecer al país durante la emergencia sanitaria. El compromiso fue firmado por los ministros de Transporte, Seguridad y Agricultura y funcionarios de las áreas de Salud e Interior, con las autoridades de YPF, del gremio camionero y de las cámaras empresarias Fadeeac, Faetyl y Catac.

«Estamos generando las condiciones para que se pueda seguir trabajando en la Argentina y que pueda seguir la actividad económica», sostuvo el ministro de Transporte, Mario Meoni. El acuerdo tiene por objetivo persuadir a los municipios que estos días decidieron bloquear sus accesos y principales arterias de circulación en el marco de medidas unilaterales destinadas a morigerar el avance del coronavirus.
El problema fue que estos cortes impiden la circulación de camiones que transportan materias primas y alimentos, con lo que se puede generar desabastecimiento.
«Queremos que los trabajadores puedan trabajar en las condiciones esenciales que se requieren para cuidar su salud en primer lugar, pero también teniendo en mente que son imprescindibles para poder proveer al resto de la ciudadanía de los elementos básicos», dijo Meoni. El entendimiento apunta a «lograr las condiciones de trabajo a los transportistas y garantizar la continuidad de los servicios de distribución en todo el país», informó esta tarde el Ministerio de Transporte.

Consultado por Télam, el presidente de la Federación Agraria, Carlos Achetoni, saludó el acuerdo alcanzado para garantizar la circulación de los camiones con materias primas. «Creo que es una buena medida que va en la dirección de lo que pedíamos, que cuiden a los transportistas y les permita proveer al país y al mundo», dijo el dirigente ruralista.

El acta común determina la intervención del Gobierno, articulando el trabajo de fuerzas de Seguridad y los ministerios de Transporte, Salud, del Interior y de Agricultura. (Télam)