Inicio La Arena del Campo Un dilema para el campo

Un dilema para el campo

TRANSPORTE: EN LA PAMPA HAY 6.200 CAMIONES REGISTRADOS

Según un informe de FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina), de cada 100 camiones que se movilizan a lo largo del territorio pampeano, 52 son utilizadas por los productores del agro pampeana para trasladar sus productos.
Juan José Reyes
El autotransporte de carga en La Pampa se hace a través de 6.201 camiones registrados sobre un total de 12.510 unidades. Hay que incluir en ese vasto mercado de transporte rural a 6.442 acoplados y 822 casillas al servicio del productor a través de distintas empresas y servicios dedicados a carga rural transportada. Se estima además que 25.623 camionetas sobre un total de 44.715 se utilizan en toda la región pampeana.
Uno de los puntos que presenta mayores interrogantes en cuanto al futuro de la producción agropecuaria de aquí para 2020 refiere a la movilización de crecientes volúmenes de mercadería, lo cual implicará contar con un sistema de cargas acorde con estas, un transporte ágil, eficiente y de costo reducido con menor impacto en la ecuación económica del productor que deja millones de dólares por el camino por falta de logística municipal, provincial y especialmente nacional.

Mapeo.
En la provincia el 80% de la producción agrícola se transporta en camión y el restante 20% a través de Ferro Expreso Pampeano en el norte provincial General Pico, Ceballos y Catriló. Por lo cual se transportan vía ruta, contando idas y vueltas, alrededor de 4,1 de las 5,2 millones de toneladas de la producción anual de granos pampeanos durante la campaña 2018/19.
Cada camión lleva 28 toneladas, lo que suman unos cinco mil viajes para llevar granos de un lugar a otro. Este dato se deriva de cálculos surgidos del Plan Federal de Transporte, elaborado por el Ministerio de Transporte el año pasado, el cual constata que la distancia media recorrida por los fletes de granos es de 576 kilómetros. En otras palabras, cada $1.000 que produce el campo, $145 se gastan en el transporte en camiones.
Este mapeo de traslados de la producción agrícola lleva a replantear tanto el sistema de traslados en La Pampa como en nuestro país como la reformulación del sistema productivo, ya que obliga a pensar en el agregado de valor en origen y a una mayor industrialización regional.
Si tomamos un ejemplo, como el del traslado de maíz y soja desde el cuadrángulo noreste de La Pampa hacia el puerto de Ingeniero White en Bahía Blanca e inclusive al de Necochea, los cuales tienen un recorrido promedio de 434 km. Estos costos son cada vez mayores y la pérdida de competitividad de nuestra producción con el mundo cada día mayor.
Por ejemplo, cada 100 camiones de maíz que salen del norte provincial, 26 se gastan en fletes. El transporte se lleva el 26% de cada tonelada de maíz. En el caso de la soja, se gastan 16 camiones de cada 100.

Vías colapsadas.
En función de ello la ONG Producir Conservando ve dos perspectivas de las futuras necesidades de transporte por zona de acuerdo a los conceptos de flete largo y corto. En el primero de ellos se considera la movilización de mercadería desde los acopios en campaña a las industrias procesadoras y puertos.
Como se explicó con anterioridad, con una participación del 80% de la modalidad camiones -el 20% restante va por tren de carga- y un tonelaje medio de transporte por unidad de 25 toneladas. La relación de ambas variables (volumen total y capacidad media de cada camión) permite estimar los viajes mensuales a realizar. Considerando los 25 o 30 días de trabajo al mes -según la época del año- se obtuvo la cantidad de viajes probables por día.
En cuanto al segundo punto, tiene que ver con la metodología del cálculo para flete corto (entre la chacra y el elevador de campaña también llamado acarreo). En este caso los volúmenes de ingreso mensual de las cosechas en su conjunto, ajustadas a su equivalente base trigo. El tonelaje medio de cada unidad, se estableció en 30 toneladas y los tiempos de viaje en aproximadamente 6 horas, lo que da un resultado promedio para las épocas de pico de cosecha de 4 viajes diarios.
Las rutas que atraviesan la provincia no son de las mejores. La Pampa aporta más de 1.000 kilómetros de sus rutas para que los camiones y vehículos de carga crucen por nuestra provincia cuando podrían hacerlo por las rutas nacionales. Al creciente deterioro producto del abuso abusivo del transporte de carga, se suma el daño provocado por la emergencia hídrica que se sufrió en 2017, aún no recompuesta.
Al mal estado general de la red vial, se suma el obsoleto parque de camiones de transporte granario provincial estimado en 15 a 20 años. Este deteriorado parque camiones de transporte de granos comparte las rutas con modernos camiones de carga general. Lo concreto es que para el 2025 esta ONG estima que La Pampa transportará por camión 4,5 millones de toneladas, donde más del 60% será maíz y soja y poco menos de 1,5 millones de toneladas por Ferro Expreso. Es decir que en no menos de un lustro nuestra provincia aumentará su producción en 1,8 mill/ ton., de las cuales el 80% serán transportadas por camiones. Hoy es un negocio problemático y caro por innumerables problemas.
El costo de larga distancia según la Catac para un promedio en La Pampa de 600 Km. (Liniers) y 229 Km de Santa Rosa y 337 de General Pico al puerto de Ingeniero White en Bahía Blanca son los siguientes: a enero 2020 hay $11,42 por Km. de mano de obra (20%); $20,69 por Km. de combustible (37%); $3,10 por Km de neumáticos (6%); $9,15 por Km. de costos financieros (17%) y $11 por kilómetro de otros gastos (20%) no incluyendo peajes ni IVA en los insumos utilizados.