Abrieron una mesa de diálogo

TRABAJADORES DE DAGSA FUERON RECIBIDOS EN EL MUNICIPIO

Tras diez días de paro, la Municipalidad de Santa Rosa llamó a una negociación. Se reunieron ayer a la tarde y pasaron a cuarto intermedio hasta hoy. La protesta de la víspera incluyó la quema de neumáticos frente al edificio municipal.
El intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre, decidió abrir una mesa de diálogo con los gremios y los trabajadores de la Dirección de Agua y Saneamiento (Dagsa) con el objetivo de encontrar una salida al extenso conflicto. Las partes se reunieron ayer a las 17 pero nadie se corrió siquiera un poco de sus posturas: la comuna insiste en trasladar a ocho trabajadores y los gremios reclaman que desista de la medida. La negociación pasó a un cuarto intermedio hasta hoy a las 17.
Ayer, la décima jornada del paro por tiempo indeterminado en la Dagsa arrancó con un clima de protesta mucho más elevado que los días anteriores, al punto que los trabajadores municipales, acompañados por la Mesa Intersindical, se manifestaron desde las 10 de la mañana, una vez más frente al municipio, pero esta vez, a los bombos y redoblantes, añadieron la quema de neumáticos. En la protesta también estuvo el secretario general de la CGT Centro Sur, Luis Faggiani.

Sin Altolaguirre.
En ese contexto, la concejala del Frepam Claudia Giorgis se comunicó con el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), Omar Rojas, para mediar entre el Ejecutivo y los gremios en pos de concretar una mesa de negociación donde se sentaran los funcionarios de Altolaguirre, los sindicalistas y delegados de Dagsa junto a ediles del oficialismo y la oposición.
El encuentro se concretó en el despacho del intendente Altolaguirre, pero sin su participación. En cambio estuvieron el viceintendente Jorge Domínguez, el secretario de Obras Públicas, Pablo de Dios Herrero, su par de Cultura, Gabriel Gregoire y los directores de Gobierno, Fernando Pina, Gestión Social, Sandro Martín, y Personal, Juan Armando Weigel.
Desde los gremios estuvieron Rojas (SOEM), Ricardo Valcarcel (UPCN), Darío Caselli (Sipos), Liliana Rechimont (ATE), entre otros.

Retrotraer o no.
Luego de una hora de reunión, las partes acordaron un cuarto intermedio hasta hoy. En ese lapso, los funcionarios consultarán al intendente de la ciudad sobre la propuesta que llevaron los sindicalistas: que la medida se retrotraiga a cero, es decir, que se dejen sin efecto los traslados, para luego iniciar una negociación con cada uno de los trabajadores. “Que la medida se adopte consultando a los compañeros, como debió hacerse desde el principio”, aseguró José Rodríguez, de UPCN, en diálogo con LA ARENA luego de la reunión vespertina.
Los ánimos en la jornada de la víspera estuvieron caldeados, tanto en la manifestación de la mañana, como en la reunión de la tarde. De hecho, durante la asamblea que se realizó frente al palacio comunal, los asambleístas propusieron extender al paro de Dagsa, que ya lleva diez días, al resto de las reparticiones de la municipalidad. Además, corrió el rumo de que la Subsecretaría de Trabajo de La Pampa, iba a dictar la conciliación obligatoria, algo que finalmente no ocurrió.
El conflicto se inició cuando el municipio decidió cerrar la línea telefónica de reclamos de la Dagsa y reubicar a los trabajadores que la atendían en otras reparticiones municipales. La medida, según las autoridades, respondió a la necesidad de concentrar todos los reclamos en un mismo número, el 147. Los gremios afirmaron que la medida fue inconsulta y exigen que se suspendan los traslados.